El entrenador del PSV Eindhoven, que se enfrenta este miércoles en Liga de Campeones a un Barcelona que acude a Holanda con siete bajas, dijo hoy en rueda de prensa que “las lesiones nunca son positivas”, pero que los azulgranas cuentan con un plantel “representativo” de su buen fútbol.

“Si nosotros tuviéramos tantos jugadores lesionados, tampoco estaríamos contentos”, reconoció Van Bommel, que a diferencia del técnico azulgrana, Ernesto Valverde, sí podrá contar con todos sus futbolistas, con la excepción del centrocampista Ryan Thomas, de baja desde agosto.

Van Bommel negó que se plantee usar una táctica diferente a la habitual en el encuentro contra el Barcelona y dijo que “aunque el equipo contrario ataque más, nosotros tenemos que pensar en nuestro propio juego”.

El entrenador se mostró seguro de que los barcelonistas “saldrán a ganar” a pesar de que ya están clasificados matemáticamente para los octavos de final de la Liga de Campeones, pero recordó que sus hombres harán lo mismo.

La pobre trayectoria del PSV Eindhoven en la Liga de Campeones, con un solo punto en cuatro partidos y sin posibilidades de pasar a octavos, contrasta con la excelente temporada que está haciendo en la competición nacional holandesa.

“En la Eredivisie a veces jugamos de una forma mucho más ofensiva en comparación con la Liga de Campeones, donde tenemos que defender mucho más”, reconoció, pero avisó de que aún pueden “alcanzar la Europa League” si salen del farolillo rojo del grupo B y consiguen el tercer puesto.

Preguntado por el centrocampista del Barcelona Arturo Vidal, que probablemente entrará en el once inicial de Valverde, Van Bommel dijo que “es bueno tener un jugador como él en el vestuario” y que sus hombres tendrán que vigilar su juego aéreo, pues “es muy bueno con la cabeza a pesar de su estatura”.