Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Cosecha Propia

21 de Mayo de 2022

¿Está Arturo Prat en su corazón de chileno? Cómo 5 generaciones distintas ven los símbolos del Día de las Glorias Navales

Pintura de Valenzuela Puelma

Este 21 de mayo, el país celebra el Día de las Glorias Navales, donde se le rinde honor a la Armada, y se conmemora al héroe patrio Arturo Prat. En The Clinic, teníamos la sensación de que los simbolismos que carga la fecha se viven de manera muy distinta entre los chilenos. Por lo mismo, le preguntamos a personas de 5 generaciones su opinión. “Pienso en un hombre hetero cis muy patriarcal. Colonial también”, dice, por ejemplo, una mujer de 27 años, sobre la figura de Prat.

Por

Un año más –“qué más da”, dirá Tommy Rey– y llega otro feriado del 21 de mayo. Ni tan feriado, se podría argumentar, en vistas de que este 2022 cayó en un sábado. En esta fecha tan particular, Chile celebra el Día de las Glorias Navales, en conmemoración de los combates del 21 de mayo de 1879 en las costas cercanas a la ciudad de Iquique, donde se enfrentaron las embarcaciones chilenas Esmeralda y Covadonga contra los buques peruanos Huáscar e Independencia, en el marco de la Guerra del Pacífico.

Fue en esa batalla que el capitán Arturo Prat alcanzó el rango de héroe nacional: ante lo que parecía una derrota inapelable, alzó su sable y gritó “¡Al abordaje muchachos!”, en una escena a estas alturas icónica de la historia de Chile.

Aunque este relato es contado una y otra vez en las salas de clase a lo largo del país, en The Clinic teníamos la sensación de que el episodio, y los símbolos patrios que conlleva, son apreciados de manera diversa, dependiendo sobre todo de la edad de a quién se le consulta.

Por lo mismo, ideamos un ejercicio innovador. A cinco personas, de cinco generaciones distintas, les hicimos preguntas relativas al hito, y al significado que tiene para ellos, por ejemplo, la figura de Prat. Este fue el resultado.

Guido Napoleón Carrillo, 92, jubilado. 

-¿Qué pasó el 21 de mayo de 1879 en las costas de Iquique?

-Lo tengo muy, muy claro. Estaba la Esmeralda custodiando el puerto de Iquique, y llegaron dos barcos peruanos, y atacaron. La Esmeralda se defendió hasta el final, y sucumbió ahí. Estaban también el Huáscar y la Covadonga. 

-¿Qué significa o representa para ti Arturo Prat?

-Cuando pienso en Arturo Prat, pienso en el sacrificio y el patriotismo de lo que hizo. Él sabía lo que le esperaba, y no le importó. Él siguió hasta el final con sus ideas. 

Guido se pone pensativo, e insiste en que relaciona la figura del héroe nacional con el concepto de “patriotismo”. 

“Sí, sí, totalmente patriota. Porque él fue comisionado para defender y vigilar el puerto de Iquique, y cumplió con su deber hasta el final”, resume. 

-¿Cómo celebras, o celebrabas, el Día de las Glorias Navales?

-Es una fecha importantísima para mí, porque yo viví en Arica mucho tiempo. Viví en Arica, y teníamos en el límite, ahí al lado, a los peruanos. Así que era un asunto que estaba siempre pendiente. Por cualquier motivo, o cualquier asunto, salía a flote esta rivalidad, esta cuestión permanente, que a todos nos afectaba. 

Haciendo hincapié en que la historia y rivalidades seguían vivas en la población, Guido rememora entre risas que, cuando era “chico”, durante su pasado ariqueño, allá “no se jugaba al paco y al ladrón, se jugaba al peruano y al chileno”. 

“Imagínate cómo estaba allá presente, todo el tiempo, el asunto este”, asegura. 

-Hasta el día de hoy, ¿Sigue siendo una fecha importante?

-Igual, igual. Lo llevo en la sangre, como te digo, porque lo viví desde chico. Son cosas que no te olvidas, igual que uno no se olvida de sus parientes, de sus abuelos. No te olvidas más.

-¿Cómo sientes que las nuevas generaciones se relacionan con esta festividad?

-Se lo toman muy a la ligera. No tienen idea de lo que significa, están preocupados de otras cosas, y los tiempos van cambiando. 

