Licitación de mediaciones familiares: acusaciones de corrupción y faltas graves a la probidad

Los Centros de Mediación Familiar nacieron en 2005 para ayudar a las familias a resolver sus conflictos sin necesidad de involucrarse en largos y costosos procesos judiciales. Los mediadores facilitan acuerdos en temas como pensiones alimenticias, cuidado personal de los hijos (tuición) y régimen de visitas, sin costo para los involucrados, por lo general, personas en proceso de separación.

Tras la publicación del reportaje de The Clinic, titulado “Licitación de mediaciones familiares: acusaciones de corrupción y faltas graves a la probidad”, el Ministerio de Justicia envió una declaración a este medio.

El texto señala que “el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, el 15 de enero pasado, esto es, en forma previa al reportaje de The Clinic, ordenó instruir un sumario para detectar eventuales irregularidades relacionadas al sistema de mediación familiar. Para ello designó un fiscal especial para investigar con el mayor celo y celeridad posibles”.

A continuación precisaron que “los resultados de dicho sumario permitirán determinar las eventuales responsabilidades administrativas de las personas que resulten implicadas.

Desde la cartera de Justicia, añadieron que “una vez finalizado el sumario y si así lo amerita, se pondrán los antecedentes en conocimiento del Ministerio Público y/u otras instituciones pertinentes”.

Finalmente indicaron que “Este Ministerio reafirma su constante búsqueda de transparencia y probidad en todos los procesos que son de su competencia”.