Se cierran las puertas de la Cámara y el Senado: detalles de la estrategia de los independientes para postular en listas a un esquivo Parlamento

Una llamada entre el César Leiva -otrora ex Contralorito y actual precandidato a diputado- y el senador Carlos Bianchi, motivó a que este último pusiera en tabla de la Comisión de Gobierno para la próxima semana, un proyecto de su autoría para otorgar facilidades a los independientes al postular al Congreso. Sin embargo, y al igual que otro proyecto similar que descansa en la Cámara, no cuentan con la aprobación de los demás parlamentarios para convertirse en ley, reacios a abrirles la cancha a independientes que, en la práctica -acusan- tienen un comportamiento similar al de un partido político. La referencia inmediata: La Lista del Pueblo. Por esto Leiva, junto a otros 23 precandidatos, evalúan presentar recursos ante la justicia para lograr conformar un pacto parlamentario independiente, sin descartar el Tribunal Constitucional. Gestiones urgentes y de incierto destino, antes de que venza el plazo de inscripción de las candidaturas el próximo 23 de agosto.

A través de un llamado telefónico que ocurrió el miércoles recién pasado, el publicista que le dio vida al personaje de Contralorito por redes sociales, Cesar Leiva, contactó al senador Carlos Bianchi (Independiente) por un objetivo en común. Resulta que el senador es impulsor de un proyecto de ley que otorga facilidades a los independientes para ser candidatos al Congreso, permitiéndoles formar pactos electorales entre ellos y postular con una menor cantidad de patrocinios; el proyecto reduce a 0,2% la recolección de firmas según la última votación en el distrito a representar, mientras que la legislación vigente fija ese umbral en un 0,5% de patrocinios. 

Por su parte, Leiva se encuentra reuniendo firmas para presentarse como candidato independiente a diputado por el distrito 8. Hasta el momento, ha reunido 849 firmas de las 2.440 que necesita para postular, lo que lo convierte en uno de los postulantes con más patrocinios, siendo que en exactamente un mes -el 23 de agosto- es la fecha límite para inscribir la candidatura.

Bianchi -que preside la Comisión de Gobierno  de la Cámara Alta en la que está estancado su propio proyecto desde el 3 de marzo- invitó formalmente al exContralorito -aquel popular personaje que representa a Contraloría en RR.SS.- a que fuera a exponer este lunes 26 ante la instancia legislativa. “Ese día voy a darle a conocer a los senadores la complicada situación en la que estamos los independientes para reunir patrocinios y de lo injusto de que nuestra única posibilidad de ir en listas, es que un partido nos ofrezca el cupo, que es una determinación de los mismos partidos y no de los independientes”, cuenta Cesar Leiva. 

En estas próximas sesiones se va a definir la última chance de que este proyecto vea la luz, ya que después de que los integrantes de la comisión escuchen por última vez a los expertos en la materia, deberá pasar a votación. Sin embargo, Bianchi hace un pronóstico: “aseguro desde ya que cuando lo votemos van a ser 4 votos en contra y 1 a favor, el mío. Porque los partidos políticos se niegan rotundamente a la posibilidad de que los independientes conformemos pactos”, afirma.

A lo anterior, el senador agrega categóricamente que “después de la elección de convencionales constituyentes, los partidos le tienen miedo a los independientes”. Esa sentencia la justifica con el hecho de que los senadores Francisco Chahuán (RN) y Jaime Quintana (PPD), que en un principio apoyaron el proyecto, retiraron su firma del texto dos semanas después de la elección de mayo.

La otra firma que tiene este proyecto es la de la senadora -y eventual candidata presidencial- Yasna Provoste (DC) “Es la única parlamentaria de un partido político que ha mantenido su apoyo a esta iniciativa, a pesar de que sus cercanos le sugirieron retirar su patrocinio”, cuenta Bianchi, agregando que “ella dijo que le parecía que un tema así debía debatirse para entregar igualdad de condiciones”.

