Montaje con imagenes de Gabriel Boric y José Antonio Kast en su respectiva franja electoral

El “fashion emergency” de Boric y la parada ganadora de Kast: claves para entender la primera franja presidencial de segunda vuelta

Un compuesto Gabriel Boric, con lentes ópticos y vestón hablando de "reformar las policías", mientras el episodio de José Antonio Kast se centró en su pasado discurso de la primera vuelta presidencial, obviando las propuestas programáticas. Tres expertos en comunicación política desmenuzan el primer mensaje televisivo de los candidatos presidenciales, en la recta final hacia el balotaje del 19 de Diciembre.

Este domingo 05 de Diciembre comenzó oficialmente la campaña presidencial de segunda vuelta, lo que se graficó en nuevos episodios de la franja electoral de los presidenciables -Boric y Kast- transmitidos por televisión abierta. 

Según una encuesta realizada por el Consejo Nacional de Televisión, la franja electoral influyó en un 37% de los encuestados para decidir su voto en los comicios del 21 de Noviembre en la primera vuelta. Por esto, las piezas audiovisuales para promocionar las candidaturas de Gabriel Boric y José Antonio Kast -en franja televisada-, podrían ser claves para alcanzar a aquel electorado que aún los mira con distancia.

En este sentido, el primer día de franja resulta clave. Al menos así lo ve el director de la Escuela de Publicidad de la Universidad Diego Portales, Cristián Leporati. “Siempre el día uno es importante en la franja porque marca el impacto, se viralizan cosas, se hacen memes al respecto y queda una primera impresión”, argumenta.

Franja de Boric: impronta de Presidente, Seguridad e Izkia Siches

Respecto de la franja expuesta por Gabriel Boric, se pudo notar una tendencia con enfoque en el balotaje: centrarse en las medidas concretas de su programa, relevar la seguridad ciudadana y destacar la figura de la ex presidenta del Colegio Médico, Izkia Siches. 

Sobre esto, Leporati acusa que “el cambio es muy grande. Eliminó como elemento central el árbol. La comunicación se cosificó, fue a propuestas puntuales, claras, que es lo que corresponde normalmente a una segunda vuelta, que es mucho más tangible”.

Además, el experto en comunicaciones y marketing resalta que “cuando Boric se corta la barba, se pone ciertos anteojos, se peina y empieza a usar chaqueta, es porque entiende que tiene que llegar a la clase media chilena. A ese segmento muy temeroso del orden, que está muy expuesto en lo económico. En ese contexto se reconfigura visualmente y también su discurso”, agrega.

Una parte clave de la franja de Boric es que le dedicó una sección exclusiva al tema de la seguridad pública. Sobre esto, el experto en Comunicación Política de la Universidad Católica, William Porath, advierte: “creo que en el comando de Boric se dieron cuenta que el tema de la seguridad no lo podían dejar fuera”.

A esto, el académico de la Facultad de Comunicaciones de la UC añade que “de refundar las policías a reformarlas, hay un cambio no menor. No pueden dar la sensación de que van a acabar con la policía y después van a construir una nueva”.

Pese a lo anterior, hace una pausa para enfocarse en la credibilidad que pueda tener el giro discursivo de Boric. “Uno puede decir ‘no le creo mucho a este cabro, pero le creo que está tratando de escuchar la voz del pueblo’. Entonces, si un votante estaba indeciso de votar por Boric, a lo mejor ahora dice ‘bueno, por lo menos este cabro escucha’”, profundiza.

Para el experto en comunicación, Claudio Salinas, Boric “ahora parece más el candidato, el que quiere ser Presidente. Aparece con un nuevo estilo de vestimenta, como un adulto joven, mezclando lo casual con lo formal”.

Pero la clave del cambio en el relato de la franja no estuvo sólo en las demandas ciudadanas que incorporó a su discurso, sino que con lo que se pudo ver. Así es como lo analiza Claudio Salinas, académico del Instituto de Comunicación e Imagen de la Universidad de Chile.

“Ahora parece más el candidato, el que quiere ser Presidente. Es cosa de ver el plano, que no es tan abierto; uno puede ver el cuerpo completo del candidato. Aparece con un nuevo estilo de vestimenta, como un adulto joven, mezclando lo casual con lo formal. Además, los planos son limpios, con mucha luz”, comenta Salinas, poniendo énfasis en aquel estilo sin corbata que el diputado ha defendido desde que llegó al Congreso, pero siempre con el detalle “serio” de portar un estiloso y sobrio vestón.

