Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

La Convención

4 de marzo de 2022

Alto activismo y baja presencia de partidos: Cómo entender el fracaso de la comisión de Medio Ambiente en el Pleno de la Convención

Convencionales Juan José Martin y Camila Zárate, coordinadores e la comisión de Medio Ambiente de la Convención

De las cuatro comisiones que han presentado sus primeros informes en el pleno del órgano constituyente, Medio Ambiente es la única que salió de este con más normas rechazadas que aprobadas. En el ocaso de este viernes 04 de Marzo, el pleno votará en particular las 6 normas aprobadas el jueves. Aquí, The Clinic te explica algunos factores para entender el fracaso de la comisión mandatada para estampar un sello ecológico en la futura Constitución.

Por

Tras ocho meses de iniciar sus funciones, los constituyentes avanzan a un ritmo frenético. Ya son cuatro las comisiones que han presentado sus primeros informes para ser votados en el Pleno de la Convención, aunque no todas pueden decir que fueron recibidas con éxito.

Estas comisiones han sido las de Sistemas de Justicia, Formas de Estado, Sistemas de Conocimiento y Medio Ambiente.

La última de la lista hizo llegar el pasado jueves 03 de Marzo su primer informe al Pleno para ser votado en general, logrando un resultado bastante negativo para sus integrantes: de las 38 iniciativas propuestas, sólo seis fueron aprobadas. Entre estas, las que reconocen la crisis climática, la participación ciudadana vinculante en las decisiones medioambientales y la protección hacia los animales.

En contrapartida, fueron rechazados normas que iban desde la calidad de “imprescriptibles” los delitos medioambientales, catastro de vertederos y el deber del Estado de asegurar que “las frecuencias electromagnéticas que somete a la Naturaleza no provocan alteraciones graves a la salud», entre otras.

Las normas despachadas se votarán este viernes 04 de Marzo de forma particular en el Pleno: si logran los 2/3, pasarán al borrador de la nueva Carta Fundamental. Si logran al menos 78 votos, volverán a la comisión y de no alcanzar ni siquiera 78 votos, quedarán definitivamente rechazadas.

Este resultado sitúa a Medio Ambiente como la única comisión que, hasta ahora, cuenta con menos normas aprobadas que rechazadas en el pleno.

Un fracaso en la votación en general que llama la atención, además, debido a que la mayoría de los colectivos de izquierda y centroizquierda llegaron a la Convención reivindicando causas medioambientales, como la protección de los animales y el resguardo del acceso al agua, entre otros.

Aquí, The Clinic te deja algunos factores y detalles que ayudan a explicar la diferencia entre la comisión de Medio Ambiente y las demás que han presentado sus iniciativas ante el Pleno.

Una reunión que no fue, luego del fracaso

El fracaso de la votación del jueves 03 de Marzo para Medio Ambiente no sólo llamó la atención de los medios de prensa y de la opinión pública, sino que algunos de los propios constituyentes de la comisión transmitieron su preocupación a sus colegas.

A través del grupo de Whatsapp donde se coordinan los miembros de la comisión, uno de los constituyentes de derecha sugirió que, como grupo, “nos sacamos un 1,9 en el Pleno”, argumentando que esa es la nota que corresponde cuando uno aprueba solo el 15% de una prueba.

Pero los llamados de atención no vinieron sólo desde la derecha. Constituyentes que forman parte de ese grupo comentan que Nicolás Núñez, miembro de colectivo Chile Digno, escribió en el grupo para sugerir que se reunieran a la brevedad para tratar de revertir el escenario negativo en el que quedaron.

Aquel mensaje sugería que no importaba si la reunión era pública o privada, o si se hacía en un contexto formal o informal. Pero sí destacaba que era importante analizar en conjunto el rechazo de la gran mayoría de las normas.

De todos modos, afirman las fuentes, la respuesta que recibió Núñez de parte de la coordinadora de la comisión, Camila Zarate, fue que mañana -sábado 05 de Marzo- tendrían que seguir las votaciones en el Pleno y, por ende, no alcanzarían a reunirse ni siquiera en los periodos de receso. Así, sugirió que se reunieran la próxima semana o analizaran el tema en las sesiones de la misma comisión.

Algunos miembros de la comisión interpretaron la respuesta como un acto de solapada desidia, afirman las fuentes a este medio.

La hegemonía de las ONG

Otro factor que explica el fracaso de la comisión de Medio Ambiente tiene que ver con su composición.