El senador Carlos Bianchi, que impulsa uno de los proyectos para dar facilidades a independientes, asegura que “después de la elección de convencionales constituyentes, los partidos le tienen miedo a los independientes”.

Uno de los integrantes de la comisión, el senador José Miguel Insulza (PS), confirma a este medio su rechazo a esta iniciativa, argumentando que “los independientes quieren aprovechar este proyecto, ya que formaron partido. Se llaman la Lista del Pueblo y funcionan y hacen todo como un partido, pero quieren  tener facilidades como independientes. Yo no voy a votar a favor ninguna legislación en ese sentido”.

Resulta que, para Insulza, en el Congreso no se puede experimentar como se hizo en la constituyente. Asegura que “se hizo una cosa importante en la Convención, porque era posible. Pero la verdad es que yo soy partidario de fortalecer a los partidos políticos. Si un independiente tiene afinidades con otros, puede conformar un partido. Con lo que estoy de acuerdo es que se den facilidades para esa conformación”.

Bloqueo en la Cámara

La posición de los partidos de la ex Concertación es similar en la Cámara de Diputados, donde un grupo de diputados independientes, del Frente Amplio y del PC, presentaron un proyecto que va en la misma línea, incluyendo escaños reservados para pueblos originarios y personas con discapacidad, y que agrega un estándar de paridad en la conformación del parlamento.

Al igual que en el Senado, este proyecto descansa desde hace algunos meses en la Comisión de Gobierno Interior de la Cámara sin ninguna señal de ser tramitado. De hecho, los integrantes de la instancia han sesionado varios días durante las últimas semanas y ni siquiera se ha hablado de poner en tabla la iniciativa.

La diputada Andrea Parra (PPD), quien preside esa comisión y, por lo tanto, decide el orden de los temas a tratar, comenta que “si no tuviese más proyectos en espera, lo pondría en discusión. Pero hoy en día tenemos proyectos más antiguos y otros que están con suma urgencia puesta por el Ejecutivo, y yo tengo que respetar esas urgencias”. En efecto, durante las últimas sesiones, los integrantes de la instancia han tramitado un proyecto de ley corta de descentralización que tiene urgencia suma, y otro proyecto que establece normas complementarias al voto obligatorio.

En este sentido, Parra asegura estar dispuesta a abrirle las puertas a iniciativas que busquen profundizar la democracia y reconoce que “hay una parte de este proyecto que va en esa dirección y nos parece muy interesante, que busca dar escaños reservados y tener paridad en el parlamento”. Sin embargo, añade que “permitir que en un órgano permanente aparezcan los independientes es una innovación absoluta. Es un experimento político y yo, personalmente, no estoy por apoyarlo”.

La diputada Andrea Parra (PPD), que preside la comisión de Gobierno en que está estancado uno de los proyectos, dice que dar facilidades a los independientes “es un experimento político y yo, personalmente, no estoy por apoyarlo”.

A pesar de que Parra niega que haya un bloqueo a esta iniciativa, desde el sector que presentó el proyecto acusan que los partidos de la ex Concertación y de Chile Vamos le han cerrado las puertas y están evitando que este se ponga en discusión.

Así, el diputado de Acción Humanista y uno de los firmantes del texto,Tomás Hirsch, dice que “los partidos no quieren perder los beneficios que arrastran desde el sistema binominal y dejar que se empareje la cancha. La Convención demostró que hay muchos ciudadanos que se sienten más representados con candidaturas independientes y hoy en día hay cientos de candidatos potenciales que no tienen la oportunidad de competir de igual a igual”.

Por su parte, la diputada comunista Karol Cariola, que es la coordinadora de los parlamentarios que presentaron esta iniciativa en la Cámara, asegura que “el avance del proyecto es muy complejo, porque esto depende de la voluntad política que muestren los integrantes de la comisión. Aquí hay un miedo de la exConcertación y de la derecha a las nuevas formas de representación política que se han dado en Chile”.

