Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Entrevistas

9 de Abril de 2022

Ex ministro Vidal y semana negra de Siches: “En Interior hay que tener mucho cuidado con la espontaneidad”

Fotografía de Francisco Vidal, con mascarilla KN95 negra puesta Agencia Uno

El ex ministro del Interior de Bachelet pone la alerta por los errores cometidos por Siches en su primer mes como jefa de gabinete: “¡No le des municiones al adversario!”. Además, valora el apoyo de la Vieja Guardia de la Concertación, asegurando que “es muy decidor que tres ex ministros entiendan y aplaudan el reconocimiento del error”.

Por

Pese a que la jornada del jueves 7 de abril el gobierno presentó su plan de ayuda económica, todos los ojos estuvieron en el ministerio del Interior. ¿La razón? La tarde anterior, su titular, Izkia Siches, aseguró sin atisbo de dudas, y ante sorprendidos diputados de la Comisión de Seguridad Ciudadana, que uno de los aviones que salió rumbo a Venezuela en el gobierno anterior con migrantes expulsados, había vuelto con la misma cantidad de pasajeros.

Es decir, no sólo imputaba delitos, sino que sacaba a la luz un hecho hasta entonces desconocido en una de las áreas más sensibles de su cartera. La conmoción fue instantánea.

El problema es que todo era falso. Tan así que la propia Siches debió salir a reconocerlo y pedir perdón a su antecesor. Un papelón de proporciones.

Y no era uno, sino, al menos, tres los errores no forzados de la ministra de Interior; su fallida entrada a Temucuicui, el controvertido uso del término Wallmapu y sus posteriores disculpas, y ahora una seria acusación sin fundamento. No es poco para quien ejerce como la segunda autoridad de gobierno.

Durante esa mañana de jueves, incluso se llegó a especular con la salida de la ex mujer fuerte del Colegio Médico. No fueron pocos los que recordaron la poca experiencia de la doctora para un cargo tan relevante e, incluso, su carencia de una militancia política que pudiera sostenerla. Sin embargo, la crisis logró ser contenida -con apoyo, de paso, de la vieja guardia concertacionista-, pero sin ahorrarse una reprimenda del propio Presidente: algo así no podía volver a ocurrir.

Era la crisis del día 27 en el poder, de una coalición y de un gobierno lleno de personeros que se estrenan en la conducción del Estado. Un ejercicio que bien conoce Francisco Vidal, ex ministro del Interior de Bachelet -entre otras responsabilidades- y quien debió enfrentar más de una tensión en esos años. Y, por lo mismo, sabe muy bien cuáles son los límites y qué se espera de quien conduce un gabinete.

«No hay consciencia de la responsabilidad de gobernar»: tres analistas políticos desmenuzan el bochorno de Siches por el caso del avión retornado

-¿Cómo ha observado la gestión Siches desde su debut?

-No la conozco, pero la caracterizo como alguien muy espontánea y en Interior, donde se maneja mucha información, hay que tener mucho cuidado en la espontaneidad. Con lo que ha pasado en este primer mes, yo le sugeriría que se cuidara más, que fuera menos espontánea. Porque más allá de la personalidad de cada uno, el cargo es muy importante porque refleja al gobierno.

-¿A qué se refiere?

-Te voy a poner un ejemplo concreto. Este jueves 7, para el gobierno, la noticia del día era el programa de apoyo económico, pero pasó a segundo lugar. Ese es un ejemplo concreto de cómo a raíz de un error, aunque éste se reconozca y se pidan disculpas, cambias completamente la dirección de la atención de la opinión pública.

Si revisas los diarios, tienen 6 a 7 páginas hablando de los dichos de Izkia, y una apenas sobre el plan económico del gobierno. Ya van varios errores: el viaje a la Araucanía, los presos políticos, los dichos sobre Wallmapu y ahora lo del avión. Tiene que cuidarse más.

“El ministro del Interior recibe al día mucha información, de todo tipo, y la experiencia te indica que hay que recogerla y, si es muy delicada, volver a revisarla. Pero eso te lo dan los años no más”.

-¿Cuál es la gravedad de los dichos de la ministra sobre el caso del avión?

-Aquí vas a un tema más general: el ministro del Interior recibe al día mucha información, de todo tipo, y la experiencia te indica que hay que recogerla y, si es muy delicada, volver a revisarla. Pero eso te lo dan los años no más.

“En Interior el tema es cotidiano. Todos los días recibes un informe de la PDI, de Carabineros, de intendentes, de gobernadores. Olvídate lo que es eso. Cada uno cagándose al otro… olvídate”.

-¿Qué hubiese hecho usted con esa información?

-Después de la batalla todos somos generales, pero había dos informes: el de la PDI y el del Sermig. Es tan potente la acusación desde el punto de vista de que un avión se va y vuelve con todos, que de partida es poco creíble. Partamos por ahí, eso es de sentido común, no de experiencia.

