La historia de Diego Amthauer, el vocal de mesa que causó ira por hacer muecas durante el conteo de votos en las presidenciales pasadas

Crédito: Archivo personal

La historia de Diego Amthauer, el vocal de mesa que causó ira por hacer muecas durante el conteo de votos en las presidenciales pasadas

A días del plebiscito, el vocal de mesa recuerda con humor el episodio que protagonizó hace tres años. Aquí nos habla sobre sus proyectos actuales, algunas travesuras que hizo durante su niñez y de su trabajo como barbero y estilista durante la pandemia.

Diego Amthauer (29) es oriundo de Punta Arenas y vive en Santiago desde los siete años. Su cara se hizo conocida durante la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de 2017, cuando le tocó ser presidente de la mesa 192 del Estadio Bicentenario de La Florida e hizo una broma que se transformó en un video viral.

Durante el conteo de votos, provocó el enojo de los presentes en el lugar por anunciar los que eran en favor de Alejandro Guillier con tono de burla y haciendo muecas. El escenario se tensó de tal forma que la gente exigía a gritos que dejara de contar los sufragios, mientras que otros llevaron su ira todavía más lejos lanzándole agua o intentando golpearlo, lo que provocó que miembros del Ejército llegaran a custodiarlo.

Según Amthauer, le avisó a sus compañeros de mesa de su broma con anticipación y la aceptaron. “Todo fue saliendo natural, pero cuando ya estaban más calientes las aguas en el conteo de votos, uno de mis compañeros me pidió que mejor parara, a lo que yo respondí que no, que no aguara la fiesta porque esto era de principio a fin, así que seguí no más”, cuenta.

Pero la broma llegó más lejos todavía. Por miedo a ser detenido, dijo hablar así porque tenía problemas en las cuerdas vocales, algo que desmintió unos días después al explicarle a la prensa que todo había sido una actuación que hizo para “dejar la embarrada”.

Video de la broma de Amthauer en las presidenciales 2017

¿Te pusiste nervioso cuando la gente se empezó a molestar?

-No, no sentí preocupación por eso porque todo fue teatro. Me sentía súper tranquilo. De hecho un cabro grande, alto, me dijo “oye, te conozco, sé donde vives y te voy a esperar afuera” y yo le dije “ya po, viejo, espérame afuera y nos tomamos una chela”. Luego le di la espalda y seguí en lo mío, porque no iba a dejar que me molestara. Yo lo único que quería era hacerme famoso.

¿Y al final te esperó a la salida o era mentira?

-¡Nada! Nadie me esperó afuera al final. Igual cuando salí pensé “pucha, quizás igual puede salir alguien…”, pero me fue a buscar mi papá. Yo no le pedí que me fuera a buscar, sino que lo hizo porque me estaba viendo en vivo en las noticias de la tele.

¿Qué te dijo tu papá?

-Iba alejado como a 30 metros adelante de mí, estaba como avergonzado. A lo mejor sentía miedo, no sé que habrá sentido mi papito en ese momento. Cuando iba saliendo, les dije todos “es mi papáaaa” con el mismo tono que usé en el conteo y luego nos fuimos caminando tranquilos. No nos pasó nada, pero no quiso caminar pegado junto a mí, porque no quería que nos pasara algo.

¿Y en la calle la gente te decía algo después? ¿O en redes sociales?

-En la calle no, pura buena onda. La gente me gritaba desde lejos “Sebastián Piñeraaaa”, “Alejandro Guillieeeer” o me saludaban con el tono de voz que usé y nos matábamos de la risa. Pero hubo gente que me amenazó por Facebook. Me escribieron como unas 100 personas diciéndome que cómo hice eso, que estaba loco, pero yo los bloqueaba no más, no les iba a dar en el gusto respondiéndoles.

“La gente me gritaba desde lejos “Sebastián Piñeraaaa”, “Alejandro Guillieeeer” o me saludaban con el tono de voz que usé y nos matábamos de la risa”.

PRESIDENTE BARBERO

A pesar de que disfruta hacer reír, dice que prefiere ejercer su oficio, que es la barbería y la peluquería. Por la pandemia, el local donde trabajaba cerró, así que desde entonces ha estado trabajando de manera independiente y a domicilio en todas las comunas de Santiago. La cuenta de Instagram donde difunde su trabajo se llama Presidente Barbero, en alusión a su pasado como presidente de mesa.

¿Cómo te ha ido con tu trabajo?                   

-Ahora me he armado de mucha nueva clientela porque estamos difundiendo mis cortes por Instagram y Facebook. Mi novia me ayuda muchísimo porque me publica todos los días en más de 150 grupos distintos de fb. He hecho cortes bonitos y siempre subo fotos, entonces la gente llega y me he hecho más clientela. Por la pandemia, uso todas las medidas de seguridad como mascarilla, guantes y desinfecto todos los implementos.

¿Te reconocen tus clientes cuando los atiendes?

