Hombre de 92 años tuvo que esperar más de dos horas para votar: su mesa no estaba constituida

Nicodemus llegó temprano a la mañana a votar al Liceo de Aplicación. Sin embargo su mesa, la 84 de varones, no estaba constituida. El hombre debió esperar junto su hermana, otra adulto mayor, durante largos minutos en el centro de votación.

Nicodemus (92) se levantó temprano en la mañana, como en todas las otras elecciones a las que asiste religiosamente, y partió cerca de las 7 a.m. junto a su hermana Ursulina (74) al “liceo 5” lugar en el que vota hace años.

Al llegar, se dio cuenta de que su local de votación había sido cambiado. Confundido pidió ayuda a un carabinero quien les informó su nuevo lugar de sufragio era el Liceo de Aplicación.

Ambos adultos mayores partieron caminando al lugar. A Nicodemus le sorprendió lo bien mantenido del liceo y se lo comentó a su hermana. Luego de verificar que su mesa era la 84 de varones, el hombre se acercó al lugar. Sin embargo le informaron que no estaba consituida y que debía esperar sentado en unas bancas dispuestas en otro punto del liceo.

Los hermanos tuvieron que esperar durante más de dos horas, hasta que la mesa logró constituirse gracias a voluntarios cerca de las 11 de la mañana. “Lo único que deseo es que sea bueno para todos”, señaló Nicademus sobre el cambio constitucional.

La larga espera de los adultos mayores fue captada por distintos canales de televisión, quienes los entrevistaron a la salida del liceo. Allí ambos comentaron que su jornada electoral estaba lejos de terminar, ya que Ursulina debía ir a votar a Maipú: “Ojalá no me toque la mesa igual”, acotó la mujer.

Comentarios