Agencia Uno

“Confieso que consideré anular”: cuando Boric apoyó a última hora la candidatura presidencial de Guillier en el 2017

Junto al apoyo irrestricto de los partidos de la ex Concertación a la candidatura de Gabriel Boric, sus dirigentes no han dejado pasar la oportunidad de sacarle en cara el tardío apoyo que él y su coalición dieron a la candidatura de Alejandro Guillier en la segunda vuelta del 2017. Algo de lo que el abanderado de Apruebo Dignidad abjuró con una cruda autocrítica: "Pecamos de inmadurez", reconoció el diputado frenteamplista en carta a la Junta Nacional DC el pasado fin de semana.

“Pecamos de inmadurez en demorar hasta el final nuestro apoyo para la segunda vuelta del 2017 al senador Alejandro Guillier (…) para realizar grandes transformaciones se requiere de grandes acuerdos que corrijan las injusticias del presente, sin renegar de los avances del pasado”.

La frase anteriores es de autoría del candidato presidencial de Apruebo Dignidad, Gabriel Boric, en una carta dirigida a la Junta Nacional de la Democracia Cristiana que realizó la Falange este domingo 28 de Noviembre, donde se ratificó el apoyo a la candidatura del diputado magallánico, sin condiciones y sin voluntad de integrar un eventual gobierno suyo.

Si bien inmediatamente después de los comicios de este 21 de Noviembre el PS respaldó a Boric da cara a la segunda vuelta “sin condiciones”, durante los próximos días también se sumaron el PPD, el PR. El caso de la DC fue la última colectividad en sumarse al apoyo del mundo ex concertacionista a la figura del ex dirigente estudiantil. Esto, debido a las constantes críticas que en el pasado Boric dedicó a la DC y a los 30 años de gobiernos de centro izquierda en el contexto de la Transición a la democracia.

Por eso la DC demoró en apoyarlo, además, por un hecho puntual que ese mundo progresista aún no olvida: el desacafeinado y tardío apoyo de Boric a Guillier, lo que contribuyó -afirman sus dirigentes- a que Sebastián Piñera se impusiera por segunda vez en La Moneda.

Un pasado ingrato que el candidato Boric abjura sin dobleces. “Si es mi obligación reflexionar respecto de nuestra propia conducta, y en ese marco hoy sé que la arrogancia generacional es una mala consejera, que no hay virtud per se en la juventud y la novedad, sino que un proyecto político debe juzgarse por sus convicciones, principios y actuar en consecuencia”, profundizó el abanderado en la misiva hacia la DC el pasado fin de semana.

“La unidad sólo por tener un adversario común no me hace sentido”

Así, desde antes de la primera vuelta de la anterior elección presidencial, realizada el 19 de Noviembre del 2017 y donde la abanderada del Frente Amplio, Beatriz Sánchez, obtuvo el 20,27% de los votos sin poder pasar al balotaje de aquella contienda, Gabriel Boric se mostró sumamente crítico ante la idea de apoyar a Guillier en un eventual escenario de segunda vuelta.

“No da lo mismo quien sea Presidente”, dijo el diputado magallánico el 11 de Octubre del 2017, cuando las encuestas ya mostraban que el escenario más probable en el balotaje sería una definición entre Piñera y Guillier, en la radio Cooperativa al ser consultado por su eventual apoyo en segunda vuelta.

“Evidentemente la política no es indiferente, pero que no de lo mismo no significa que puedan haber cheques en blanco. A mí la unidad sólo por tener un adversario común no me hace sentido, salvo que el enemigo común sea Hitler, pero en este caso me parece que en eso no basta para poder tener una política coherente”, agregó en la ocasión el actual candidato presidencial de Apruebo Dignidad.

Boric, en ese entonces, también se refirió a las diferencias que tenía el proyecto del Frente Amplio con el de la Nueva Mayoría, que incluía materias de educación pública, reforma tributaria y política de vivienda, según señaló el magallánico.

Con este antecedente, hizo ver que un eventual apoyo a Guillier no podría ser libre de negociaciones: “me parece que hay que tener una discusión política programática y que, además, tenga que ver con la proyección del Frente Amplio”, dijo sobre los apoyos de cara al balotaje.

En ese contexto, el magallánico también se mostró crítico ante la posibilidad de que en la segunda vuelta los votantes de Beatriz Sánchez se inclinaran por el senador por Antofagasta sin una adecuación programática de por medio.