-Sí, hay gente que me reconoce y que no, pero a los que no les termino contando la historia y terminan queriéndome. En realidad soy buena onda, aparte del leseo, soy una persona cien por ciento profesional y creo que el trabajo es trabajo y el leseo es leseo. No por el sentido de humor particular que tengo voy a ser un payaso en lo que hago, que es lo que amo.

¿A quiénes atiendes?

A hombres y mujeres de todas las edades. Hago servicios de barbería y peluquería de estilo clásico sobre todo. También hago todo tipo de trabajos para mujeres: masajes capilares, alisados con keratina, mechitas, californianas, balayage, entre otros.

“Soy una persona cien por ciento profesional y creo que el trabajo es trabajo y el leseo es leseo. No por el sentido de humor particular que tengo voy a ser un payaso en lo que hago, que es lo que amo”.

¿Qué esperas para más adelante?

-Me gustaría llegar a un punto donde tenga muchos clientes. Para mí es filete atenderlo a todos. Espero después tener asistentes de mi confianza para que me ayuden. Pero así como está la cosa con la pandemia, no tengo pretendido hacer un salón de belleza o barbería. Igual creo que trabajando de forma independiente te va mejor que teniendo una barbería establecida. Me hace feliz.

EL HUMOR EN LA SANGRE

¿Cómo eras de niño?

-Era inquieto de chico, me gustaba mucho jugar con mis amigos a las láminas, subirme a los árboles, me subía hasta a los pinos. Era loco, como un niño mono.

¿Siempre has tenido harta personalidad?

-Sipo, nací con eso. En mi familia son todos buenos para el leseo y hablar fuerte. Somos de esa onda. Todos tienen harta perso, pero yo creo que yo soy el más tiene. En los carretes antes yo era puro show, pero ahora soy más piola porque ya no tomo ni fumo.

Crédito: Archivo personal

¿Cómo te portabas en el colegio?

-Pésimo. Estuve como en más de 10 colegios porque me echaban por conducta, era medio desordenado. Con mis amigos nos llevábamos súper bien, pero a veces era pesadito con otros compañeros hasta que una vez me molestaron a mí, porque yo era gordito de chico. Cuando iba como en cuarto básico, un cabro llegó y me pellizcó muy fuerte. Él era grandote, así que yo no hice nada. Después de eso la corté.

¿Tienes alguna anécdota de chico que quieras compartir?

-Cuando tenía como 16, fui a un mall con mis amigos a ver una película y andaba con una pasta de dientes que andaba trayendo en mi estuche. Saqué un poquito de pasta, me eché en la boca, me tiré al suelo y empiezo a convulsionar en broma. Había mucha gente, me quedaron mirando y luego me paro así como si nada y me voy y mis amigos muertos de la risa. La gente se asustó y dijeron “oh el cabro pesado, el susto que nos pegó”. Era más que nada para reírse con los amigos, porque no es mi intención burlarme de nadie.

EL PLEBISCITO

Amthauer cuenta que para las elecciones de este domingo le había tocado ser vocal de mesa de nuevo, pero que se excusó por padecer una enfermedad respiratoria: asma crónica. De todas formas, ha participado en videos sobre el plebiscito, como uno que hizo para Nano Videos donde simula un conteo de votos y se burla de los votos del Rechazo.

No descarta seguir realizando apariciones en el futuro. “Igual lesearía en los canales si me lo piden. Me gustaría seguir haciendo cosas y participar en videos o notas en vivo. Lo único es que ahora prefiero lesear más o menos lejos de la gente para que no se vaya a volver loca de nuevo”, dice.

¿Qué vas a votar?

-Apruebo todo el rato. Igual no tengo ningún problema con ellos, están en todo su derecho, sólo que yo voy el apruebo. No soy una persona que quiera conflictos, sólo quiero hacerme famoso y lo que hago es para hacerme el payaso no más, sobre todo ahora que estamos en una pandemia pasándolo tan mal. En una situación tan triste, no viene mal hacer algo gracioso para disfrazar un poquito la tristeza. Me gusta sacarle una sonrisa a la gente.

“Lo que hago es para hacerme el payaso no más, sobre todo ahora que estamos en una pandemia pasándolo tan mal. En una situación tan triste, no viene mal hacer algo gracioso para disfrazar un poquito la tristeza. Me gusta sacarle una sonrisa a la gente”.

Comentarios
Sabía ud que... LOS MÚSICOS COCHINOS HABLAN COSAS SUBIDAS DE TONO. -------------------------------- Sabía ud que... LA VIDA ES UNA LOTERÍA: NUNCA VAS A GANAR. -------------------------------- Sabía ud que... EL LIBRO MÁS EGÓLATRA ES PAPELUCHO JARA -------------------------------- Sabía ud que... LOS PECES DE ACUARIO SON MÁS SENSIBLES QUE LOS PECES DE CAPRICORNIO. -------------------------------- Sabía ud que... UN JUICIO ABREVIADO ES UN JUI. ABREV. --------------------------------