Pese a que la ANFP descartó algún tipo de homenaje al joven mapuche fallecido el pasado miércoles durante un operativo del Comando Jungla, Camilo Catrillanca, los jugadores de la selección chilena realizaron sus propios gestos en recuerdo del comunero.

Esto, porque sumado al improvisado pero emotivo minuto de silencio que protagonizaron los elementos de ambos equipos, Jean Beasusejour saltó a la cancha con la inscripción de su apellido materno, Coliqueo, de origen mapuche.

La acción del jugador de 34 años no pasó desapercibida y fue elogiada por usuarios de redes sociales.