Foto: Agencia UNO

Siete polémicas en un año: Así fue el controvertido 2020 de Arturo Zúñiga al interior del Ministerio de Salud

Arturo Zúñiga finalmente renunció a la Subsecretaría de Redes Asistenciales. Según el mismo ha reconocido, le han estado ofreciendo candidaturas electorales y tomó la decisión de abandonar su cartera justo en medio de una investigación de Fiscalía por presunta manipulación de datos. En The Clinic recordamos siete controversias mediáticas que protagonizó el ingeniero comercial en su paso por uno de los ministerios más polémicos del último año.

LOS 500 MILLONES QUE LE COBRAN EN PANGUIPULLI

Visita de Arturo Zúñiga a Panguipulli. Foto: Intendencia de Los Ríos

Antes de la pandemia, Zúñiga realizó una visita en calidad de subsecretario a la ciudad de Panguipulli, Región de Los Ríos, donde prometió la inyección de 500 millones de pesos para el hospital Bernabé de Lucerna -el único de la zona- y otros 200 millones para un estudio preinversional que determine la construcción de un nuevo recinto.

Sin embargo, desde su visita en enero, la plata nunca llegó y ha generado mucha molestia en la zona. La propia directora del hospital, Tilly Rivas, quien se declaraba cercana al entonces subsecretario, aseguró a The Clinic que “el hecho de que sea una persona que conoce la zona, hizo que nosotros confiáramos en su palabra. No lo tenemos aquí como chueco, sería la primera vez”. 

LA CUARENTENA EXPRESS

El 26 de mayo, Zúñiga inició una cuarentena preventiva por haber sido contacto estrecho con una persona que dio positivo por Covid-19, según él mismo aseguró.

Pese a ello, su aislamiento apenas duró cinco días y sus explicaciones posteriores fueron confusas. Primero señaló que siguió el protocolo. Luego, aclaró por Twitter que su PCR había dado negativo y que por eso estaba de vuelta. Sin embargo, la propia Seremi de Salud había recomendado que, aunque haya un PCR negativo, se debían completar los 14 días de aislamiento.

El enredo involucró al propio ministro Mañalich y le valió el famoso episodio del “Ya respondí esa pregunta, gracias”, respuesta que lanzó cada vez que la periodista de TVN, Valentina Reyes, le insistía por el no cumplimiento de la normativa por parte del subsecretario.

Días después, Zúñiga optó por cambiar su versión y salió a explicar que en verdad “nunca ocurrió” el contacto estrecho. No obstante, poco después, el diario La Tercera reveló que el contagiado se trataba de su propio chofer, quien incluso terminó internado por la enfermedad. “Quiero ser bien claro en esto: Este caso no fue calificado como contacto estrecho mío”, fue lo último que dijo Zúñiga sobre el tema.

LA RESIDENCIA SANITARIA DE 205 MILLONES DE PESOS

Arturo Zúñiga visita Espacio Riesco. Foto: Agencia UNO

A mediados de junio, el sitio Interferencia reveló que la Subsecretaría de Redes Asistenciales había aprobado una orden de 205 millones de pesos por 40 habitaciones de un hotel, con la intención de que sean utilizadas como residencia sanitaria. El problema es que dicha empresa estaba vinculada a familiares de un alto funcionario del Minsal, Orlando Durán, jefe de la División de Atención Primaria y militante de la UDI.

Ese mismo día, Zúñiga reconoció que en el Ministerio se enteraron de esta situación hace algunas semanas y que él mismo ordenó un sumario para poder aclararlo. “También instruí que no se hiciera ningún pago y que cada persona que necesite una residencia no sea esta”, precisó.

Sin embargo, pocos días después se destapó otro caso similar en Valparaíso, de una residencia sanitaria vinculada a familiares del subsecretario de Obras Públicas, Cristóbal Leturia. Actualmente, el caso está siendo indagado por Contraloría por presuntos conflicto de intereses, falta de probidad administrativa y tráfico de influencias.

TENSA ENTREVISTA CON MOSCIATTI

El pasado 25 de junio, Arturo Zúñiga fue entrevistado por Tomás Mosciatti en Radio Bío Bío, donde habló principalmente sobre la gestión sanitaria del Gobierno de la pandemia del Covid-19.

En un momento, el periodista le preguntó por quién tomaba las decisiones. “El Presidente Sebastián Piñera, para bien o para mal”, respondió sin titubear el entonces subsecretario.

“De manera que si el Presidente toma una decisión que es contraria a la que ustedes piensan ¿Simplemente agachan la cabeza y se retiran?”, le replica Mosciatti, a lo que Zúñiga puntualizó: “Es consensuada, pero obviamente el Presidente tiene la última palabra siempre”.

LA METÁFORA DE LA LECHUGA

https://twitter.com/CNNChile/status/1288502478284247042

A fines de julio, se decretó que siete comunas de la Región Metropolitana iban a avanzar en su desconfinamiento a la etapa de “transición”. En ese contexto, al subsecretario Zúñiga le preguntaron por las aglomeraciones que se podrían llegar a producir.

Las aglomeraciones son como comerse una lechuga sin lavar. Hoy día, eso no sucede, porque a principios de los ’90 tuvimos una enfermedad muy grave, que es el cólera, y a todos nos enseñaron que cada vez que íbamos a comer una lechuga había que lavarla previamente. Tenemos que actuar de la misma forma con el coronavirus”, dijo.

Pese a la poética declaración de Zúñiga, días después -cuando se impulsó el desconfinamiento en Santiago y Estación Central- se registraron importantes aglomeraciones en el Mall Chino y en Barrio Meiggs que terminó con varias tiendas clausuradas y con sumario sanitario.

EL DILEMA DE LA ÚLTIMA CAMA

https://twitter.com/arturozunigaj/status/1318362556285804544

Durante la emisión de la franja para el Plebiscito, Zúñiga se mostró indignado por una recreación de lo que se vivía al interior de un centro asistencial en los momentos más crudos que tuvo la pandemia en el país.

En su cuenta de Twitter, el entonces subsecretario alegó que “nuestro país no se ha visto enfrentado al dilema de la última cama y a ningún chileno le ha faltado tratamiento de coronavirus por falta de recursos”. Y al final repasó: “Ah, y el derecho a la salud ya está en la Constitución”.

Sin embargo, desde el comando Apruebo Chile Digno salieron al paso de las críticas y señalaron que “desmentir esta información es tratar de mentirosos a funcionarios y funcionarias de la salud”, citando algunos reportajes periodísticos que incluían testimonios del personal sanitario acusando el colapso que hubo de camas críticas.

“ESO NUNCA LO VI”

En el marco de la investigación que lleva a cabo la Fiscalía por presunta manipulación de datos de la pandemia, a principios de octubre salieron a la luz las declaraciones de la epidemióloga Andrea Albagli, exjefa de Enfermedades No Transmisibles del Ministerio de Salud y que se desempeñaba en la elaboración de los informes epidemiológicos.

De acuerdo a su testimonio, a mediados de abril llegó una orden directa desde el gabinete del exministro Mañalich para que “cambiaran la información” y comenzaron a operar con un “sistema desconocido para nosotros, paralelo”.

Consultado por Radio Duna sobre esta polémica, Zúñiga señaló: “Conmigo nunca se realizó una manipulación de datos. Eso yo nunca lo vi y eso es lo que siempre hemos afirmado”.

Comentarios