Foto: Agencia Uno

Alejandro Goic: el llanero solitario de la unidad opositora

El célebre actor y activista político ha sido el gestor del llamado “Comité por la Lista Única del Apruebo”, instancia de coordinación política que intenta cuadrar el círculo de una lista unitaria de constituyentes. Gestiones que aún no tienen resultados concretos, pese al entusiasmo de quien también protagoniza la serie “Los Carcamales” de Canal 13.

Fue a mediados de diciembre cuando el actor Alejandro Goic se encontraba  en la sede del Congreso en Santiago liderando una extensa mesa integrada por dirigentes políticos, sociales y artistas. Era el estreno del llamado “Comité por la Lista Única del Apruebo”, espacio de coordinación para colaborar en el objetivo político que para los partidos opositores ha sido -hasta ahora- ilusorio: una lista única para la Convención Constitucional. 

Una meta que a escasos cuatro días de que venza el plazo para la inscripción de los constituyentes, parece ser una utopía que, según advierten las voces más escépticas, puede tener efectos insospechados en un país que tuvo que guardar su malestar bajo la alfombra debido a la Pandemia. Algo que desvela a Goic, que además de ser una célebre figura de la actuación, tiene una vocación política que se arrastra desde una precoz militancia desde los también convulsionados años de la Unidad Popular, y que lo llevó a ser torturado por la DINA, relegado en Freirina en 1979 -donde terminó trabajando en un trapiche de plata- y un posterior exilio en Suecia.

De ahí que sus palabras en aquel acto público en el ex Congreso tuvieran un tenor de angustia, advirtiendo la cierta posibilidad de una tragedia griega si los partidos opositores no son capaces de aunar voluntades para un elenco unitario que se acerque a los 2/3 del órgano constituyente. 

“Hoy ese héroe trágico es el pueblo de Chile que votó por una nueva constitución. Si seguimos dispersos, gana Pinochet y la Constitución del 80. En este caso, quienes determinan ese destino son la clase política que habita en un Olimpo. De ellos depende que este héroe trágico no tenga ese destino”, sostuvo Goic, el hombre tras Mariano de la Carrera, el carismático mecánico de voluntad justiciera en la serie “Los Carcamales” de Canal 13.  

Aquel llamado del también guionista y dramaturgo tiene, sin embargo, una serie de hitos desconocidos que van desde encuentros con la dirigencia de la Central Unitaria de Trabajadores hasta la elaboración de sendos documentos políticos imaginando una nueva Carta Fundamental y exhortaciones a partidos políticos perdidos en el bosque de las recriminaciones. 

Foto: Agencia Uno.

La CUT y una película de Bertolucci

Para seguir las últimas intervenciones políticas de Goic, es necesario trasladarse a Alameda 1460, la vieja casona que funge de sede de la CUT. Goic es un visitante recurrente de la multisindical, dada la amistad con su vicepresidente, Nolberto Díaz. Ambos integraron la llamada “G 80”, aquella camada de jóvenes dirigentes políticos y estudiantiles que lucharon contra la dictadura de Augusto Pinochet. Goic desde la secretaría general de la Juventud Socialista-Almeyda, Díaz desde la Juventud DC y la federación de estudiantes de la Universidad Católica de Valparaíso. 

Desde entonces, Diaz y Goic han mantenido una amistad que ha llevado al actor a ser un permanente colaborador de la CUT. Ejemplo de ello fue la participación del actor en una campaña de la multisindical en Enero del 2019, promoviendo la ampliación del alicaído sindicalismo en Chile. Fuentes de la CUT recuerdan que por esos días, Goic estaba inspirado en la película de Bernardo Bertolucci “Novecento”, clásico del cine italiano que retrata la lucha política en Italia en los albores del Siglo XX, con el auge del fascismo y su respuesta desde la izquierda, cinta que simbólicamente comienza con la imagen del “El Cuarto Estado”, obra de Giuseppe Pellizza da Volpedo, pintura obligada en toda organización sindical que se precie de tal. Entusiasmo que hizo que Goic incluso interviniera en el Consejo Nacional Ampliado de la CUT por esos días. Según registros de la CUT de aquellos días, el discurso de Goic fue aplaudido de pie por los dirigentes. 