En tanto, el jefe de bancada de los diputados de la Democracia Cristiana, Daniel Verdessi, confirma la posición de su sector en contra de la idea de que los independientes compitan en pactos en las elecciones parlamentarias. “Estoy en absoluto desacuerdo con que los independientes puedan postular sin las normas de la democracia. Los partidos políticos son fundamentales por la transparencia en el uso de los recursos, no se puede fiscalizar si es que un independiente es apoyado por un grupo de narcos, por ejemplo”, sentencia.

Recurso de protección o ir al TC: las opciones de los independientes

Con los antecedentes que entrega el senador Bianchi y con la negativa de Parra de poner en discusión el proyecto, las posibilidades de que este se convierta en Ley de la República antes del 23 de agosto -fecha límite para inscribir candidaturas al Congreso- son prácticamente nulas.

Por lo mismo, quienes representan al mundo no militante se encuentran evaluando qué otros caminos pueden seguir en la pelea por obtener igualdad de condiciones. Por ejemplo, el exContralorito cuenta que “estamos evaluando, junto a otros 23 precandidatos, presentar un recurso de protección frente a la justicia o al Tribunal Electoral y, una vez que se declare admisible, presentar un escrito en el Tribunal Constitucional para que se nos permita competir en igualdad de condiciones”.

Cesar Leiva, el otrora ex Contralorito, dice que está evaluando junto a otros 23 precandidatos “presentar un recurso de protección frente a la justicia o al Tribunal Electoral y, una vez que se declare admisible, presentar un escrito en el Tribunal Constitucional para que se nos permita competir en igualdad de condiciones”.

Según describe Leiva, la acción judicial se basa en que, en la actual Constitución, se establece textualmente que la ley electoral “garantizará siempre la plena igualdad entre los independientes y los miembros de partidos políticos, tanto en la presentación de candidaturas como en su participación en los señalados procesos”, por lo que no permitir los pactos independientes -asegura- sería inconstitucional.

Lista del Pueblo y la “mirada monopólica”

Esta postura es compartida por uno de los representantes independientes que tiene la Lista del Pueblo en la Convención Constitucional, el abogado Manuel Woldarsky, quien asevera que “no hay que perder la esperanza con la idea de las facilidades a los independientes. Porque esa exigencia no se basa sólo en un principio político, sino que hay también principios jurídicos y se podría acudir a la justicia”.

Woldarsky asegura que él no puede hablar en nombre de la Lista del Pueblo -colectivo que en su interna, además, discute la pertinencia de una eventual candidatura presidencial-, ya que ese conglomerado no partidista está aún en conformación. Sin embargo, dice que su opinión como un constituyente más de este grupo, es que “la opción de presentar varios recursos de protección o ir al Tribunal Constitucional es más que válida y hay que considerarla. Porque la Constitución actual es súper explícita en decir que los independientes y los partidos deben estar en igualdad de condiciones”.

-Manuel, varios parlamentarios critican que ustedes quieran ir en listas porque, a pesar de no ser un partido político, se comportan como uno. ¿No tendría más sentido inscribirse como partido?

-Lo que pasa es que esa mirada es monopólica, porque plantea que los partidos políticos son los únicos entes facultados para el ejercicio de los derechos políticos en Chile. Y creo que esa argumentación es pobre porque minimiza el problema de restringir la cantidad de derechos políticos que tenemos y que para los partidos son privilegios. Por otro lado, también se dice que no corresponde que los independientes vayan en listas porque no pueden ser fiscalizados de igual forma. Pero eso se resuelve dando más atribuciones a las instituciones que se encargan de eso para que, efectivamente, compitamos todos en igualdad de condiciones y bajo las mismas normas.

-El sistema de listas está hecho para que los candidatos que vayan en ella representen un mismo proyecto político. ¿Cómo pueden garantizar eso las listas de independientes?

-Nosotros apelamos a que en las listas independientes se puedan inscribir movimientos sociales u organizaciones territoriales, que sí pueden tener una misma línea política. Me resulta monopólica la idea de que sólo los partidos puedan garantizar eso y creo que, además, se puede dejar establecido en la reforma que las listas deben representar un mismo proyecto claro y transparente.

Comentarios