Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Mundo

2 de Enero de 2019

No lleva ni un día: Bolsonaro se va en picada contra comunidades indígenas y LGBTI

Con dos medidas provisorias, el nuevo mandatario de Brasil no perdió tiempo y comenzó a cumplir con las promesas de exclusión que hizo durante su campaña.

Por

Jair Bolsonaro no se hizo esperar y a pocas horas de asumir ya se encontraba publicado en el Diario Oficial su primer decreto: será el Ministerio de Agricultura el organismo encargado de la identificación, delimitación y creación de nuevas reservas indígenas.

Esto significa que estas tierras quedan abiertas para la actividad comercial, como la minería o las industrias forestales, que hasta el minuto estaban prohibidas para resguardar el desarrollo intercultural de las zonas protegidas.

Además, según informó El Desconcierto, la ministra encargada de la cartera de Agricultura es Tereza Cristina Correa, ex congresista que coordinaba la bancada de los propietarios rurales en el Congreso. Ella será quien esté a cargo de asumir estas nuevas funciones que antes eran desempeñadas por la Fundación Nacional del Indio (Funai), organismo que simpre estuvo en constante conflicto con el Ministerio de Agricultura, pues sus políticas han favorecido a los terratenientes y latifundistas por sobre las comunidades.

Si bien esta es una medida provisoria, la cual deberá ser aprobada en 60 días por el congreso, entra en vigencia de inmediato y amenaza con un aumento en la deforestación de la Amazonia, que ya el pasado mes de noviembre alcanzó su nivel más alto en 10 años, según consignó la plataforma Euronews.

Otra de las polémicas del recién asumido fue la firma de una medida provisoria con fuerza inmediata de ley, sin participación del legislativo, en la que se eliminan todas las referencias a la comunidad LGTBI en los organigramas de los ministerios y en las directrices de protección de los derechos humanos.

En estos escritos quedó estipulada la promoción de derechos humanos para mujeres, adolescentes, niños, juventud, ancianos, personas con discapacidad, población negra y minorías étnicas, sociales e indígenas. Todo rastro de inclusión de los géneros no binarios fue borrado de estos documentos por un Bolsonaro que, ya en su campaña, había dicho que le quitaría todos sus derechos a la comunidad LGTBI.

Notas relacionadas