Este hecho ayuda a entender cómo el vínculo de Goic se estrechó con la CUT desde el 18 de Octubre del 2019 a la fecha. Fue luego del Estallido Social que Goic intensificó los contactos con el “Cachorro” Díaz, a los que se fueron sumando los ex embajadores Luis Maira y Pedro Felipe Ramírez, para analizar la situación de un país en llamas. Por esos días, de hecho, Goic protagonizó un delicado hecho, en medios de las manifestaciones y la violencia policial de esos días: fue agredido por Carabineros mientras intentaba defender…a una carabinera que estaba a su vez siendo agredida por encapuchados. “Defendí a una persona que estaba siendo agredida por un grupo de gente, una carabinera, y recibí golpes y gas pimienta de sus propios compañeros de @Carabdechile”, escribió en su cuenta de Twitter. 

Y ya en Pandemia, los contactos se fueron intensificando, a los que se fueron sumando otros actores del mundo progresista, esta vez de cara al Plebiscito del 25 de Octubre. Fue en ese periodo donde se concordó la idea de promover la unidad opositora desde la CUT. La iniciativa de Goic fue autónoma respecto a su partido, el PS, partido donde, dicho sea de paso, lo sondearon como eventual carta presidencial previo al Estallido Social, lo que fue desechado por el mismo actor. “Hermosos delirios de queridas y queridos compañeras y compañeros de generación”, reconoció a este medio. 

“Alejandro ha tenido un rol principal en la búsqueda de la unidad para la constituyente. Y si tuviéramos que hablar de roles en una película, él es el personaje principal. Respeto mucho su testimonio en la generación de los 80 que luchó contra la dictadura. Ayer lo seguí y hoy volvería a hacerlo”, comenta Nolberto Díaz. 

Entonces ya estaba conformado el grupo que actualmente se hace llamar “Comité por la Lista Única del Apruebo”, integrado también por el rector de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano, Álvaro Ramis, la periodista María Eugenia Camus, y los ex diputados Víctor Barrueto (PPD) y Sergio Aguiló (ex PS)

La iniciativa de Goic fue autónoma respecto a su partido, el PS, partido donde, dicho sea de paso, lo sondearon como eventual carta presidencial previo al Estallido Social, lo que fue desechado por el mismo actor. “Hermosos delirios de queridas y queridos compañeras y compañeros de generación”, reconoció a este medio. 

Primera Convocatoria: ¿Y la gente? ¿Y los medios?

Conscientes de la fragmentación de la oposición, el Comité hizo su primera convocatoria en la segunda semana de Diciembre en la sede de la CUT. Acaso muestra del estado actual del sector, no llegaron figuras nacionales ni los esperados medios de comunicación. En simple: un rotundo fracaso. 

Cuentan en el comité que fue el propio Goic quien, acusando recibo de la nula convocatoria, insistió en que se debía hacer una nueva actividad, esta vez en el ex Congreso. Eso fue el 17 de diciembre y las condiciones cambiaron: el interés fue diametralmente opuesto. Entre otros, llegaron al encuentro la presidenta del Senado, Adriana Muñoz, la ex abanderada (en reflexión) Beatriz Sánchez, la diputada PS Maya Fernández, además de una amplia cobertura mediática. Entre los convocantes también figuraban nombres como Felipe Berríos, la actriz Daniela Vega y el alcalde de Recoleta y carta presidencial del PC, Daniel Jadue, quien no llegó a la cita.

La idea ya estaba instalada. En medio de la resaca opositora post Plebiscito y el intenso cruce de reyertas, el plazo de inscripción de candidatos estaba a la vuelta de la esquina y la conformación de una lista unitaria es -hasta ahora- un  mero espejismo. 

“Alejandro ha jugado un rol articulador activo y muy motivador. Logró congregarnos en una reunión inicial en los jardines del Congreso, donde conocimos una plataforma de actividades y propuestas, a la que se fueron incorporando más personas”, recuerda la senadora Adriana Muñoz, refiriéndose a la sumatoria de los dirigentes de las directivas partidarias de oposición. 

Se avanzaba un paso… pero retrocedieron dos. 

Foto: Agencia Uno

Compañeros: gracias, pero nos bajamos

Ni los buenos deseos de año nuevo pudieron frenar la división opositora. La tercera cita, esta vez celebrada a través de Zoom, comenzó con un hecho complejo: los comunistas se bajaron de la convocatoria. Como si estuviera en una de sus tantas performance escénicas, Goic tuvo que leer la carta a los presentes enviada por el presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier, donde notificaba que el PC se restaría de los oficios de unidad, política que han mantenido hasta ahora: la unidad no es posible por diferencias de fondo -particularmente con la DC- y también de forma, pues sostienen que ir en dos listas de constituyentes es electoralmente lo más rentable para el sector. 

