Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

medioambiente

4 de marzo de 2022

Columna de Martín del Río: Rayones, ruido y basura: nuestros destinos turísticos están en peligro

Chile es naturaleza. Lo que le ofrecemos al turismo es nuestro patrimonio natural. Si no sabemos respetarlo y protegerlo, nuestros destinos turísticos se van a deteriorar hasta desaparecer. Muchos turistas nacionales están al debe en comportamiento y es urgente atender el problema.

Por

Cada febrero, desde que tengo recuerdos, tengo la suerte de pasar mis vacaciones en algún lugar del sur de Chile. Sigue siendo mi destino favorito, perfecto para encontrar nuevos lugares y aventuras, mientras capeo el calor de la zona central. Salir a las 5 am, con el auto cargado del día anterior, picnic en la guantera, es una tradición. Lo hice de niño, sobre las piernas de mi madre en el asiento del copiloto (lo que hoy sería un crimen), y lo hago hoy con mi propia familia.

Las vacaciones 2022 comenzaron algo distintas. La Ruta 5 Sur, principal carretera que cruza el país, nunca había estado tan concurrida. Había grandes tacos en casi todos los peajes y horas de espera para echar bencina.

Febrero es el mes en que la mayoría de los chilenos salen a vacacionar (alrededor del 53% de la población, dicen las encuestas). Pero este año, la cosa estaba aún más álgida. La pandemia, con su cierre de fronteras y múltiples obstáculos para viajar, ha resultado en que muchísimos chilenos opten por dedicar sus vacaciones a recorrer su país. El turismo extranjero en Chile, al mismo tiempo, ha decrecido fuertemente. Se calcula que fue un 15% de un año normal.

La pandemia, con su cierre de fronteras y múltiples obstáculos para viajar, ha resultado en que muchísimos chilenos opten por dedicar sus vacaciones a recorrer su país.

Más chilenos conociendo Chile es sin duda algo muy positivo y algo que debemos potenciar. Tantas familias que preferían viajar a Brasil o al Caribe, se aventuran a un destino nacional que no estaba en sus prioridades. Cuánto habrán aprendido, cuánto habrán apreciado. Esto mismo está ocurriendo en muchos otros países, la pandemia abrió muchas oportunidades al turismo interno de cada país.

Diversas voces del turismo nacional reconocieron los buenos tiempos. El alcalde de Pucón, cuna del turismo outdoor nacional, declaraba: “Pucón se «recuperó”, “la gente está sacando cuentas muy alegres»; mientras los pequeños operadores turísticos de la Caleta de Chañaral no cesaron en sus paseos de avistamiento de ballenas. Costaba encontrar alojamientos a lo largo de toda la Carretera Austral. Desde mi propia experiencia, nunca había visto el destino de Chiloé tan concurrido, no había un restaurante al que uno pudiera llegar sin previo aviso. Es que el turismo realmente repuntó después de la tragedia del 2020 y 2021, donde el estallido social y la pandemia azotaron fuertemente a la industria.

Daño hecho por turistas en Cochamó.

No hay dudas de que  el turismo local seguirá en alza, razón para estar contentos y orgullosos, sobre todo asumiendo que por un buen tiempo faltará esa masa de turistas extranjeros. Pero, ¿cuáles son los problemas y externalidades asociados a esta explosión?

Desde mi propia experiencia, nunca había visto Chiloé tan concurrido, no había un restaurante al que uno pudiera llegar sin previo aviso. Es que el turismo realmente repuntó después de la tragedia del 2020 y 2021, donde el estallido social y la pandemia azotaron fuertemente a la industria.

La siguiente es una lista aleatoria de denuncias, ocurridas en contexto de turismo nacional, verano 2022, por favor lea con atención:

-Denuncian tallado de iniciales en alerce milenario en el Parque Nacional Pumalín Douglas Tompkins.

Rayan “Paredón de las Manos” en Cerro Castillo, destino que data de, aproximadamente, 10.000 años.

-Denuncian a pareja que deja sus nombres con spray en el destino de los petroglifos El Pangue, en Cochiguaz, Valle del Elqui.