Lo segundo es que siempre hay que chequear, varias veces, sobre todo información delicada. Fui ministro en tres cosas distintas; en Defensa te toca un tema bien puntudo que es la Seguridad Nacional, pero en Interior el tema es cotidiano. Todos los días recibes un informe de la PDI, de Carabineros, de intendentes, de gobernadores. Olvídate lo que es eso. Cada uno cagándose al otro… olvídate.

La vieja guardia de la Concertación sale a apuntalar a Izkia Siches

-Lo que llamó la atención desde el punto de vista más político, fue que la “vieja guardia” de la Concertación fue la primera en salir a respaldar a Siches y valorar sus disculpas: Álvaro Elizalde, José Miguel Insulza y Ximena Rincón. ¿Cómo interpreta ese apoyo?

-Los tres nombres que me das -Elizalde Insulza y Rincón- han sido ministros, saben de qué se trata. Y si hubo indiferencia o demora en el lote de Apruebo Dignidad, es porque no tienen la experiencia de estar en este tipo de cargos. Fíjate.. Rincón…Elizalde… e Insulza. Insulza tiene un doctorado en Interior, si fue cinco años ministro. Yo lo reemplacé el último año no más, y aprendí muchísimo de él.

-¿Ese respaldo es el de más peso?

-Claro, porque ayuda al Presidente, porque ya la derecha se estaba dando un festín. Incluso, un afiebrado quería hacer una Acusación Constitucional. Claramente, ellos tienen la espina de las acusaciones que se presentaron en el gobierno de Piñera, pero el punto es que tienes que cuidarte mucho del adversario. ¡No le des municiones al adversario!.

“Es muy decidor que tres ex ministros entiendan y aplaudan el reconocimiento del error, cosa de la cual la dirigencia política está muy poco acostumbrada”.

-¿Usted interpreta el respaldo de la ex Concertación sólo del punto de vista de su experiencia previa o ve otra intención?

-Lo que pasa es que Izkia, del punto de vista de lo que uno llama la Vieja Guardia, es un referente nuevo, su experiencia está en el Colegio Médico. De hecho, creo que mucha gente ni la conoce. Pero es muy decidor que tres ex ministros entiendan y aplaudan el reconocimiento del error, cosa de la cual la dirigencia política está muy poco acostumbrada.

Con la cantidad de información que tiene cada autoridad ministerial, equivocarse una o dos veces vale la pena. Aquí el problema es que se ha equivocado cuatro veces en un mes. Esa es una alerta amarilla.

-Hay voces que dicen que con esto no le quedará margen para volver a equivocarse. ¿Qué dice usted?

-La presión sobre el Presidente, que es quien finalmente decide todo, es que si las cosas son reiteradas, le abres un flanco hacia la derecha, le abres un flanco a su agenda de gobierno. Eso obviamente tiene un límite.

“Siempre es bueno tener a alguien en el Comité Político que sea capaz de decir ‘no’”

-Los equipos de confianza de Siches vienen en parte del Colegio Médico, sin demasiada experiencia política previa y desde el mundo independiente. ¿Hace falta una conformación de equipos más variada?

-Izkia, si bien militó muchos años atrás, es independiente. En Interior hay que tener particular sensibilidad hacia los partidos y el Parlamento. Entonces, ayuda siempre tener personas con percepciones distintas. Ahora, las personas de confianza no son un problema político, es un tema personal.

Tengo entendido que el jefe de gabinete viene del Colmed, pero esto tiene que tener sentido común: la dinámica de la lucha cotidiana en el Colmed es infinitamente diferente a la de la lucha cotidiana en La Moneda.

“Siempre es bueno tener a alguien en el comité político que sea capaz de decir ‘no’. Yo viví la experiencia como seis años”.

-Este mismo escenario se podría extrapolar al Comité Político, donde Jackson, Siches y Orellana son prácticamente amigos del Presidente. ¿Falta ahí alguien que tenga una postura que haga el contrapunto?

-Siempre es bueno tener a alguien en el comité político que sea capaz de decir ‘no’. Yo viví la experiencia como seis años. En general, la naturaleza humana te lleva a que los más cercanos te encuentren todo bueno y te aplaudan. Pero no pues, la vida dice que no está hecha sólo de aplausos, también de críticas y autocríticas.

¿En qué posición queda el gobierno tras este episodio? ¿Cuál es el nivel de daño?

-Queda debilitado, porque en lo inmediato se perdió la agenda fundamental, que era el plan de recuperación. Y la principal ministra del gabinete, en este caso Izkia Siches, queda debilitada, porque tiene que cuidarse mucho.

Y una cosa es la prudencia y otra la inhibición. En cada frase pública futura va a estar más filtrada, olvídate. Y eso tampoco ayuda, porque el equilibrio perfecto es la capacidad inmediata de respuesta, sobre todo a la derecha, pero con mucho cuidado. O sea, hay que golpear bien.

Libertad de acción y reuniones de última hora con economistas: PC tensiona al gobierno por apoyo al quinto retiro de las AFP

VOLVER AL HOME

Notas relacionadas

Deja tu comentario