Nuevo dinosaurio carnívoro era temido por los tiranosaurios

Descubren nuevo dinosaurio carnívoro gigante que era temido por los tiranosaurios más pequeños

El antecesor del "Tyrannosaurus rex" en el trono de depredadores: los primeros parientes del tiranosaurio habrían vivido a la sombra de los carcarodontosaurios, dinosaurios más grandes con dientes aserrados y afilados.

Una investigación dirigida por un equipo internacional de científicos ha descubierto una nueva especie de dinosaurio tras estudiar un fósil encontrado en Uzbekistán.

La criatura, bautizada como Ulughbegsaurus uzbekistanensis, alcanzaba los siete metros de longitud y pesaba más de una tonelada. 

Recorrió las llanuras de Asia central hace al menos 90 millones de años, durante el periodo cretácico –el tercer y último período de la era mesozoica–, mucho antes de que el Tyrannosaurus rex caminara por la Tierra.

El estudio publicado en la revista Royal Society Open Science ha identificado al dinosaurio terópodo perteneciente a la especie Carcharodontosaurus, o “lagartos con dientes de tiburón”.

Darla Zelenitsky, profesora asociada de paleobiología de dinosaurios en la Universidad de Calgary, trabajó con investigadores de Canadá, Japón y Uzbekistán para identificar la nueva especie. 

La nueva especie –que recibe su nombre del astrónomo y matemático del siglo XV Ulugh Beg– solo se conoce a partir de una única pieza ósea de la mandíbula superior que un paleontólogo ruso encontró en la década de 1980 en la formación rocosa de Bissekty, en el desierto de Kyzylkum.

La región es conocida por producir un conjunto rico y diverso de dinosaurios y otros vertebrados a partir de restos fragmentarios, menciona el estudio.

Tiranosaurio primitivo vivió a la sombra de los carcarodontosaurios 

El descubrimiento demuestra que los carcarodontosaurios depredadores y los tiranosaurios primitivos coexistieron en la región en aquella época, lo que aclara que, a pesar de su temible reputación, los tiranosaurios no siempre fueron los carnívoros más grandes o feroces del mundo mesozoico. 

Incluso, el Ulughbegsaurus podría haberse comido a los antepasados del “rey de los dinosaurios”. Su zona de caza se extendía a lo largo de cientos de kilómetros e incluía tiranosaurios más pequeños.

El mayor depredador carnívoro

Al igual que un tiranosaurio primitivo, este carnívoro caminaba sobre dos patas, con una cabeza grande, extremidades delanteras cortas y garras afiladas.

Pero ahí terminaban las similitudes. Un Ulughbegsaurus habría pesado alrededor de 1.000 kilogramos y medía más de 7,5 metros desde la nariz hasta la cola.

“Habría sido el mayor depredador carnívoro del ecosistema en esa época”, dijo Zelenitsky, quien explicó que los pequeños tiranosaurios que vivieron durante el mismo período habrían sido una quinta parte de la masa corporal del animal más grande.

Aunque no se sabe qué causó su extinción, la desaparición de los carcarodontosaurios del ecosistema puede haber contribuido a que los tiranosaurios crecieran y se convirtieran en depredadores dominantes.

El Ulughbegsaurus registra así la última coexistencia estratigráfica de dinosaurios carcarodontosáuridos y tiranosáuridos de Laurasia. 

VOLVER AL HOME

Comentarios