Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Cosecha Propia

17 de Febrero de 2022

¿Cómo afecta Ómicron a los niños?: Los factores detrás del fuerte incremento de hospitalizaciones de menores de 5 años en Chile

¿Cómo afecta Ómicron a los niños? Agencia Uno

Desde el 30 de enero al 6 de febrero, se registraron 184 nuevas hospitalizaciones de niños menores de 5 años con Covid-19. Ese salto semanal es el más alto, para este rango etario, en lo que va de 2022 y todo 2021. ¿Qué tan grave es el fenómeno? ¿Y qué elementos lo explican? En búsqueda de explicaciones, hablamos con una serie de pediatras e infectólogas de distintos hospitales.

Por

De todas las variantes de Covid-19 que han tenido una alta circulación, sabemos que Ómicron es la más infecciosa. Al menos así lo comprende la infectóloga Claudia Cortés, quien durante la primera semana de enero, explicó a The Clinic que Ómicron “es uno de los virus de mayor transmisibilidad que se ha conocido”, con tasas de contagio similares al sarampión, el “virus más contagioso” del que se tiene registro.

Sin ir más lejos, es cosa de revisar los datos epidemiológicos del MINSAL: desde el aterrizaje de Ómicron en Chile, a principios de diciembre de 2021, se han superado sucesivamente los récords de nuevas infecciones diarias a lo largo del país, registrándose, el pasado 11 de febrero, un peak que bordeó los 40.000 casos.

Si bien esta altísima tasa de contagios y de positividad en los test PCR y de antígenos -que actualmente ronda el 26% de todos los exámenes realizados- es preocupante, existe consenso con respecto a que los cuadros que provoca Ómicron son menos graves que los que causaba, por ejemplo, la variante Delta. Esto por las características mismas del virus, pero también debido al avance de la inmunización: en Chile, un 93,02% de la población objetivo mayor a 18 años cuenta con su esquema de vacunación completo.

No obstante, la gran cantidad de contagios ha supuesto un alza en las hospitalizaciones, sobre todo de pacientes que no se han vacunado. Al 16 de febrero, eran 915 las personas ocupando una cama en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

En esa línea es que surgió un dato que ha llamado la atención. Desde el Informe Epidemiológico 171° del MINSAL, con cifras actualizadas al 30 de enero, al mismo informe en su edición 172°, actualizado al 6 de febrero, se reportó un incremento de 184 hospitalizaciones de niños menores de 5 años, con Covid, en una semana.

Ese salto fue el más grande, en cuanto a hospitalizaciones de menores de 5 años, en lo que va de 2022 y todo 2021. Rafael González, académico de la Universidad Mayor, compartió un gráfico en Twitter, elaborado con datos del MINSAL, demostrando este llamativo fenómeno.  

La tendencia sería similar con la cantidad de nuevos contagios en niños menores de 5 años.

En Europa pareciera haber ocurrido algo parecido, también de la mano de Ómicron. Según recogía el diario La Vanguardia a mediados de enero, las hospitalizaciones de niños menores de 10 años con Covid en Cataluña -la región autónoma española-, se triplicaron frente a lo observado en diciembre, incluso superando los récords registrados en julio de 2021, durante el apogeo de Delta.

En tanto, en EE.UU. se contabilizaron cerca de nuevas 1.000 hospitalizaciones de menores de edad sólo el 5 de enero, superando con creces el récord de mediados de 2021, cuando esa cifra rozó los 400 casos.

¿Qué está detrás de este fenómeno? ¿Es específicamente producto de Ómicron? ¿Debemos encender las alarmas en Chile? Todas estas preguntas y más fueron planteadas a expertas y expertos de distintos centros médicos de la capital, quienes compartieron sus testimonios y, cómo no, una serie de recomendaciones.

¿Dónde están los niños hospitalizados?

En primer lugar, The Clinic realizó un barrido por algunos de los principales centros hospitalarios con atención pediátrica de Santiago. Las respuestas fueron dispares. Por un lado, desde el Hospital Sótero del Río afirmaron a este medio que los números de pacientes pediátricos con Covid-19, hospitalizados, son actualmente “bajos”. Hasta el miércoles 16 de febrero, eran 9 los menores que entraban en esta categoría, muy lejos de los aproximadamente 50 niños que alcanzaron a tener en otros momentos críticos de la pandemia.

Asimismo, en el Hospital San Borja Arriarán, son 4 los niños con Covid actualmente internados en el Servicio de Pediatría. Según comentan desde el recinto, desde agosto del año pasado a diciembre tuvieron en promedio 2 niños hospitalizados por mes, mientras que, en enero, esta cifra se elevó a 3.

La situación es distinta en el Hospital Clínico de la UC. Según comenta a este medio la Dra. Cecilia Vizcaya, infectóloga y pediatra, además de Jefa de Servicio de Pediatría del Hospital Clínico UC, “hay hartos casos de niños, pero no necesariamente es la causa de hospitalización”.

