The New York Times destaca en su portada a la Convención y su desafío en medio de crisis climática

Durante la mañana de este miércoles 29 de diciembre la cientista y convencional del Distrito 3, Cristina Dorador destacó en su cuenta de Twitter que la Convención apareció nada más ni nada menos que en la portada del The New York Times.

“Hoy el artículo sobre litio, cambio climático y nueva Constitución en Chile es portada de la versión impresa del New York Times“, escribió.

Resaltó, además, que “somos el primer país en escribir una nueva Constitución bajo crisis climática, los ojos del mundo están puestos aquí”.

En el escrito publicado por el periódico estadounidense se afirma que Chile tiene el enorme desafío de reescribir la Constitución en medio de la lucha mundial por el cambio climático. “El peor escenario es que todo se seque”, afirma el medio.

En otros pasajes el diario sostiene que Chile “prosperó explotando sus riquezas naturales, cobre y carbón, salmón y paltas. Pero aunque se convirtió en una de las naciones más ricas de América Latina, las frustraciones aumentaron por la desigualdad. Las regiones ricas en minerales se conocieron como ‘zonas de sacrificio’ por la degradación ambiental. Y los ríos comenzaron a secarse”.

Añade que a nuestro país “le corresponde a la Convención Constitucional decidir qué tipo de país quere ser Chile… se verá qué tanto mantener el modelo económico anclado a la explotación de recursos naturales y también se verá, de fondo, qué es y cómo se aborda el tema del agua”.

El medio advierte que ahora se verá “el futuro de un metal suave y brillante, el litio, que se esconde en las aguas saladas debajo de este vasto y etéreo desierto localizado junto a la Cordillera de Los Andes”.

En la publicación se apunta, además, que “las empresas mineras el Chile, el segundo mayor productor de litio del mundo después de Autralia, están ansiosas por aumentar la producción, al igual que los políticos chilenos que ven la minería como un factor crucial para la prosperidad nacional”.

Aquí hace el contrapunto de que estos intereses “se enfrentan a una creciente oposición de los chilenos que argumentan que el modelo económico del país, basado en la extracción de recursos naturales, ha cobrado un costo ambiental demasiado alto y no ha logrado distribuir los beneficios entre todos los ciudadanos, incluidos los pueblos indígenas”.

Sobre SQM, que busca aumentar su capacidad de carbonato de litio y producit litio lo más verde posible, la nota expone que “hay una buena razón para esas decisiones. Cerca de ahí, una minera de cobre llamada Escondida, fue multada con 93 millones de dólares por extraer agua y ocasionar lo que un tribunal chileno calificó como “daños irreparables”.

El autor del reportaje, Somini Sengupta, dijo que “es probable que la convención convierta el agua en un bien público. Pero otra pregunta afectará aún más a la industria ¿es la salmuera, el agua salada debajo del desierto, técnicamente agua? Las empresas mineras afirman que no lo es, porque no es apta para el consumo humano ni animal”.

Sengupta viajó hasta los salares de Atacama, donde conversó con el geólogo que trabaja con el Consejo de Pueblos Atacameños, Jordan Jofré Lique, quien indicó que está preocupado por la alta extracción de salmuera porque puede cambiar el equilibrio de la tierra, el sol y el agua: “El mejor escenario es que no se ponga peor que esto… el peor escenario es que todo se seque”.


VOLVER AL HOME

The Clinic Newsletter
Comentarios