-Rayan hongos Oreja de Palo y arrayanes en Cochamó, región de Los Lagos.

Cochamó.

-Denuncian ingreso y tránsito de autos por playa y humedal Punta Teatinos, cerca de La Serena.

-Denuncian basurales en el Parque Natural Aguas de Ramón.

-Descubren personas perturbando la anidación de pingüinos en el islote Conejo en Queilén, Chiloé.

-Comunidad de Pichilemu denuncia que cada fin de semana de verano sus playas son un basural.

Pichilemu.

-Caminantes acusan que se topan con otros turistas que llevan parlantes en las mochilas mientras recorren senderos en el destino Parque Nacional Torres del Paine.

Y los casos siguen. No sabemos cuántos más habrá. Lo que sí sabemos es que se están haciendo cada vez más frecuentes.

Este es un problema para afrontar urgentemente. Chile es naturaleza, nuestro turismo es de naturaleza. Lo que le ofrecemos al turista, nacional e internacional, es nuestro patrimonio natural. Si no sabemos respetar y proteger este patrimonio, si no entendemos y respetamos los ciclos de la naturaleza, y si no estamos dispuestos a compartirla armoniosamente con otros seres vivos, nuestros destinos turísticos se van a deteriorar hasta desaparecer. Muchos turistas nacionales están al debe en comportamiento y es urgente atender el problema.

Si no sabemos respetar y proteger este patrimonio, si no entendemos y respetamos los ciclos de la naturaleza, y si no estamos dispuestos a compartirla armoniosamente con otros seres vivos, nuestros destinos turísticos se van a deteriorar hasta desaparecer. Muchos turistas nacionales están al debe en comportamiento y es urgente atender el problema.

Algunos dirán “no hay cultura”, otros culparán a la falta educación. Quizás algunos abogarán por limitar el turismo al mínimo, terminando con el problema de raíz, pero cerrando tantas oportunidades. Lo que necesitamos realmente es visualizar este problema en su gravedad y generar campañas de educación ambiental inmediatas, que sean potentes y efectivas. En los jardines y colegios, desde la más tierna infancia, en las municipalidades y universidades, usando todos los canales de comunicación, el mensaje debe apuntar a cambiar la forma de relacionarnos con el medio ambiente.

Rayado de mano, en el paredón de las manos en Cerro Castillo

Todos los actores deben sumarse a esta causa. Debemos educar para ser buenos turistas, para saber comportarnos con y en la naturaleza. Algo que suena tan simple, que para algunos quizás es obvio, la realidad nos muestra que es más complejo y hay una gran tarea por hacer.

La ley que sanciona y que busca disuadir de este tipo de comportamientos ya existe, pero, como en muchos otros temas, es difícil de hacer cumplir. En Chile, el delito de Destrucción de Monumentos o Patrimonio Cultural es sancionado por la Ley N° 17.288, con penas de cárcel y multas de hasta 11 millones de pesos.

Debemos educar para ser buenos turistas, para saber comportarnos con y en la naturaleza. Algo que suena tan simple, que para algunos quizás es obvio, la realidad nos muestra que es más complejo y hay una gran tarea por hacer.

¿Será éste el camino? Seguro ayuda, culturalmente acostumbramos a funcionar bajo amenazas, pero es evidente que en este caso debemos ir más allá.

Tenemos una gran oportunidad como país en ser líderes en turismo de naturaleza, así como es Costa Rica e Islandia, pero es una  tarea de todos cuidar nuestros destinos y ecosistemas. Algunos simples consejos que debemos aplicar y enseñar: cuando dejes un lugar, déjalo más limpio de lo que estaba cuando llegaste. No alimentes a la fauna nativa y disfruta el sonido de la naturaleza. Jamás rayes ni marques, aprende a estar en la naturaleza y a respetarla, en su más puro estado. Somos un país turístico por excelencia, argumentos sobran para protegerlo y apreciarlo. La tarea es ahora convertirnos en “buenos turistas”.

*Martín del Río es fundador y CEO de Ladera Sur.

También puedes leer: 5 hechos curiosos de la vida de Douglas Tompkins, según su biógrafo


Volver al Home

Notas relacionadas

Deja tu comentario