En su voz, es inevitable captar un dejo de nostalgia.

Luis Alejandro Pavés, 65, artista del emblemático Circo Show Timoteo, un imperdible de la Región de Valparaíso.  

-¿Qué pasó el 21 de mayo de 1879 en las costas de Iquique?

-Bueno, por la educación que tengo, puedo decirte que fue una pelea de la Guerra del Pacífico, donde estaban peleando dos países, y que estaban ahí con dos buques, según lo que yo recuerdo. Estaba la Esmeralda. El Huáscar también estaba. No sé si ganamos o perdimos; no sé qué pasó al final (se ríe). 

-¿Qué significa o representa para ti Arturo Prat?

-Es uno de los héroes de Chile. La idea más importante que tengo de él es esa famosa frase de “¡Al abordaje muchachos!”. “A pelear, a defender el país”. Y esos son los valores que te enseñan a ti cuando eres chico, en el colegio. Eso va como educación cívica. Lo mismo cuando te hablaban de Bernardo O’Higgins, de los Carrera. Pero Arturo Prat Chacón fue el héroe, se martirizó, y todos nos sacábamos el sombrero, para el 21 de mayo. 

“Ahora tengo entendido que este año va a haber nuevamente desfiles”, continúa Alejandro. “Era como una cosa tradicional. Yo iba a estos desfiles, pero más que nada iba a ver a los marineros. Porque me encantaban los hombres, me encantaban los marineros“, dice, para dar rienda suelta a una carcajada. 

-¿Cómo celebrabas el Día de las Glorias Navales?

-Cuando estaba en Santiago, iba a la Estación Mapocho, donde ahí desfilaba una cuadrilla de marineros, que hacían homenaje y le ponían una cuestión con flores al monumento (en la Plaza Prat). Y lo otro es que te quedaba siempre grabado, porque se transmitía por la televisión. Era como la onda de la Parada Militar. Ver ahí a todos estos hombres altos, de la Armada, desfilando en honor al héroe de la patria. Siempre los marinos le han hecho homenajes. 

Alejandro recuerda cómo en el colegio, para el 21 de mayo, lo ataviaban con una camisa y guantes blancos, para salir a desfilar. “Era como un honor estar desfilando ahí (…). Se saludaba siempre a los monumentos principales que había en las plazas, porque antiguamente, en casi todas las plazas de las poblaciones, había un monumento a O’Higgins o a Prat”. 

-Y al día de hoy, ¿Significa algo para ti, el celebrarlo?

-Sí, bueno, recordar, porque más que nada son héroes de Chile, que tú sabes que de cierto modo lucharon por Chile, por la libertad, por la independencia, por valores… Ahí te viene todo un problema de sociedad también, porque hoy, eso prácticamente a la gente joven no le interesa. No le interesa ni el día del carabinero, ni el día de la Armada, ni el 18. Para ellos es una fecha más, de pasarlo bien, y de hueviar. Porque la verdad de las cosas, eso hacen los cabros. 

Alejandra Núñez, 45, peluquera y presidenta de la Junta de Vecinos del Barrio Yungay que abarca la actual residencia de Gabriel Boric.

-¿Qué pasó el 21 de mayo de 1879 en las costas de Iquique?

-Se pelea el combate naval, y es ahí donde Arturo Prat, capitán de la fragata, muere junto a toda su plana mayor, cuando son de la Esmeralda, ¿no?. Siempre cuando se celebra el 21 de mayo, eso es como lo primero que se me viene. Se me viene Arturo Prat, el combate naval, cuando se hunde la Esmeralda… Bueno, también estuvieron ahí los tres barcos, la Esmeralda, el Huáscar, y la Covadonga

A pesar de recordar bien los nombres de las embarcaciones, reconoce que “una después se va confundiendo”.

-¿Qué significa o representa para ti Arturo Prat?

-Es un héroe, po’. Es un héroe patrio, un héroe de Chile. Un defensor de nuestra soberanía. Para mí siempre ha sido importante. Yo tengo una casa antigua. Para mí, el rescatar lo antiguo, el rescatar el conocimiento de la historia, las cosas que nos han formado y que nos han ido impregnando; para mí son importantes. 

