Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Mundo

5 de enero de 2022

Este es el país donde preguntarle la edad a alguien es de muy buena educación

Agencia Uno

Preguntar por la edad de una persona en occidente, puede ser mal visto si la persona muestra ser muy mayor. En Corea del Sur, la situación es muy diferente, ya que su lenguaje tiene siete formas distintas de hablarse, dependiendo con quién se esté conversando.

Por

No en todas las parte del mundo se puede preguntar la edad de una persona, pero en Corea del Sur sí es de buena educación.

Es común que en todos los países tengan sus propias formas de interactuar. Como en los países hispanohablantes decimos «usted» en situaciones formales o cuando la persona es mayor.

En Corea del Sur, el «usted» queda corto. Según la BBC, el idioma coreano es «un sistema lingüístico complejo con múltiples niveles de habla (…) que requiere evaluar constantemente la antigüedad, el estatus social y el nivel de intimidad en relación con el destinatario». Tiene siete niveles de habla y escritura, por lo mismo, es uno de los idiomas más difíciles de aprender.

En esta línea, preguntar la edad «es un contrato social que establece el orden jerárquico y la jerarquía entre los hablantes», incluso determina la forma de interactuar en una comida con el entorno.

La edad y el neoconfucianismo

«El factor número uno para determinar qué estilo de habla usar es la edad», dijo Jieun Kiaer, profesor de lengua y lingüística coreanas en la Universidad de Oxford.

Para entender por qué la edad es un factor importante en las conversaciones coreanas, hay que remontarse varios siglos atrás.

El neoconfucianismo mermó en todos los ámbitos de los sudcoreanos durante 500 años. Esto es una antigua ideología centrada en la piedad filial, el respeto a los ancianos y el orden social, a lo largo de la Dinastía Joseon (1392-1910).

«Todo el confucianismo se puede resumir en dos palabras: humanidad y ritual», señaló para la BBC, Ro Young-chan, profesor de estudios religiosos y director del Centro de Estudios Coreanos de la Universidad George Mason en Fairfax, Virginia.

El filósofo chino Confucio (551 a 479 a. C.), vivió tiempos agitados en su país. Creía que para restablecer orden en China, se debía establecer una estructura social basada en un «en un estricto código de propiedad y ritos ceremoniales en los que todos ocupaban un cierto papel, y todos entendían su lugar dentro de él», detalló el medio inglés.

En esta línea, el neoconfucianismo propone que la armonía social se logra a base del respeto de las cincos relaciones llamadas oryun: rey y súbdito; marido y mujer, padre e hijo; hermano a hermano; y de amigo a amigo. Las personas con un rol principal deben ser tratados con respeto. Mientras que en los escaños inferiores son tratados benevolentemente.

Peleas por no hablar bien

«Se requiere mucho cuidado y negociación para encontrar los estilos de habla correctos. Si usa el incorrecto, puede crear muchos conflictos y no podrá hablar con éxito con la otra persona», dijo Kiaer para la BBC.

En la cotidianeidad, una conversación se divide en dos niveles: banmal , la forma casual; y jondaemal , la forma de hablar más formal.

No solo la edad es un factor importante al momento de elegir de qué forma se hablará, también entran otras causantes como el contexto; el estatus socioeconómico entre hablantes; niveles de intimidad; y si se encuentra en un entorno público o privado.

Kaier descubrió en un artículo de la revista Discourse and Cognition, se generaron más de 100 conflictos con agresión física entre 2008 y 2017. Todo a causa de que uno de los hablantes cambió a un discurso informal (banmal)

«Para encontrar el estilo de discurso correcto, el primer paso es siempre negociar. Porque si cambia al otro estilo de discurso sin negociar, eso es lo que hace que la gente se sienta ofendida», señaló Kaier.


VOLVER AL HOME

Notas relacionadas

Deja tu comentario