“Me da la impresión que la candidatura de Guillier, lo que está haciendo en este momento, es apelar al votante del Frente Amplio y decir ‘da lo mismo lo que piense el Frente Amplio como coalición política, sabemos que igual la gente que vota por el Frente Amplio va a votar por nosotros en segunda vuelta y por lo tanto no nos vamos a sentar a discutir programáticamente’. Eso yo creo que deforma la política, es un electoralismo vacío”, remató el candidato presidencial.

¿Quieren que todo el FA los apoye sólo por un ‘anti algo’?

Con todo, durante los tensos días que transcurrieron tras la primera vuelta del 2017, en la que el candidato de Chile Vamos, Sebastián Piñera, obtuvo el primer puesto con el 36,64% de los votos, seguido de Guillier con el 22,7% de las preferencias, Gabriel Boric también tuvo palabras para referirse a las presiones del mundo político para definir una postura de cara al balotaje.

“Hay momentos en la historia que es un sí o un no. Y los dubitativos pierden el liderazgo porque dejan de conducir y dejan entregadas las cosas a un destino que otros manejan. Si se mete en política hay que saber decidir”, dijo el 13 de Diciembre del 2017 el entonces candidato presidencial Alejandro Guillier sobre la indefinición del Frente Amplio hacia su candidatura. “No tengo que convencer a Boric”, espetó el senador.

En tanto, Boric insistió que era responsabilidad del senador por Antofagasta ganarse los votos frenteamplistas.

“El votante de base de Guillier también quiere cambios, no sólo continuidad. ¡Con ellos podemos encontrarnos! Depende del candidato convocar a sus propios votantes, los de MEO y del Frente Amplio, con apuestas más claras por transformaciones”, escribió el 27 de noviembre de ese año el diputado en su cuenta de Twitter.

En esa misma línea, días después, y aún antes de que el conglomerado frenteamplista se decidiera por una posición, Boric se mostró crítico ante un respaldo a la candidatura de la Nueva Mayoría, basada en ese apremiante escenario en evitar un eventual triunfo de Piñera.

“Es bien sorprendente el nivel de agresividad de los nuevomayoristas a quienes no nos hace sentido el ‘todos contra la derecha’ y no nos han convocado las propuestas de Guillier”, escribió el diputado magallánico el 10 de Diciembre en la red social de los 140 caracteres. “¿Quieren que todo el Frente Amplio los apoye unánimemente sólo por un ‘anti algo’? Así no”, remató.

“Confieso que consideré anular”

Sin embargo, la indefinición del bloque que ahora sustenta la candidatura presidencial de Boric, llegó a su fin el 13 de Diciembre del 2017: apenas cuatro días antes de la segunda vuelta.

Así, el suspenso terminó con un comunicado que publicó el diputado magallánico en su blog, en el que afirmaba, a regañadientes, que optaría por votar por Guillier en el balotaje. Aunque, de parte del Frente Amplio, de todas formas se buscó que no saliera tan barato su apoyo.

“Interpelamos al candidato Guillier a tomar definiciones claras sobre los temas que convocaron a más de 1.300.000 personas a confiar en nuestro proyecto. Desgraciadamente Guillier decidió, en vez de escuchar a la mayoría social que puja por cambios estructurales, sostener una visión conservadora”, escribió el magallánico, quien también criticó el planteamiento del candidato ante su contendor: “Pareciera ser que en él y su comando se asentó la idea que el anti-piñerismo basta para ganar una elección. Creo sinceramente que esto ha sido un profundo error”, añadió.

Era tal la poca identificación del actual candidato presidencial con la candidatura del senador por Antofagasta, que en su texto comunicó su apoyo a Guillier confesando que, entre sus cavilaciones, la idea de no optar por ninguna alternativa estuvo cerca de imponerse.

“Ya ad-portas de la elección, el tiempo de la interpelación terminó. En la disyuntiva final de qué hacer, confieso que durante los últimos días consideré seriamente la opción de anular. Y es que me resulta violento tener que optar entre dos candidatos que no me representan en lo absoluto y, por sobre todo, creo no representan la vocación transformadora y anhelante de justicia e igualdad que comparten quienes han apoyado al Frente Amplio, ni tampoco a buena parte de las bases de los partidos que sustentan la candidatura de Guillier”, finalizó.

También puedes leer: Pablo Matamoros, autodeclarado liberal de RN: “Estoy completamente en desacuerdo con las ideas conservadoras de Kast”


Volver al Home para seguir leyendo más notas de The Clinic

The Clinic Newsletter
Comentarios