@BYD

¿Quién es Wang Chuanfu? El “Elon Musk chino” ganó una de las licitaciones del litio chileno

Los medios lo retratan como un hombre "bajo perfil", pero no ha estado exento de polémica. BYD, su compañía, ha sido acusada de trabajo forzado y espionaje industrial.

Wang Chuanfu, químico de profesión, en 1995 abandonó el sector público para fundar su propia empresa, “Build Your Dreams” (BYD), en español “Construye tus sueños”.

El empresario chino levantó un imperio con su marca de autos electrónicos, la cual lo ha vuelto una celebridad no exenta de polémica en el país asiático. Hoy es noticia en Chile por ser uno de los dos ganadores de la controvertida licitación del litio.

Uno de sus primeros inversionistas fue el director ejecutivo de Berkshire Hathaway, Warren Buffet, considerado uno de los inversores más grandes del mundo.

Asimismo, en 2016 Wang Chuanfu llamó la atención por llenar las redes sociales y los medios con fotos de él posando junto a Leonardo DiCaprio, quien se convertía en rostro de su compañía.

Fue con esta forma de vida y de hacer negocios que Chuanfu logró volverse cada vez más popular en el mundo de los empresarios. 

Si bien en la industria de los autos eléctricos es la compañía Tesla, dirigida por Elon Musk, la que se lleva casi toda la atención, algunos aseguran que en tecnológica Wang siempre ha estado por delante de la marca estadounidense.

BYD ha logrado destronar en dos ocasiones a su competencia, la primera en 2000 cuando se convirtió en el distribuidor de baterías para teléfonos móviles más grande del mundo. En 2020 volvió a suceder, esta vez al quedarse con el título de la empresa proveedora de autos electrónicos más grande del mundo. 

Existen medios centrados en automóviles que apuntan que entre ambas, además de crear un producto desde la misma base, no hay nada en común.

Por ejemplo, mientras Tesla está asociado al lujo, Wang ha enfocado su producto a la clase media. Además, actualmente crea autobuses, taxis y furgones de reparto electrónicos.

Chuanfu: autos electrónicos y la alta demanda de litio

La alerta se ha encendido con el aumento en la producción de estos automóviles y en consecuencia, la alta demanda de litio.

Algunos aseguran que tratando de evitar la contaminación por CO2, se está contribuyendo a un problema igual o mayor para el medio ambiente.

Un artículo de Motor Pasión explica que para crear baterías de iones de litio se necesitan 160 gramos de este metal por kWh. Tal como indica el medio, empresas como las de Chuanfu necesitan ocho kilos de litio para desarrollar un motor de 50 kWh.

En Chile hay grandes depósitos de este mineral. En esos casos la extracción es más sencilla y en apariencia es de bajo impacto, ya que el metal se encuentra en zonas ya áridas.

Sin embargo, para producir una tonelada de este material se necesitan más de dos millones de litros de agua. Esto afecta directamente a ecosistemas cercanos.

Por ejemplo, una investigación realizada en una extracción de este metal en Nevada, Estados Unidos, demostró que había peces afectados en aguas a 240 kilómetros del lugar de procesamiento.

Las polémicas de Chuanfu

Los medios los retratan como un hombre de bajo perfil. Sin embargo, su marca está lejos de recibir esta etiqueta.

En 2007 Foxconn, socia de Apple en la creación de celulares, acusó a la empresa de espionaje industrial.

Casi diez años después, en 2016, Amnistía Internacional la inculpó de usar cobalto extraído mediante explotación infantil en la República Democrática del Congo.

Y en 2020 VICE realizó un documental en el que acusó a la compañía de trabajo forzado. Si bien la marca interpuso una demanda por difamación contra el medio, esta fue desestimada por la justicia en 2021.


Volver al Home

The Clinic Newsletter
Comentarios