María Clara Fontoura tuvo que explicar a la policía que sus gritos eran de emoción por el oro su novia, Ana Marcela Cunha.

Agencia EFE

Inesperados gritos alertaron a vecinos y la policía: Su novia había ganado el oro en Tokio

"Mi sueño era éste, no sólo quería participar en unos Juegos, quería ser medallista y poder convertirme hoy en campeona olímpica corona mi carrera" declaró Ana Marcela Cunha tras coronarse como campeona olímpica de los 10 kilómetros de aguas abiertas.

Este miércoles, la brasileña Ana Marcela Cunha hizo historia tras coronarse como la nueva campeona olímpica de la prueba de 10 kilómetros de aguas abiertas en Tokio 2020 y su novia, María Clara Fontoura, llamó la atención de todos.

Desde el otro lado del mundo, familiares, amigos y cercanos de la nadadora estuvieron atentos a su competencia y se alegraron por el oro recibido, sin embargo, Fontoura fue la protagonista del día.

Según comentó OGlobo, los gritos de alegría y emoción de María Clara Fontoura, alertaron a sus vecinos, quienes llamaron a la policía local debido a la preocupación.

En el sprint final, empezamos a gritar como locos. Y poco después, el timbre comenzó a sonar locamente… Había cinco residentes, el propietario y la policía preguntando qué estaba pasando”, consignó la novia de Cunha al medio.

Fontoura aseguró que para explicar a situación y evitar algún tipo de multa, le explicó a los presentes que “¡mi novia es campeona olímpica! ¡Campeón olímpico! ¡Fue mal!”, según informó OGlobo.

Por otro lado, los vecinos y policías que habían llegado hasta el lugar comprendieron la situación pero le pidieron, por favor, que celebrara haciendo un poco menos de ruido.

Desde Tokio, Cunha declaró que “mi sueño era éste, no sólo quería participar en unos Juegos, quería ser medallista y poder convertirme hoy en campeona olímpica corona mi carrera, tras todas esas veces que no pude subirme al podio”.

Y es que Cunha, que logró con apenas 16 años una meritoria quinta plaza en los Juegos de Pekín 2008, había tenido que esperar su tercera participación olímpica, tras quedarse fuera de Londres 2012, para lograr la ansiada medalla que le faltaba.

Traté de ser un poco europea, tener sangre fría, pero al final soy latina, soy todo corazón“, explicó Cunha, que se impuso a la gran favorita, Sharon van Rouwedaal, campeona en Río por sólo 9 décimas.

Finalmente, Cunha aseguró haber tenido “diferentes logros en mi carrera, he ganado pruebas en 5 y 25 kilómetros y hoy la de 10 kilómetros en los Juegos Olímpicos y esto es de suma importancia para mí“.

Volver al Home

Comentarios