Festival Puerto de Ideas

“Además de sectario, es de una ignorancia y una pequeñez supinas”: Intelectuales rechazan negativa de Viña de recibir Festival Puerto de Ideas

Luego que el gerente de la fundación revelara que la municipalidad no quiso recibir el evento en la ciudad alegando financiamiento de la embajada de Israel, 10 artistas e intelectuales criticaron dicha decisión.

Un nuevo remezón sacude la escena cultural chilena.

De acuerdo con el gerente de la Fundación Puerto de Ideas, Sergio Silva, la jefa de gabinete de la Municipalidad de Viña del Mar, Camila Brito Hasbún, rechazó extender para este 2021 a la Ciudad Jardín las actividades del festival -que tradicionalmente se celebra en Valparaíso- y argumentó que a Puerto de Ideas “los financia la embajada de Israel”. Ante ello, Silva, en referencia a la decisión , afirmó que “yo pienso que sí, que es profundamente antisemita”.

Al diario El Mercurio, Silva -quien aclaró que Puerto Ideas trabaja con embajadas de todos los países- sostuvo que recurrió a la Ley del Lobby para intentar reunirse con la alcaldesa Macarena Ripamonti y aclarar la situación, sin embargo, no logró acceder a un encuentro.

La decisión municipal fue rápidamente rechazada por el mundo intelectual local, varios de cuyos exponentes accedieron a conversar con The Clinic.

Adriana Valdés, ensayista, directora de la Academia Chilena de la Lengua y del Instituto de Chile

“Puerto de Ideas ha sido un regalo y un refresco para la cultura en Chile desde hace más de diez años.  Nos reunimos en su numeroso y animado Consejo ad honorem para conversar acerca de los intelectuales y creadores más interesantes que podemos traer, de Chile y del extranjero, a conversar con el público chileno.  Es una fiesta de varios días, donde se conversan temas novedosos en las artes, las ciencias, el pensamiento.  Doy fe, como consejera, de que hemos recurrido cuando se puede a los servicios culturales de las Embajadas de muchos países, para traer figuras como Colm Toibin, Hector Abad Faciolince, Cynthia Fleury, por nombrar solo algunos de nuestra versión 2021”.

“Creo que lo sucedido es una vergüenza para la Municipalidad de Viña del Mar, y lo lamento mucho.  Es un síntoma de la pequeñez y de la mezquindad que estamos viviendo en nuestra vida social y política en este preciso momento, donde el antisemitismo viene desde los lugares más impensados.  El antisemitismo es propio de sociedades enfermas, mezquinas.  Puerto de Ideas se ha dirigido siempre hacia la apertura a nuevas figuras, nuevas formas de interacción, acogida y curiosidad.  Vengo llegando de allá con nuevo viento en las velas, por decirlo de alguna manera, y sé que somos muchos los que hemos tenido esta misma experiencia en el primer reencuentro presencial”.

Sonia Montecino, antropóloga, Premio Nacional de Humanidades y Ciencias Sociales (2013)

“Estamos viviendo, por un lado, una restauración conservadora que se manifiesta en la re-emergencia de viejas prácticas y discursos contra las transformaciones culturales y los nuevos y antiguos derechos, así como de los logros civilizatorios de movimientos de larga data como los feministas e indígenas. Por otro lado, estamos frente a una exacerbación de las identidades, como si las personas estuvieran definidas por un solo rasgo y no por múltiples cruces que constituyen su condición y posición en la trama colectiva. Estos dos procesos entonces hacen que la discriminación tenga el campo despejado para que las descalificaciones, la guetización y la marginación sean la tónica de las relaciones sociales. Desde los micro y macropoderes estos procesos son visibles. Entiendo lo sucedido a Puerto Ideas en la dirección de una discriminación con bases en esa restauración de acciones y narrativas que se creían superadas, así como en el imaginario excluyente de las identidades sobredimensionadas y con afanes de dominio sobre la escena social”.

Rafael Gumucio, escritor

“El Festival de Puerto de Ideas es una gran iniciativa. Es realmente triste que la Municipalidad de Viña del Mar haya decidido no contar con ella por una decisión absolutamente ciega. No tengo nada a favor del gobierno actual de Israel, ahora negar su existencia como país es retroceder 80 años en el debate”.

Pablo Simonetti, escritor

“El Festival Puerto de Ideas es un regalo enorme e inolvidable para las ciudades que lo acogen. He participado en varias ediciones y he podido experimentar esa alegría comunitaria que otorga la cultura y el hecho de estar pensando juntos. Que una funcionaria municipal se niegue a recibir algunas de sus actividades en su comuna, porque entre los tantos apoyos que recibe está también el de la embajada de Israel, además de sectario, es de una ignorancia y una pequeñez supinas”.

Carla Guelfenbein, escritora

“Me parece una actitud deplorable. Ese es exactamente el Chile que NO queremos, discriminatorio, prejuicioso. Es interesante que esta polémica haya surgido ahora, ad portas de una elección tan importante como la del domingo. La discriminación a la diferencia es un tema esencial que debemos tomar en cuenta a la hora de ir a votar. Kast nos propone justamente ese Chile discriminatorio contra las minorías, su política es anti LGTB, anti inmigrantes, anti mujeres, y lo más probable, dada la línea de su pensamiento, es q también sea antisemita”.