En esta, hay una alta presencia de fuerzas independientes y de izquierda, destacando que cinco de sus miembros vienen de Pueblo Constituyente (ex Lista del Pueblo); otros tres son de Pueblos Originarios; dos vienen de Chile Digno y del Frente Amplio y otros dos son de Independientes No Neutrales. A ello se suman cuatro que son de derecha y dos integran el Colectivo del Apruebo.

Pero la característica más transversal de esta comisión, es que la mayoría de sus integrantes son activistas medioambientales: Camila Zárate (Pueblo Constituyente) participa en el Movimiento por el Agua y los Territorios y Juan José Martin (Independientes No Neutrales) es fundador y presidente de Cverde, organización no gubernamental por la sustentabilidad.

Con estos factores, convencionales que forman parte de la comisión aseguran que en esta suele primar el activismo por sobre la institucionalidad partidaria, que al no lograr penetrar en la comisión, carecen de influencia en las discusiones de la misma.

Por ejemplo, el Colectivo Socialista en Medio Ambiente cuenta con Trinidad Castillo, quien si bien forma parte del colectivo, no es militante PS y carece de influencia entre los convencionales de ese partido.

En el caso del Frente Amplio, la representante es Carolina Vilches, quien a pesar de postular en cupo de Comunes, es independiente y activista medioambiental hace 10 años. Algo similar ocurre en la otra mitad de Apruebo Dignidad, donde el único representante es Nicolás Núñez, independiente que trabaja con los convencionales del PC y la FRVS en el bloque Chile Digno.

De esta manera, y dada la poca incidencia de los partidos tradicionales, quienes hegemonizan el trabajo de la comisión -afirman miembros de esta- son los integrantes de Pueblo Constituyente y Movimientos Sociales: Camila Zárate, Fernando Salinas, Ivanna Olivares y Constanza San Juan.

La distancia de los convencionales socialistas

En la trastienda de lo que sería la votación en particular de las seis normas de Medio Ambiente que pasaron la prueba de los 2/3 en el Pleno, ya había una premisa más o menos clara en los pasillos del órgano constituyente: el Colectivo Socialista pretendía rechazar estas normas para que vuelvan a comisión.

La lectura que se hacía desde ese colectivo tenía que ver con que, si bien están a favor de hacer una Constitución ecológica, tenían una visión crítica sobre la redacción de los artículos emanados de la comisión.

Una de las críticas, según se transmitía en reserva en ex Congreso, tenía que ver con que tenía una forma muy maximalista para un texto constitucional, agregando demasiados detalles propios de una ley en particular o de reglamentos de implementación de cuerpos legales.

De hecho, durante la votación del día jueves, el convencional socialista Pedro Muñoz manifestó una postura muy similar a la comentada en la Convención: “Apoyo con fuerza el cambio de paradigma, pero el informe debe ser devuelto a la Comisión y mejorado sustancialmente”.

Con esa premisa, aún era una duda antes del comienzo de la votación en particular de este viernes 04 de Marzo si el Colectivo Socialista votaría en contra o sí verían la forma de aportar suficientes votos para que las normas llegasen a los 78 sufragios y pudieran volver a la comisión a objeto de enmendar lo anteriormente despachado.

La influencia del activismo: el caso de Pablo Sepúlveda Allende

Un último hecho que llamó la atención hace algunas semanas al interior de esta comisión, tiene que ver con la participación activa de un asesor.

Se trata de Pablo Sepúlveda Allende, el menor de los nietos del ex Presidente Salvador Allende, quien durante el mes de Enero fue visto en una de las sesiones de la comisión presentando una norma junto a la convencional Ivanna Olivares.

La norma que presentaban ya era polémica de por sí: proponía la nacionalización de todos los recursos mineros del país. Incluso, Olivares aventuró una suerte de bitácora: “vamos a ir primero por La Escondida”, sostuvo en entrevista con CNN-Chile.

Pero un detalle que no pasó desapercibido fue que, en la presentación de la norma, Sepúlveda Allende estaba sentado al lado de Olivares con una credencial de invitado e, incluso, tomó la palabra para defender el contenido de la propuesta, como si fuera un convencional de facto.

Un hecho que incomodó a varios en el órgano constituyente, dado que el nieto menor del otrora mandatario socialista es reconocido por su estrecho vínculo con los círculos chavistas en Venezuela, desde donde llegó hace apenas tres años.


VOLVER AL HOME

Notas relacionadas

Deja tu comentario