Primera Sesión Convención Constitucional en el Ex Congreso. Foto: Agencia Uno.

Jaime Bassa en la apertura de la convención: lenguaje femenino genérico y rol organizador

Esta mañana, el vicepresidente de la instancia dio cuenta de los apoyos recibidos para estar "sentadas" en el salón plenario. Desde hace varios años, Bassa ha empleado estas formas, las mismas que se han popularizado en la izquierda de España a través de "Unidas Podemos", cuentan sus cercanos. Además, en su entorno reconocen una positiva "recepción social" al ejercer un perfil operativo del órgano constituyente.

Minutos después de las 10 de la mañana de hoy, y con el cuadro “El descubrimiento de Chile por Diego de Almagro” de Pedro Subercaseaux a sus espaldas, la mesa de la Convención Constitucional condujo la primera sesión de la instancia. 

En el salón plenario de la sede del Congreso en Santiago, la presidenta Elisa Loncón tomó la palabra. A las 10.05 minutos, la constituyente mapuche cedió su turno al vicepresidente Jaime Bassa, quien dio cuenta de las gestiones logísticas y administrativas realizadas para dejar en orden la primera sesión, tras un fallido intento el pasado lunes 05 de julio.

“Buenos días a todas, a todos y a todes”, fue la primera frase de Bassa al iniciar su intervención al referirse a los constituyentes presentes. Segundos después, reforzó la inclusión de género en el lenguaje empleado, con un sostenido carácter femenino: “Queremos dar cuenta de lo que se ha hecho, de cuáles han sido las tareas que hemos asumido y cuáles han sido los apoyos con los que hemos contado para poder estar sentadas hoy día en este lugar”, sostuvo.

Desde el círculo del abogado constitucionalista afirman que no es algo nuevo en él. Así, las fuentes aseguran que desde hace varios años Bassa emplea el género femenino como lenguaje genérico.

En este sentido, recuerdan que durante varias ocasiones en la campaña a la convención, Bassa hizo uso de este lenguaje en sus piezas audiovisuales y gráficas. Luego del Estallido Social, en Octubre de 2019, el jurista viajó a otras regiones para participar de conversatorios. En ese minuto, recalcan las fuentes, ya ocupaba estas formas en sus alocuciones.

El estilo de Bassa recuerda el de la izquierda española, especialmente a la coalición Unidas Podemos, referente internacional del Frente Amplio local. Dicho conglomerado, que reúne a Podemos, Izquierda Unida y a Equo, registró ese nombre en marzo de 2019 como un símbolo político de reconocimiento a las mujeres. Además, en sus intervenciones públicas y privadas, comenzaron a emplear el “nosotras” en reemplazo del “nosotros” cuando había personas de ambos sexos presentes.

Un rol “ordenador”

Uno de los desafíos inmediatos de la convención es generar las normas de funcionamiento, según detalló el vicepresidente de la convención, Jaime Bassa. Para ello, desde las 15:00 se retomará la sesión de la convención para afinar detalles elementales de logística: ampliación de la mesa a otros integrantes, definir comisiones de presupuesto, ética y régimen interno”, junto a la elaboración de un protocolo sanitario de prevención de Covid-19.

En este sentido, destacó el rol ejercido por el abogado constitucionalista, segunda autoridad del órgano constituyente. En una exposición que se extendió por más de 30 minutos, el constituyente por Valparaíso hizo un recuento de la corta y accidentada vida de la convención y de las definiciones que deberán tomar en el futuro inmediato.

Así, partió por criticar “el bochorno de lo que tuvimos que atravesar” respecto a la fallida sesión del día lunes, agradeció la ayuda de las universidades estatales, los funcionarios del Congreso y el Colegio Médico, gremio al que le reconoció un informe respecto a las condiciones sanitarias, documento paralelo al que generó el Ejecutivo. “No confiábamos en la palabra del gobierno, había un problema de conversación política”, sentenció.

Acto seguido, entró al detalle de lo que le espera al órgano constituyente. Pedirán a La Moneda “el gobierno del Presupuesto”, a fin de que la convención tenga autonomía en la administración de los recursos, además de anunciar que se suspenderán procesos de licitación hasta que cuente con la autorización de la futura “comisión de presupuestos”. Además, recordó que los constituyentes deben regirse por la Ley de Lobby al tener rango de funcionarios públicos.

En este sentido, fuentes de su entorno reconocen que Bassa ha tenido una positiva “recepción social” en su rol de vicepresidente de la convención, debido a su manejo de los temas constitucionales, las dinámicas de un órgano constituyente, un buen uso de la retórica -forjada de sus años como académico universitario- y hasta una buena imagen ante los medios y las redes sociales. Factores que reforzaron su presencia en la testera de la convención, recuerdan las fuentes, los que se sumaron a otros elementos que lo llevaron al actual sitial en la convención: independiente y con domicilio en regiones (Valparaíso)

De todas formas, en el círculo de Bassa recuerdan que la apuesta de la mesa es que su integración sea rotativa hasta tener un reglamento definitivo para la convención. Allí, apuestan las fuentes, el contexto de la convención cambiará: surgirán liderazgos con un claro perfil político. Así, Jaime Bassa llegó en el momento indicado, cuentan sus cercanos: un rostro técnico para ordenar el inicio de la Convención Constitucional.

Comentarios