La Dra. Vizcaya destaca que a “todos los pacientes que ingresan en nuestro centro les tomamos PCR al ingreso”, y como “es tan frecuente Ómicron, hemos tenido pacientes que ingresan por otra cosa, a operarse o lo que sea, y venían con PCR positivo. Por lo tanto, el Covid no es todas las veces la causa de hospitalización”. Resume el escenario en una frase: de los pacientes pediátricos que ahora tiene internados, “hay uno que está hospitalizado por Covid, y los otros están hospitalizados con Covid”.

Aún así, el factor comorbilidad es importante: “Ómicron es tan contagiosa que, entre todo el número de gente que se enferma, ataca niños que son asmáticos, y que tienen algunas enfermedades de base y se descompensan por esa enfermedad de base”, dice la Dra. Vizcaya.

El presente en dos hospitales de niños

El panorama se asemeja al que observa la Dra. Fernanda Cofré, pediatra e infectóloga del Hospital de Niños Dr. Roberto del Río. “En este último mes se dispararon los niños hospitalizados, a nivel global, de todas las consultas de los servicios de urgencia, por morbilidad aguda. Eso significa fiebre, síntomas respiratorios, diarrea, etc… Y entre el 40% y 50% de los niños que están consultando en el servicio de urgencia son positivos Covid. Eso no significa que todos se estén hospitalizando”, explica a The Clinic.

Ese 40% y 50% de positivos “es muchísimo para el contexto de la pandemia. De cada diez pacientes que consultan, cinco tienen Covid. Hubo semanas el año pasado en que no teníamos pacientes positivos, o que tenías uno, dos o tres”, dice la Dra. Cofré, agregando que “si uno observa los datos, y la información que nos vamos compartiendo entre colegas, hay un grupo importante de niños que efectivamente está siendo positivo”.

Pero en esa línea, la pediatra sostiene que “la primera impresión es que efectivamente se han disparado los casos en niños, pero se han disparado igual, o en forma proporcional, al grupo total. De hecho, los casos positivos en niños siguen siendo un 9,5% de los casos totales, que es lo mismo que tuvimos en la primera y la segunda ola”.

Ahora bien, eso no quita que en las últimas semanas hayan crecido las hospitalizaciones. “La mayoría de esos niños (Covid positivos) van a sus casas y, en el fondo, cursan con un resfrío, o una faringitis. Pero hay algunos que, o por edad, o por laringitis, o por factores de riesgo asociados, porque tienen problemas al corazón, al pulmón, o son pacientes oncológicos, se terminan hospitalizando, y ahí probablemente está ese peak de hospitalización”.

La Dra. Cofré explica, además, que “los que se están hospitalizando son básicamente los niños chiquititos, menores de 5 años, y te diría que más chiquititos todavía, que son los que no están vacunados. Se están hospitalizando por fiebre, y son tan chiquititos que hay que estudiarles a causa de la fiebre. Te encuentras con recién nacidos, de una semana, diez o quince días de edad, que la mamá está con Covid, y la guagua también”.

“Lo otro, es que se está hospitalizando harto no por neumonía, sino que laringitis obstructivas, que está descrito para la variante Ómicron desde que empezó a circular en Europa a fines del año pasado, para la población pediátrica”, recalca. La laringitis obstructiva consiste en un cuadro “como de toz de perro, con dificultad respiratoria, que se cierra la vía respiratoria alta”. “Eso sí hemos tenido, te diría, en forma notoria o llamativa, las dos últimas semanas. Muchos niños en el intensivo, con asistencia ventilatoria”, concluye.

Por su parte, el Dr. Carlos Acuña, jefe del Centro de Responsabilidad de la Unidad de Pacientes Críticos (UPC) Pediátrica-Neonatal del Hospital de Niños Dr. Calvo Mackenna, dice que “efectivamente hemos tenido un marcado aumento de consultas en nuestro servicio de urgencia y hospitalizaciones por Covid durante enero de 2022”. Sin embargo, “de estos, un 50% tiene patología crónica”. Agrega que “afortunadamente ninguno de estos pacientes ha requerido soporte en cuidados intensivos”.

Ese incremento de casos ha llevado a que el nivel de ocupación sea “alto”, cercano a un 80% “en las unidades con box de aislamiento, que es donde recibimos a los pacientes Covid. Esto si bien tensa al sistema, no ha implicado dejar de atender a ningún paciente ni traslados al sistema privado”, señala el Dr. Acuña, quien releva que, “la ocupación a igual fecha, comparada con 2020 o 2021, es mayor”.

Los factores detrás del fenómeno

Para la Dra. Vizcaya, son varias las razones que inciden en el alza de hospitalizaciones de niños. “Punto uno: Ómicron es muy contagiosa. Segundo: estamos de vacaciones, y la gente se relajó en las medidas porque ya no quería más”, señala. La infectóloga dispara directamente contra el hecho de que “mucha gente está vacunada, y lo toma (al Covid) como un refrió común, y no hacen nada al respecto. Y contagian y contagian, y llega a niños que tienen enfermedades de base, y terminan hospitalizándose”.

