La diputada de Revolución Democrática, Maite Orsini, aseguró a radio Duna que no estaba completamente convencida de que Ricardo Palma Salamanca fuera el verdadero responsable de la muerte del ex senador Jaime Guzmán. Palabras que no le gustaron nada a la presidenta de la UDI, Jacqueline Van Rysselberghe.

“Me parece de un doble estándar espantoso esa aseveración, la duda razonable se genera cuando juzgan a uno de ellos y no a los otros”, dijo en radio Duna.

La timonel aseguró que la diputada del Frente Amplio “está empezando a validar la violencia como elemento político (…) ellos consideran que tienen la autoridad moral para decir contra quiénes se puede usar la violencia. Yo lo considero peligrosísimo”.

También se refirió al episodio en cuando Orsini y Boric se reunieron con él en Francia: “Acá no es algo aislado sino que es sistemático de un grupo político. Van a ver a una persona que se escapó de la cárcel (…) es un asesino condenado, rompió las leyes chilenas, y se van a tomar un café con él cuales turistas en París”.

Además agregó que “si esto hubiese sido al revés, si hubiera escapado una persona condenada por una desaparición en el tiempo del gobierno militar, habría ardido Troya y nos hubiesen acusado ante los organismos internacionales”.