El fiscal Roberto Garrido, a cargo de la investigación en el caso de Camilo Catrillancia, conversó con El Mercurio y aseguró que la indagatoria a avanzado “conforme a lo que se había planificado para presentar la acusación dentro de los plazos fijados”.

“Lo que tenemos en este momento es un avance en cuanto a la pericia de la trayectoria de la bala, se han realizado peritajes de carácter químico, planiamétricos, fotográficos. Y espera tener conclusiones definitivas dentro de dos meses”.

Según él, de acuerdo a todos los antecedentes y pericias realizadas es que “no existió una agresión previa de los funcionarios de Carabineros, no existió una causa que justificara el uso de las armas de fuego, y tampoco que se disparara contra los ocupantes del tractor y que, producto de esta acción, un impacto balístico diera muerte a Camilo Catrillanca, y que es hecho sería imputable como delito de homicidio a los funcionarios del Gope”.

Declaración que descartaría la tesis de la defensa de los formalizados que apunta a que Carabineros lanzó tiros disuasivos al tractor manejado por el comunero mapuche.

Desde la muerte de Catrillanca, ocurrida el pasado 14 de noviembre, la investigación suma ocho formalizados: dos por homicidio y seis por obstrucción.