Por el mismo carril corre la explicación de la Dra. Cofré. “Lo que pasa es que el cuadro clínico ya no es la fiebre, tos y neumonía, sino que va con un espectro completo de cuadros respiratorios, o cuadros gastrointestinales. Entonces, mucha gente no se está testeando porque piensa que es un resfrío”, comenta. Ahí es cuando se producirían los contagios a niños.

Otro tema relacionado, y que podría sustentar el alza de hospitalizaciones, es el retorno a las rutinas pre pandémicas. “Si no vas al colegio, al jardín o la sala cuna, no te resfrías. La mayoría de las hospitalizaciones por niños chicos son por cuadros respiratorios complicados. Esos desaparecieron del cuadro, porque no salían de la casa, y los niños no se resfriaban, no se enfermaban”, dice la Dra. Vizcaya. “Ahora, que empezó a haber una vida más normal, y están juntándose niños unos con otros, se están enfermando, y están requiriendo venir más a urgencias”, sintetiza.

Además, tanto Cofré como Vizcaya destacan un elemento clave: los niños menores de tres años no están siendo vacunados. “La gracia de la vacuna no es que no te enfermes; es que no tendrás una enfermedad grave”, dice la Dra. Cofré. Por lo mismo, en caso de presentar síntomas, o tener la sospecha de que se podría ser Covid positivo, los padres debiesen tener especial cuidado en no contagiar a sus hijos menores de 3 años.

En Chile, las vacunas se aplican desde los 3 años, algo que se condice con que las fórmulas, a nivel mundial, todavía no han sido autorizadas para ese rango etario, explica la Dra. Vizcaya. “No se han probado en niños tan pequeños. Se están haciendo estudios desde los 6 meses para arriba”, añade. Según la Dra. Cofré, este impasse se debiese sortear en el “mediano plazo”, iniciándose la inmunización de los más jóvenes.

El Dr. Acuña concuerda en que, detrás del aumento de las hospitalizaciones de niños, hay una causa “probablemente multifactorial”, que se explica por la alta contagiosidad de Ómicron, el relajamiento de las medidas preventivas en medio de la época estival, y el hecho de que los menores de 3 años no han sido vacunados.

Retorno a clases

Con marzo a la vuelta de la esquina, fecha prevista para el retorno a clases en los colegios –que, por ahora, serán obligatoriamente presenciales-, las infectólogas hacen un llamado a asistir a los recintos siguiendo todas las precauciones sanitarias que emanan desde las autoridades.

La Dra. Cofré es enfática en señalar que “la recomendación de fondo es volver a clases”, especialmente por su lectura de que la pandemia ha tenido un impacto “multidimensional”, que ha significado, por la falta de clases, un atraso en el desarrollo educacional y cognitivo de algunos niños.

Asimismo, destaca que, por un tema de edad, “los niños que van al colegio debieran estar todos vacunados”, a pesar de que “(la vacuna) no es obligatoria”. Hasta el 16 de febrero, un 78,59% de la población objetivo de entre 3 y 17 años tenía su esquema de vacunación completo.

Sobre las medidas de seguridad, la pediatra remarca la importancia del uso de la mascarilla, y de la correcta ventilación de los espacios. “La verdad es que reparos para la vuelta a clases, no hay, si es que el colegio, en conjunto con los apoderados y con las municipalidades, han trabajado en esto”, concluye Cofré.

“Las recomendaciones son las mismas: higiene de manos, distanciamiento físico, ocupar bien la mascarilla”, resume, por su parte, la Dra. Vizcaya, afirmando de paso que es importante usar las mascarillas adecuadas. Dice que las de género son “bastante inefectivas”, y que las quirúrgicas protegen por “entre 4 a 6 horas máximo”, mientras que las N95 protegen durante todo el día, e incluso pueden reutilizarse por períodos más extensos.

“Además, hay que buscar (mascarillas) de un tamaño adecuado para los niños. Si compras cualquiera, y al niño le queda volando, o le toma los párpados, porque es muy grande, o no le queda ajustada, no sirve mucho”, dice Vizcaya.

Por último, la infectóloga del Hospital Clínico UC sostiene que “cuando empieza el colegio, el problema no es el colegio. Ahí probablemente no se van a contagiar, si hacen las cosas como se debe, y habitualmente los colegios siguen las instrucciones de manera muy estricta. El problema es a la salida: ese niño, que antes estuvo a más de un metro de distancia del resto, después invita al otro a la casa a comer; y están todos juntos, sin mascarilla”.

Finalmente, para evitar brotes, la Dra. Vizcaya indica que, si los niños presentan síntomas, “los papás tienen también que ser súper responsables, e inmediatamente excluirlos, no mandarlos al colegio, y hacerles PCR. Eso necesitamos”.

Lee también: El amor en los tiempos del Covid según la psicoanalista Constanza Michelson


Notas relacionadas

Deja tu comentario