Créditos: Agencia Uno

Estabilizar la deuda pública o aumentar la recaudación tributaria: los planes de las candidaturas presidenciales para salvarnos de la inflación

Tras el anuncio del Banco Central sobre la alza histórica de la tasa de interés producto del sobrecalentamiento de la economía, The Clinic contactó a los encargados económicos de las candidaturas a La Moneda a fin de que esbocen sus lineamientos para enfrentar un probable ciclo inflacionario.

El pasado martes 31 de Agosto, el Banco Central aplicó una histórica alza en la tasa de interés de 75 puntos base, llegando a un 1,5%. La decisión fue aprobada por unanimidad y registra el mayor aumento en los últimos 20 años.

Los motivos que se desprenden de dicha resolución son -principalmente- para contener un incremento de la inflación, ya que advierten un aumento que sobrepasaría la meta de 3% a dos años plazo.

“El Consejo ha respondido a la necesidad de evitar la acumulación de desequilibrios macroeconómicos que, entre otras consecuencias, podría provocar un aumento más persistente de la inflación que la lleve a desviarse de la meta de 3% a dos años plazo”, indicaron desde la entidad.

Ante dicha proyección, las interrogantes que surgen en el plano político nacional son claras: ¿Qué medidas tienen preparadas las candidaturas presidenciales ante un posible ciclo inflacionario?

The Clinic contactó a los comandos de José Antonio Kast, Marco Enríquez Ominami, Yasna Provoste, Sebastián Sichel y Gabriel Boric para que respondieran a esta interrogante y contarán cómo lo van a hacer en un eventual gobierno para que las lucas de usted, estimado lector, no pierda valor en el futuro.

Boric: Aumentar la recaudación tributaria

Para Claudia Sanhueza, asesora económica del candidato Gabriel Boric, el “aumento de la tasa de interés va a controlar probablemente el ciclo inflacionario. Después es importante recuperar el balance fiscal gradualmente, aumentando la recaudación tributaria y disminuyendo la evasión, además de focalizar esfuerzos de gasto en inversión“, dijo.

FOTO: DIEGO MARTIN / AGENCIAUNO

“La inflación es regresiva, perjudica más a los más pobres y vulnerables. Por eso la mayor parte de los bancos centrales del mundo tienen entre sus objetivos la estabilidad de precios y tienen grados de autonomía. De hecho, en Chile es una obligación del Banco Central que está en su Ley”, agregó la economista.

Sichel: Estabilizar la deuda pública

Patricio Rojas, encargado económico de Sebastián Sichel, aclara que “el programa busca mantener una política fiscal que también va a ir retirando paulatinamente el estímulo durante los años 2022 y 2023″.

FOTO: PABLO DIAZ /AGENCIA UNO

“El principal instrumento para mantener la inflación controlada, es que la política fiscal sea coherente con una estabilización y normalización, tendiendo a la sostenibilidad fiscal en el mediano plazo. Es decir, que la deuda pública, que está en un 50% del PIB según creemos, se estabilice en un rango prudente. Y que el déficit fiscal, que hoy está en un 8%, tienda a niveles cercanos al 1,5%. Esto es coherente con el pago de intereses que se va a hacer de esa deuda del 50%”, dice Rojas.

“Nuestro programa es realista y factible de financiar. Contempla tres puntos del PIB de gasto social, y estimamos que recuperando crecimiento en un punto -de dos a tres-, sumado a medidas de recaudación en ámbitos tributarios, podemos conseguir el financiamiento del programa”, explican desde el comando de Sichel.

Provoste: Inversión pública y reforma tributaria

Macarena Lobos, coordinadora programática del comando de Yasna Provoste, declara que “las principales medidas serán las de incrementar el crecimiento potencial de la economía y retomar la responsabilidad fiscal. Ello supone retirar paulatinamente las ayudas extraordinarias, en la medida que cesen los efectos de la crisis, transitando hacia ayudas enfocadas en la recuperación del empleo con enfoque de género”, dice la ex subsecretaria de Hacienda en el segundo gobierno de Michelle Bachelet.

Lobos, además, apunta a la inversión pública. “En el marco del debate del presupuesto 2022, reorientar el gasto hacia la inversión de bienes públicos productivos: infraestructura, capacitación, innovación, y emprendimiento que nos permita crear más y mejores empleos”, agregó.

FOTO: AGENCIA UNO

En este sentido, Lobos apunta a un ajuste tributario para “normalizar los equilibrios fiscales”. “Por ello creemos relevante aumentar, de manera permanente y progresiva, los ingresos fiscales, razón por la cual nuestro programa de gobierno propone una reforma tributaria que, en régimen, pretende recaudar 5 puntos del PIB”, concluyó Lobos.

Kast: Estimular inversión y crecimiento

Eduardo Guerrero, vocero económico del candidato del Partido Republicano, José Antonio Kast, dice que “los mejores remedios para combatir la inflación son una buena política monetaria y una sana política fiscal, afirma.

FOTO: KARIN POZO/AGENCIAUNO

“De esta manera, la mejor medida es terminar con el populismo y el excesivo gasto público, para centrarnos en políticas que estimulen la inversión y el crecimiento y que permitan que los efectos de mayor demanda se vayan a producción y no a precios“, agregó.

En este sentido, Guerrero hace un parangón con algunos ejemplos de la región. “Y bajo ninguna circunstancia seguir las fracasadas políticas de control de precios que ya sugieren algunos de estos políticos admiradores de las economías de países como Venezuela, Cuba y Argentina, pues en dicho caso el problema económico terminará siendo todavía mayor”, sentenció Guerrero.

ME-O: Política fiscal contra cíclica

Camilo Lagos, presidente del Partido Progresista (PRO), de profesión economista y miembro del equipo de campaña de Marco Enríquez Ominami, asegura que “el desafío que tenemos por delante debe concentrarse en una fuerte política contra cíclica para enfrentar la crisis a través del impulso a la inversión pública“.

FOTO: DIEGO MARTIN / AGENCIAUNO

“Una política fiscal contra cíclica es indispensable y, por consiguiente, es el corazón de las propuestas progresistas para enfrentar la crisis. Ello supone una inyección al gasto fiscal contra cíclico de, a lo menos, 4 puntos del PIB para hacer efectivo un proceso orientado a la recuperación económica. Ello se financia con medidas como el endeudamiento fiscal, totalmente justificable considerando la naturaleza y profundidad de la crisis y también con una nueva mirada a la asignación de los recursos y la recaudación del Fisco“, agregó.

Volver al Home.

Comentarios