Agustín Squella, convencional constituyente, Premio Nacional de Humanidades y Ciencias Sociales (2009)

“Un penoso episodio por parte de la Municipalidad de Viña del Mar, especialmente porque los responsables de Puerto de Ideas trataron de reunirse con la alcaldesa sin conseguirlo. Darle la espalda a Puerto de Ideas es darle la espalda a la cultura. ¿En eso estamos? Aquí hubo, cuando menos, descortesía y hasta una muestra más de la intolerancia de quienes creen que sus ideas, sus planteamientos, sus causas, son siempre las correctas y que las demás son errores o incluso perversiones”.

Cristian Warnken, profesor de Literatura, conductor de radio y director de la Editorial Universidad de Valparaíso

“No vamos a desarrollar ninguna actividad cultural con Puerto de Ideas, porque a ellos los financia la embajada de Israel”-declaró la jefa de gabinete de la Municipalidad de Viña del Mar, Camila Brito. Sus palabras producen-por decir lo menos-estupor. Salvo si nos colocamos dentro de una lógica paranoica y conspirativa, cuesta creer tal delirio. Me parece una jefa de gabinete de una Municipalidad debiera ser más prudente a la hora de responder la petición que le hiciera una Fundación tan prestigiosa en el ámbito cultural e intelectual (Puerto Ideas); a ello se agrega la negativa de la alcaldesa Macarena Ripamonti de recibir en audiencia a los representantes de una Fundación que se ha caracterizado por la seriedad de su trabajo y aporte a la cultura de la V región. Una cosa es empatizar con el sufrimiento del pueblo palestino (y eso lo entiendo) y otra es vetar o cerrar la posibilidad de que Puerto de Ideas también llegue a Viña del Mar, arguyendo-además-una razón que es falsa. Que la embajada de Israel pueda cooperar con este Festival (como probablemente lo hacen también con otras embajadas) no puede significar que este festival sea vetado o rechazado de manera tan intempestiva .¿Acaso la Municipalidad de Viña del Mar va a cerrarse a toda actividad (cultural u de otro tipo) que tenga que ver con Israel y la cultura israelita? Esta señal de la gestión de la alcaldesa Ripamonti es preocupante y debiera ser corregida y esperamos que sólo sea un arrebato de una generación nueva que ha entrado en la política y que a veces peca de sectarismo y de falta de prudencia. Ni Viña del Mar ni Puerto Ideas merecen este inusitado portazo en las narices, este gesto destemplado y totalitario.

Pablo Chiuminatto, artista visual

“Los motivos de la moción de la Municipalidad de Las Condes se basan, en el fundamento ideológico de los contenidos. En el caso de la Municipalidad de Viña en el veto ante uno de los patrocinadores, entre tantos que tiene Puerto de Ideas, como es la Embajada de Israel. Así podemos ver cómo las municipalidades chilenas están ejerciendo la prohibición, a través de su fuero que apelaría a la representatividad ciudadana, respecto de aquello a lo que las audiencias podrían o no concurrir presencial o virtualmente. Lo grave es que estas decisiones, más allá de las razones particulares de esta ocasión, en la práctica son el ejercicio patente de la censura. Si a algunos puede haberles parecido correcto lo que se hizo en la primera instancia, es importante recordar que cuando esa facultad cambia de mano, puede parecer reprobable. En ambos casos es muy grave, la historia lo demuestra, la pérdida de libertades culturales nunca viene sola”.

Iván Weissman, economista y politólogo

“En toda democracia es sano debatir y ya no es aceptable hacer mega eventos o proyectos sin hacer participar a la comunidad. Pero cuando los argumentos para a oponerse eventos como Lollapalooza y Puerto Ideas -eventos que nos enriquecen enormemente como sociedad- son tan básicos e ideologizados, me hace pensar en lo peor de los extremos. Yo soy amarillo y orgulloso. Lo de Puerto Idea y Lollapalooza muestra lo peor del nuevo progresismo. Un progresismo antiprogreso. Es un como una versión sudaca del Talibán”.

Javiera Parada, actriz y gestora cultural

“Me parece grave que el Municipio de Viña del Mar se sume a esta asonada en contra de la cultura que hemos visto el último tiempo. En Santiago se intenta prohibir el Festival Lollapalooza, uno de los eventos culturales y de entretenimiento más importantes del país y para el sector cultural; en Las Condes se le quita la subvención al Festival Santiago a Mil, el festival de artes escénicas más importante del Cono Sur; y ahora en Viña del Mar no se acepta al Festival Puerto de Ideas, que es un evento que desde hace una década reúne a las mentes más valiosas e inspiradores del pensamiento contemporáneo. Realmente es preocupante que, desde el Partido Republicano, pasando por la UDI, el PC y el Frente Amplio se desconozca o niegue la importancia de la cultura y el pensamiento crítico como base de una sociedad democrática, moderna y plural. Espero que la alcaldesa Ripamonti reconsidere la decisión y albergue el próximo año este maravilloso festival”.

También puedes leer: Camila Sosa, autora de “Las malas”: “Las disidencias no se bancan a las travestis, nos miran con piedad”


Volver al Home

The Clinic Newsletter
Comentarios