Imperdible: Recetas caladas de Don Tinto

Fotos: Emilia Rothen.

Imperdible: Recetas caladas de Don Tinto

Nuestro colaborador acaba de lanzar el Recetario Popular Chileno, platos de siempre para los tiempos de hoy así que le pedimos que nos ofreciera un pequeño aperitivo de su libro con algunas recetas destacadas y sus correspondientes datos anexos. Algunos gastronómicos y otros no tanto.

La idea con este libro es entregarle al lector un buen puñado de recetas de todo tipo que le sirvan para enfrentar el siempre ajetreado día a día que solemos tener. Acá no hay preparaciones de vanguardia ni inventos de última hora, se trata de platos de toda la vida adaptados al poco tiempo que todos tenemos y las crecientes consideraciones de salud que cada vez son más importantes a la hora de cocinar. Además, muchas recetas vienen con información anexa en torno a la historia de las mismas y donde aún se pueden encontrar. Pero para no ser tan serios y pensando en que ya vienen las fiestas patrias, la primavera y todas esas cosas lindas, acá les dejo algunas recetas seleccionadas del libro con algunos comentarios ad hoc.

CONSOMÉ

Ya estamos en septiembre y las fiestas patrias están a la vuelta de la esquina con un fin de semana categoría XXL. Así las cosas, no hay que ser pitoniso para concluir que las cañas malas entre los chilenos comenzarán a multiplicarse muy pronto. Un gran aliado para combatir este flagelo es el consomé, ya que gracias a su combinación de ingredientes permite recuperar el cuerpo de varias formas. Me explico. Es una sopa ligera, es decir, casi agüita. Entonces, ayuda a combatir la deshidratación que se experimenta tras una noche de fiesta. Pero claro, cuando uno está pasando por este trance también quiere algo de materia grasa que le ayude a estabilizarse y afortunadamente el consomé también la tiene gracias a los huesos de pollo y el aceite que se utiliza en su preparación. Y si además de caña hay hambre, con el huevito crudo agregado al momento de servir (y que se cocinará con el calor del caldo) seguro que viene la resurrección total.

CARNE MECHADA

Es tal la confusión en torno a esta preparación que bien vale la pena insistir -una vez más- con una aclaración. Mechar la carne es, por definición, introducirle a una pieza de carne trozos de verduras, hierbas aromáticas u otros ingredientes a fin de saborizarla durante su cocción.

Entonces, como dicen por ahí, el resto es música. Por lo mismo, si piden carne mechada en algún lugar y les llega blandita y hasta deshilachada, pero sin trocitos de zanahoria  o algo más entre medio, eso simplemente es una carne a la cacerola. Dicho todo lo anterior, hay que reconocer que una carne mechada bien hecha es insuperable y solo entrega buenas interrogantes. Es decir, lo único que uno puede preguntarse al verse enfrentado a un trozo de mechada es si se la comerá en un sánguche, con arroz, puré o pasta.

HUEVOS

Solemos decir que cuando alguien no sabe cocinar “no sabe ni freír un huevo”. Y sí, es algo que todo mortal debiese manejar de buena forma aunque, en rigor, freír un huevo o preparar este producto en otras modalidades como cocidos o escalfados también tiene su ciencia. No algo que se necesite aprender en la NASA ni mucho menos, pero siempre es bueno conocer los detalles de cómo trabajar con huevos en la cocina para así poder hacerlos a la perfección. Es decir, con los minutos justos que se requieren para cada receta. Porque por simple que sea todo esto nadie quiere yemas recocidas ni claras crudas. Así las cosas, tener huevos en casa puede ser realmente toda una salvación.

PEBRE

Uno no puede ser tan cuadrado como para aceptar que exista una única receta de pebre en Chile. Mal que mal esta salsa fría inevitablemente va variando dependiendo de la temporada del año en que se prepare, la ubicación geográfica donde se esté y -muy importante- el gusto personal de quien ejecuta la receta. Sin embargo, como en todo orden de cosas, hay límites que no deberían traspasarse. Porque he probado pebres que también llevan ajo, vinagre, palta o incluso mote y han estado muy bien. Pero cuando aparecen pebres con cebollín, tomates deshidratados, pimientos, champiñones o papaya (sí, leyeron bien, ¡papayas!); la verdad es que todo se va al carajo. Por todo lo anterior, la receta que incluí en el libro es muy clásica e ideal para consumirlo de la mejor manera que se puede hacer: con marraqueta.

BLOODY MARY

No es que se recomiende para desayunar todos los días antes de salir al trabajo, pero sí para -por ejemplo- esa mañana de domingo en que uno se levanta tarde, trasnochado y “cachureado”, como dice un buen amigo. En ese caso, un Bloody Mary puede transformarse en un buen aliado para hidratarse y al mismo tiempo “nivelarse”. Además, sirve para ahorrar tiempo porque funciona perfecto como desayuno y/o aperitivo. ¿Prefieren tomarlo a otra hora del día? Ningún problema, no están los tiempos para decirle a la gente lo que tiene que hacer.

Interior Recetario popular chileno (páginas) by The Clinic on Scribd

Comentarios
Sabía ud que... A VECES CANTO ODAS, OTRAS VECES SOLO ALGUNOS MINUTOS. -------------------------------- Sabía ud que... LO QUE BUSCAS ESTÁ EN TI… O DEBAJO DE LA CAMA. -------------------------------- Sabía ud que... COMO NO VAN A DEJAR LIBRE A LOS LADRONES SI LES DICEN “HABLE AHORA O CALLE PARA SIEMPRE”. -------------------------------- Sabía ud que... ME GUSTAN LAS ESCULTURAS GRIEGAS, AUNQUE A VECES NO TENGAN NI PIES NI CABEZA. -------------------------------- Sabía ud que... “SE VEÍA VENIR” NO ES UN PAJERO NARCISISTA. --------------------------------