Agencia Uno

Tensión entre Paula Daza y votante antivacuna de Kast: cuatro analistas desmenuzan el nuevo fichaje del abanderado republicano

La incorporación de la ex subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, al comando de José Antonio Kast, colisiona con la postura crítica que mantuvo el candidato con las políticas restrictivas del gobierno para el control de la Pandemia. ¿Podría afectar la llegada de la ex subsecretaria a la candidatura de quien, meses atrás, acusaba que el Ejecutivo imponía una “dictadura sanitaria”?

La temporada de fichajes de las dos candidaturas que pasaron a la segunda vuelta presidencial, que incluyó la incorporación de connotados economistas a los equipos de las dos candidaturas –Andrea Repetto y Roberto Zahler, entre otros, en el caso de Gabriel Boric (CS); y Sylvia Eyzaguirre en el equipo de José Antonio Kast (Partido Republicano)-, alcanzó su punto más álgido con la incorporación, a ambos comandos, de dos médicas de profesión.

Por el lado de la candidatura de Apruebo Dignidad, se integró Izkia Siches como jefa de campaña de Gabriel Boric -para lo que tuvo que renunciar a la presidencia del Colegio Médico-, mientras que, en la otra vereda, la ahora ex subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, se incorporó al comando de Kast para asumir vocerías relacionadas a temas sanitarios.

El aterrizaje de Daza en la campaña del abanderado del Frente Social Cristiano no estuvo, sin embargo, exento de polémicas. Esto, debido a que uno de los rostros protagónicos en el control de la Pandemia, tuvo que renunciar a su cargo desde el cual se volvió el personaje mejor evaluado del gobierno, según la última encuesta CEP, luego de un frustrado intento de colaborar con la candidatura fuera de horarios laborales y sin goce de sueldo.

Así, si bien los anuncios respectivos a su llegada a la campaña de José Antonio Kast venían sonando desde la semana pasada, este lunes 29 de Noviembre se materializó su entrada de lleno a la carrera presidencial.

Sin embargo, el arribo de una de las caras más reconocibles en la lucha contra la Pandemia puso en una posición de conflicto algunas posturas que José Antonio Kast tuvo en el pasado con respecto a las políticas restrictivas para contener el avance del virus.

Así, en el pasado el ex diputado UDI fue generoso en críticas al Pase de Movilidad y las cuarentenas, lo que incluso llevó a que el abanderado denominara la gestión del Ejecutivo como una “dictadura sanitaria”. Algo de lo que el candidato ahora parece no recordar, luego que en la primera vocería de Paula Daza, José Antonio Kast defendiera el uso del Pase de Movilidad y subrayara de que cuenta con las tres dosis de la vacuna anti Covid, “esquema completo” que le llaman.

De hecho, el candidato publicó en su cuenta de Twitter aquella vocería de Daza, donde abundaron los comentarios desilusionados de sus adherentes críticos de la gestión sanitaria.

“La entrada de Paula Daza es el gran golpe de timón de figuras que se incorporan”, afirma el subdirector del Instituto de Estudios de la Sociedad, Rodrigo Pérez de Arce. “La única figura política que podía hacer peso a Izkia Siches era la doctora Daza, por lo que representa, por la mezcla entre un liderazgo político y técnico al mismo tiempo”, agrega el abogado.

Candidatura con “soporte científico”

El fichaje de Daza, según el académico de la Universidad de Talca, Mauricio Morales, podría servirle a José Antonio Kast para silenciar las críticas en materia sanitaria hacia su candidatura, justamente debido a las críticas contra del gobierno por el manejo de la pandemia.

“El objetivo de Kast al incorporar a Paula Daza es aplacar las críticas que existen hacia personas que apoyan al candidato y que se han declarado como antivacunas. Con la incorporación de Daza, Kast importa toda la institucionalidad relativa al exitoso proceso de vacunación efectuado por el gobierno. Él quiere cerrar rápidamente ese flanco”, comenta Morales, quien también alude a que el republicano también podría verse beneficiado en temas de género con este nuevo fichaje.

“El hecho de incorporar a una figura femenina también le podría ayudar a reducir la brecha muy significativa que él tiene en la intención de voto en hombres y mujeres”, afirma el cientista político.

En tanto, el decano de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma, Tomás Duval, agrega que la llegada de Daza a una de las vocerías del comando del líder republicano, también podría servir para hacerle guiños al gobierno.

“Es un gesto al gobierno, en el sentido de que una figura del gobierno se instala en el comando, recordando que Kast siempre tuvo una posición muy opositora respecto a Sebastián Piñera”, comenta Duval, quien finaliza: “Es un gesto político a aquellos que apoyan al gobierno”.

Con todo, una pregunta ronda al observar el choque entre lo que representa la ex subsecretaria y la postura de Kast frente a la crisis sanitaria: ¿La llegada de Daza podría ahuyentar a su electorado duro que pudo haber respaldado al candidato del Frente Social Cristiano en su posición crítica a las cuarentenas y al pase de movilidad?

