brócoli

¿No te gusta el brócoli? Descubren la poco apetecible razón

Son muchos los niños y adultos a los que no les gusta comer brócoli. Según una nueva investigación realizada en Australia, el sabor a azufre de este tipo de verduras se debe al microbioma oral de las personas.

figure class=”wp-block-image”>

Yo odio el brócoli, siempre lo he hecho y ¡lo siento! Sé que a mucha gente le encanta este tipo de col, que es nutritivo y rico en vitaminas, pero a mí no me gusta ni el olor ni el sabor. Y no soy el único. A mucha gente, especialmente a los niños, no les gusta el brócoli.

George Bush padre odiaba el brócoli

Sin duda, el personaje más famoso que odiaba el brócoli fue el expresidente de Estados Unidos George H. Bush, quien prohibió en 1990 el brócoli en la Casa Blanca y en los vuelos del Air Force One.

Bush había dicho que de niño no le gustaba esta verdura, pero que su madre le obligaba a comerla. Se le recuerda con esta frase: “Ahora soy el presidente de EE. UU. y no voy a comer más brócoli”.

Recientemente, unos investigadores australianos han descubierto por qué las personas reaccionan de forma tan diferente a verduras como el brócoli. En el estudio, se explica que las variedades de col como la coliflor, las coles de Bruselas o el mismo brócoli contienen ciertas enzimas que pueden producir olores desagradables y sabores sulfurosos en la saliva. En algunos casos con mayor intensidad, mientras que en otros casi nada.

El microbioma es el responsable

Según la investigación publicada en el Journal of Agricultural and Food Chemistry, las diferentes reacciones al sabor y olor de estas verduras están relacionadas con el microbioma de nuestra boca.

Después del tracto gastrointestinal, nuestra cavidad bucal tiene la mayor diversidad de microorganismos, con más de 700 especies registradas, incluyendo bacterias aerobias y anaerobias, hongos, virus e incluso amebas.

Puede sonar poco apetecible, pero eso es lo que hace que el microbioma oral sea tan fuerte y diverso. Por el contrario, si el microbioma oral está dañado, la caries, el sarro y la enfermedad periodontal son síntomas comunes que suelen aparecer.

En el estudio sobre el brócoli, los investigadores descubrieron que los niños tenían una concentración similar de los compuestos de olor que sus padres, lo que sugiere que existe un microbioma oral compartido que se transmite.

Olor a azufre

Las verduras del género Brassica contienen un compuesto llamado sulfóxido de S-metil-ʟ-cisteína, que produce un fuerte olor sulfuroso cuando una enzima actúa en el tejido vegetal. El mismo olor sulfuroso se produce cuando esa misma enzima es producida por las bacterias del microbioma oral de algunas personas.

Los investigadores australianos revelaron que a los niños cuya saliva producía más compuestos de azufre cuando comían brócoli, les producían mayor rechazo las verduras de este tipo, incluidas la coliflor y los coles de Bruselas.

Sin embargo, los expertos dijeron que esta correlación no se observó en sus padres. Los investigadores sospechan que algunos adultos probablemente se acostumbran al sabor del brócoli en algún momento (¡O tal vez no!).


VOLVER AL HOME

Comentarios