Lorenza Izzo relata qué significa ser una diva europea que llegó a Hollywood en los 60 en la nueva película de Tarantino

La actriz chilena interpreta a la esposa de Rick Dalton (Leonardo Dicaprio) en “Once upon a time in Hollywood”. Es la única latina en un elenco lleno de estrellas como Brad Pitt, Al Pacino y Margot Robbie. Acá, cuenta como es trabajar en la nueva película del director Quentin Tarantino.

Sophia Loren, Brigitte Bardot y Gina Lollobrigida fueron la inspiración de la actriz chilena Lorenza Izzo para representar a la diva europea que está casada con el personaje de Leonardo DiCaprio en la nueva película de Quentin Tarantino, “Once Upon a Time in Hollywood”.

“Francesca Cappuci es una mujer deliciosa de interpretar”, dice la única latina en un elenco lleno de estrellas como Brad Pitt, Al Pacino y Margot Robbie, entre otros.

La actriz de 29 años asegura que el papel que se podrá ver en los cines chilenos en un mes más (el 22 de agosto) es una de esas mujeres que “llaman la atención en cuanto llegan a un lugar y su energía se toma todo el espacio”.

Cappuci es la esposa de Rick Dalton (Leonardo DiCaprio), cuyo mejor amigo es su doble de acción Cliff Booth (Brad Pitt). La cinta recrea la meca del cine entre 1967 y 1969 a través de la amistad de los personajes masculinos.

“No es alguien de la vida real, sino un personaje creado para reflejar a las divas europeas que llegaron a Hollywood en los 60“, explica la chilena.

Pero, en su opinión, esa actriz italiana que “disfruta la vida al máximo” tiene las características de los personajes femeninos del director de “Pulp Fiction” y la saga “Kill Bill”, “fuertes y que ofrecen una visión de una mujer poco tradicional”.

De haberse quedado en Chile, su carrera habría sido más tradicional. Su mamá es Rosita Parsons, una modelo chilena que pasó de las pasarelas a crear una de las empresas de modelaje más reconocidas del país.

Sin embargo, escogió el empedrado camino de una actriz latina en Hollywood, tras trabajar con Nicolás López en las cintas “Qué pena tu boda” y “Qué pena tu vida”, su internacionalización fue en 2012 con “Aftershock”, también dirigida por López y producida por el también actor y guionista Eli Roth, quien fue su marido durante cuatro años.

Ya asentada en Los Ángeles, protagonizó las películas de terror “The Green Inferno”, “Knock Knock” y “The House With Clocks In Its Walls”.

“La gente que está acostumbrada a verme en el género de terror se va a sorprender con Francesca”, admite Izzo. “Fue maravilloso poder adentrarme en esa era tan poderosa en Hollywood, desde la parte superficial de la moda y el maquillaje, hasta la manera en la que las mujeres se abrían sus espacios”.

Para Izzo, una de las cosas que más le llamó la atención del proyecto fue “la forma en la que Quentin profundizó en todos los cambios sociales que se gestaron en esa época y los vistió con música e imágenes icónicas”.

La actriz define la experiencia de trabajar con dos de los grandes “monstruos” del cine como DiCaprio y Pitt como “una de las más fáciles” de su carrera.

“Lo más complicado fue lidiar con los nervios y las expectativas, pero una vez en el set todo fue sencillo. Son actores muy profesionales, muy preparados”, explica.

Para hablar de Tarantino usa palabras como “mago” y “magistral” a la vez que presenta al director como un hombre siempre abierto a revisar su obra.

“El rol de Francesca estaba perfectamente definido en el guion. Redondito y listo para meterse en él, pero Quentin de repente me veía haciendo un gesto y me decía ‘eso lo tiene que hacer Francesca’. Fue un lujo y un aprendizaje importante trabajar con él”, asegura.

Sin embargo, Izzo rechaza que “Once Upon a Time in Hollywood” represente un parteaguas en su carrera. “Obviamente no voy a minimizar lo que es estar en una película así, pero yo llevo muchos años preparándome y trabajando. Es algo importante, pero no va a cambiar mi camino”.

Esa trayectoria incluye también trabajar detrás de las cámaras, y el próximo año se estrenará “Women Is Losers”, dirigida por Lissette Feliciano, la primera película en la que fungió como productora y que también protagonizó.

Además, ha comenzado a explorar otros géneros. Ya filmó una comedia para los estudios Amazon, todavía sin título y dirigida por la mexicana Catalina Aguilar Mastretta.

Eso, sin abandonar el terror. Su nuevo proyecto es la serie de televisión creada por John Logan “Penny Dreadful: City of Angels”, en la que actúan además Natalie Dormer (“Game of Thrones”) y la mexicana Adriana Barraza (“Babel”).

 

The Clinic Newsletter
Comentarios