Por último, la franja de Boric nos regaló una última sección dedicada exclusivamente a su jefa de campaña: Izkia Siches. 

“No es zalamera. Es decir, no habla sólo de Boric como en la derecha suelen hacerlo refiriéndose a su candidato como si fuera un patrón. Se muestra como una mujer que, en este momento, tiene tanta importancia como el candidato. Además, apunta a dos públicos importantes: habla de su hija y de su origen nortino, lo que apela a las madres de Chile y al electorado del norte que no se convenció con Boric en primera vuelta”, agrega Salinas.

Kast: mucho personaje y poco programa

La pieza audiovisual entregada por el equipo de Kast tuvo un ritmo distinto a la de Boric. En vez de enfocarse en propuestas concretas, gran parte de la franja mostró al abanderado oficialista dando el discurso del día en que ganó la primera vuelta el 21 de noviembre.

Antes de ahondar en su análisis, Cristián Leporati hace una observación: “siempre la derecha en lo comunicacional en las campañas políticas ha estado muy centrada en el personaje. Eso ha sido una línea muy tradicional, muy de la bandera y de los símbolos patrios. Es como el esquema clásico de la derecha”, dice el académico.

Entrando en el fondo de la franja, el publicista se muestra disconforme con la primera impresión que dejó la pieza de Kast. “Fue una muy mala partida. Perdió la oportunidad porque debería haber mostrado más programa, acciones tangibles, política pública y más rostros”, cuestiona.

De todos modos, le reconoce un triunfo: “Partió con las mujeres. Hubo muchas mujeres hablando, aunque después se fue diluyendo ese mensaje. Hubiera sido lógico que pusiera a Paula Daza”, agrega.

En tanto, Claudio Salinas se enfoca en el comienzo de la pieza de Kast, la que transmite su jingle en estilo rapero, seguida de una versión de “Cómo Dejar de Amarte” de Los Charros de Lumaco, no obstante que la misma banda negó apoyarlo.

“Eso igual te demuestra que la derecha no tiene un ethos cultural que se ancle en la transversalidad de Chile”, opina el experto en comunicación.

Para William Porath, “Siempre es bueno dar el momentum de que ‘vamos ganando’. Probablemente eso es lo que trataron de hacer, mostrando a Kast en su discurso luego de triunfar en primera vuelta”.

Respecto del relato del video, William Porath lo ve como un intento acertado, pero con resultados adversos.

“Siempre es bueno dar el momentum de que ‘vamos ganando’. Probablemente eso es lo que trataron de hacer, mostrando a Kast en su discurso luego de triunfar en primera vuelta”, comenta Porath.

Sin embargo, el experto previene que “en una segunda vuelta no le puedes dejar ningún flanco al adversario. Por eso me parece que para ser la primera franja de Kast, era un poco débil, porque no tenía tanto contenido programático a simple vista”.

Con todo, hay una frase en particular del discurso que se repite en la franja, abierta a la libre interpretación: “Habrá decisiones que tal vez no se entiendan”, dice Kast en el video.

Según Leporati, “cuando él (Kast) plantea que ‘hay cosas que probablemente a muchos va a incomodar’, es porque claramente él tiene un tipo de liderazgo bastante más autocrático. No es un liderazgo pluralista o dialogante”

Sobre esta frase, Porath afirma: “está dirigida a su base más dura. Advirtiendo que va a tener que hacer algunos cambios en el programa, que probablemente al votante extremo de Kast no le gusten mucho”.

Por su parte, Leporati interpreta aquella frase con una vuelta completamente diferente: “Él no va a cambiar, él es así. Puede suavizar los contenidos, pero tiene una forma de operar políticamente que corresponde a la clasificación de la extrema derecha. En esa línea, cuando él plantea que hay cosas que probablemente a muchos va a incomodar, es porque claramente él tiene un tipo de liderazgo bastante más autocrático. No es un liderazgo pluralista o dialogante”, remata el docente de la UDP.


VOLVER AL HOME

The Clinic Newsletter
Comentarios