Agencia UNO

Científicos encuentran microplásticos en la placenta de bebés nonatos: podría causar daños a largo plazo en fetos

Según uno de los investigadores, los niños precontaminados son como “bebés cyborg”, compuestos no sólo por células humanas, sino por una mezcla de entidades biológicas e inorgánicas.

Gracias a un estudio realizado en Italia, se logró detectar partículas microplásticas en las placentas de bebés que seguían en el vientre de sus madres, lo que, según los investigadores, era “un motivo de gran preocupación”.

Las partículas fueron encontradas en las placentas de cuatro mujeres sanas que tuvieron embarazos y partos normales.  Los microplásticos se detectaron tanto en el lado fetal como materno de la placenta y en la membrana dentro de la cual se desarrolla el feto.

Como aún no se ha revelado el impacto en la salud que generan los microplásticos, el efecto en los bebés se desconoce. Aún así, los científicos dijeron que estas partículas podrían transportar sustancias químicas que podrían causar daños a largo plazo o alterar el sistema inmunológico en desarrollo del feto. Según detallan, es probable que las madres hayan consumido o inhalado los microplásticos.

Se encontraron una docena de partículas de plástico. Sin embargo, solo se analizó alrededor del 4% de cada placenta, lo que sugiere que la cantidad total de microplásticos fue mucho mayor. Todas las partículas analizadas eran plásticos que habían sido teñidos de azul, rojo, naranja o rosa y que pueden provenir originalmente de envases, pinturas o cosméticos y productos de cuidado personal.

Los efectos potenciales de los microplásticos en los fetos incluyen un crecimiento fetal reducido. Las partículas no se encontraron en las placentas de otras dos mujeres del estudio, lo que puede ser el resultado de una fisiología, dieta o estilo de vida diferente, apuntaron los científicos.

“Es como tener un bebé cyborg: ya no está compuesto sólo por células humanas, sino por una mezcla de entidades biológicas e inorgánicas”,  consignó el director de Obstetricia y Ginecología en el hospital San Giovanni Calibita Fatebenefratelli en Roma, Antonio Ragusa en una entrevista con La Repubblica. 

Comentarios