Ante esta pregunta, Mauricio Morales es claro: “Precisamente lo que le interesa a Kast es tapar o bloquear ese tipo de opiniones con el fin de que su candidatura tenga un soporte científico y no un soporte asociado a un mito”, comenta el analista, antes de pronosticar un futuro de resignación para el electorado más negacionista con respecto a la pandemia que podría seguir al republicano.

“Si bien es cierto que parte de los que apoyan a Kast no creen en la ciencia como factor central para mitigar la Pandemia, van a estar obligados a aceptar la presencia de Daza porque, de otra manera, Kast no va a poder avanzar hacia electores menos extremos o más moderados. En eso Kast ya dio la orden de que será Daza quien mandará en materia sanitaria dentro del comando, marginando a todos los agentes que hoy estén por una política anti vacuna”, sentencia Morales.

Pérez de Arce, en tanto, agrega: “la entrada de Daza al comando contiene al mundo antivacunas que en su momento se mostró cercano a José Antonio Kast. Incluso es una muestra a cambios que no le habíamos visto a Kast y es un signo muy palpable de apertura”. Así, el subdirector del IES complementa: “Daza le aporta una transversalidad y un reconocimiento social que no tenía, más allá de las otras incorporaciones que hizo”.

En tanto, sumando una cuota de realismo, Duval considera que la incorporación de Daza, guste o no al electorado negacionista de la Pandemia, no afectará en el voto duro del ex legislador gremialista.

“Esos grupos más a ultranza ante las acciones del candidato, creo que se colocarán tras las filas de esa candidatura. ¿Habrán cambiado de opinión? No lo creo, pero van a quedarse, porque si Kast pretende gobernar Chile, debe tener una visión de salud como la que tiene la doctora Daza. Una lectura de salud pública, que es un bien superior para todo el país”, sostiene Duval, quien además lee esta señal como un pase para que Kast salga de la trinchera de la derecha extrema.

“La señal está dada por el otro lado; necesita salir del nicho donde estaba o donde comenzó su candidatura: un grupo de derecha bastante cohesionado, sin mucha articulación, pero el núcleo más duro de la derecha”, finaliza el analista.

Se suma el ministro Figueroa: ¿Abrazo del oso del Ejecutivo?

Para Rodrigo Pérez de Arce, Daza no llegaría sola al comando del republicano, sino que traería también en su mochila todo el simbolismo vinculado al gobierno de Sebastián Piñera.

“Paula Daza es el gobierno en la campaña de José Antonio Kast, con lo positivo y lo negativo que hay ahí. Esto tiene de positivo la transversalidad y buena gestión de la Pandemia, el conocimiento adquirido y el proceso de vacunación. Pero al final, la entrega del respaldo del gobierno es el lastre del que todos se quieren deshacer. Entonces tiene esta ambigüedad”, comenta Pérez de Arce.

Sin embargo, este no es el único acercamiento de parte del Ejecutivo a la campaña del ex diputado UDI, ya que el lunes 29 de Noviembre el ministro de Educación, Raúl Figueroa, entró de lleno en el terreno electoral. “El gobierno no puede ser neutral ante los principios que están en juego”, dijo a La Tercera, antes de explicitar sin ambages su preferencia por José Antonio Kast de cara al balotaje.

Algo de lo que la propia vocera del abanderado, Macarena Santelices, salió a desmarcarse en el acto. “Queremos ser enfáticos desde el comando de José Antonio Kast: no hay continuidad. José Antonio Kast ha sido opositor al gobierno de Sebastián Piñera desde que él no cumplió su programa”, aseguró la ex ministra de la Mujer.

“Lo que veo es que Kast representa un ideario de mayor libertad, diversidad y seguridad”, argumentó el titular de Educación, quien también afirmó que votó por el abanderado republicano en primera vuelta. Con esto, Figueroa se convierte en el primer ministro en explicitar su preferencia presidencial.

La pregunta del millón: ¿suma o resta esta intervención del ministro Figueroa a la candidatura de Kast?

“Lo único que se le pide al gobierno es neutralidad al momento de enfrentar una carrera presidencial, más aún si es un gobierno que tiene cerca del 20% de apoyo y que en un momento llegó a tener menos de dos dígitos”, responde Mauricio Morales, quien también se aventura en afirmar que el apoyo del Ejecutivo a Kast podría, eventualmente, resultar en un flaco favor para el republicano.

“Sería un salvavidas de plomo para Kast que el gobierno comenzara a inclinarse de manera muy decidida por su candidatura por dos razones. Primero, es un gobierno impopular. Segundo, la ley prohíbe el intervencionismo. En ese sentido, la candidatura de Kast podría ser dañada desde esas dos direcciones”, argumenta el analista.

Esta lectura es refrendada por la directora de Investigación de la Facultad de Educación y Ciencias Sociales de la Universidad Andrés Bello, Stephanie Alenda. “No aporta nada, porque convierte al abanderado del partido republicano en el candidato de un gobierno que goza de una muy baja aprobación, permite la asociación con Piñera. Eso es continuidad y abre sospechas de intervencionismo”.

También puedes leer: ¿Asegura el balotaje los apoyos del PS y el PPD? El juicio de los analistas sobre los acercamientos de Boric a la ex Concertación


Volver al Home para seguir leyendo más notas de The Clinic

The Clinic Newsletter
Comentarios