Pese a ello, la cita se extendió por más de dos horas y se exploraron fórmulas electorales para la unidad del sector: dos listas para casos excepcionales, distribución proporcional de organizaciones sociales. También se definieron grupos de trabajo, tanto de contenidos para una nueva Constitución, como de la ingeniería electoral para concretizar el objetivo. 

Pese a los avances, uno de los documentos socializados por los convocados, da cuenta del estado de ánimo ante la complejidad orgánica de lograr la unidad. “La dispersión es suicida. Al punto que la derecha, que sin duda irá en una sola lista, no sólo podrá obtener el 1/3 +1 que le otorga una capacidad de veto a todas nuestras propuestas, sino increíblemente llegar a ser mayoría”, finaliza el texto. 

Alejandro Goic, el actor y político que participó de la unificación del PS en los 80 y en la unidad de las juventudes políticas de la época -desde la DC hasta el MIR-, dice a The Clinic que mantiene “la fe inalienable del optimista irredento”. 

“Es imperativo; si no llegamos a puerto con el buque del apruebo que carga con las esperanzas del 80 por ciento del pueblo chileno, éste se hundirá y no habrá una nueva Constitución. Y si eso pasa, Chile sufriría la agonía de un Estado fallido. Los que no quieren la unidad están jugando con fuego”, advierte. Consultado sobre la bajada del PC, Goic agrega: “El Partido Comunista fue invitado insistentemente a todas las reuniones. El PC es imprescindible para la completa unidad social y política del pueblo chileno, y me extrañaría que al final no se sumarán dada su tradición unitaria desde siempre, desde la fundación por Recabarren y Laferte del Partido Socialista Obrero en 1912. Van a sumarse, es mi fe del carbonero”, dice, contradiciendo de paso una acusación hecha por el propio Teillier el 01 de Enero: presuntamente no habían invitado al PC. 

“Es imperativo; si no llegamos a puerto con el buque del apruebo que carga con las esperanzas del 80 por ciento del pueblo chileno, éste se hundirá y no habrá una nueva Constitución. Y si eso pasa, Chile sufriría la agonía de un Estado fallido. Los que no quieren la unidad están jugando con fuego”, advierte Alejandro Goic.

“Llamado urgente”

Luego de una cuarta reunión, sin aparentes resultados concretos, el día de ayer el Comité por la Lista Única por el Apruebo emitió una nueva declaración, esta vez con un tono que linda en la catástrofe, esta vez acusando los aceitados acercamientos demostrados por Chile Vamos y el Partido Republicano. “El anuncio efectuado ayer de un acuerdo electoral entre los partidos y agrupaciones que, en el plebiscito pasado apoyaron el “Rechazo” de una nueva Constitución, cambia el escenario del proceso constituyente, pues integra en el bloque de derecha, a los sostenedores más activos  de la dictadura de Pinochet y de su Constitución”, dice desde su inicio el documento titulado “Llamado Urgente a la Unidad”, llamando nuevamente a concordar contenidos para una nueva Carta Fundamental, y recordando además que el perfilamiento propio de cada partido sea en el “ciclo electoral de los próximos 11 meses”, no en la Convención Constitucional.

“Lo único que solicitamos es, en el caso de los redactores de la Nueva Constitución, tener un criterio unitario para enfrentar esa tarea”, insiste el documento, ya casi pidiéndolo por favor. 

La senadora Muñoz, partícipe de las convocatorias realizadas por el comité, tiene un diagnóstico respecto de la balcanización opositora. “No hay conciencia que el fracaso ante un pueblo que con un 80% demandó una nueva Constitución. La ciudadanía no va a entender esta división de la clase política. No hay comprensión de lo que significa lograr los 2/3 en la convención”, sostiene. 

Alejandro Goic, en tanto, con una fe de corte religioso pese a tu ateísmo, remata: “La Oligarquía nunca se ha perdido en las decisiones políticas trascendentes, compadre. Por eso tiene el poder desde hace 200 años en nuestra República”, dice, mientras el tiempo avanza a contrarreloj, pese a las gestiones y las buenas intenciones llevadas al papel.

Comentarios