Entonces, afirma, “yo sí lo veo como un héroe, y sí veo como importante su rol, su vida”. Alejandra confiesa que su relación con Prat se sustenta también en que leyó “harto” de él en las novelas del convencional Jorge Baradit. “Entonces, hay otras cosas, más significativas, de él como persona. No tanto de él como un héroe patrio. Pero sí, a mí se me viene, y representa eso: un héroe de la historia de Chile”. 

Porque hoy, eso prácticamente a la gente joven no le interesa. No le interesa ni el día del carabinero, ni el día de la Armada, ni el 18. Para ellos es una fecha más, de pasarlo bien, y de hueviar. Porque la verdad de las cosas, eso hacen los cabros. 

-¿Cómo celebrabas el Día de las Glorias Navales?

-En el pasado, y esto para mí tiene mucha importancia, porque yo soy de Quillota, y en ese tiempo, yo me acuerdo cómo se celebraba con desfiles. En los colegios se hacían desfiles, y los que tenían bandas; los ensayos eran con harta anticipación. La gente pintaba sus casas. Me acuerdo que mi mamá cosía. Era costurera, entonces ella nos hacía los vestidos del 21 de mayo, para esperar el desfile. Se embanderaban las casas, se pintaban las señaléticas en las calles para que fuera todo más bonito. 

En resumen, “había una participación ciudadana y un ánimo de alegría que era muy esperado por la comunidad. Entonces, yo me quedo con esos recuerdos muy bonitos. Hoy solamente pienso en esos recuerdos. Porque hoy en día no hay como ese ánimo de tanta celebración, en esa fecha. Pero a mí se me viene de inmediato a la mente cómo yo lo vivía. Cómo yo crecí con eso”. 

Valentina Riquelme Tapia, 27, psicóloga clínica.

-¿Qué pasó el 21 de mayo de 1879 en las costas de Iquique?

-Jajaja. Mira, me acuerdo que en el colegio me explicaron que había algo con Arturo Prat. Me acuerdo que habían nombres de los barcos. ¿”Esmeralda” me parece que era uno? Y alguien saltó, que fue Arturo Prat. Según yo murió. Eso es lo que recuerdo ahora. Sé que había como un relato muy mítico y raro al respecto, pero son recuerdos de la infancia, que la verdad no estoy 100% segura como para replicarlos de la mejor forma posible. Pero sé que en mi infancia sí me los sabía de memoria.

-¿Qué piensas cuando piensas en Arturo Prat?

-Pienso en un hombre hétero cis muy patriarcal. Colonial también. Raro. Es un simbolismo que marcó, yo creo, hasta cierto punto, la psiquis de las personas. Y lo hablo muy en genérico, porque creo que nadie sabe realmente quién es, pero todos sabemos quién es…

Valentina lo coloca casi en el plano de una deidad, idea que sintetiza en la siguiente frase: “Es como medio omnipresente”. 

-¿Lo relacionas con esa idea de lo “patriótico”? 

-Sí, pero creo que porque me lo enseñaron así, y en alguna parte de mi inconsciente debe haberse construido de tal forma. Pero también, si ahora lo pienso, no es sólo lo patriótico. Es algo raro relacionado a lo patriótico, en la línea de: ¿Qué es lo patriótico realmente? ¿Me cachay?

-¿Cómo celebrabas el Día de las Glorias Navales?

-(Surge otra risotada espontánea). Nunca lo he celebrado, y nunca lo voy a celebrar. Pero, sé que, en el colegio, cuando éramos niñas, nos hacían hacer dibujos, y había como un acto… Y era todo en el rollo de una ser niña, y cantar cosas. Y hacer dibujos de barcos, y de Arturo Prat, por alguna razón. Supongo que esa es una celebración. 

Pero la psicóloga, fiel a su disciplina, problematiza el fenómeno. “La verdad es que, si lo pienso hoy en día, era sólo que nos estaban ‘lavando el cerebro’ para que tratáramos de entender algo que era inentendible. Porque, en verdad, nadie lo sabía explicar. Y vuelvo al punto anterior. ¿Qué es lo patriótico? ¿Hay algo así como ‘lo patriótico´? No creo. O sí. No sé”. 

Pienso en un hombre hétero cis muy patriarcal. Colonial también. Raro. Es un simbolismo que marcó, yo creo, hasta cierto punto, la psiquis de las personas.

Andrés Mackenney, 16, estudiante centennial. 

-¿Qué pasó el 21 de mayo de 1879 en las costas de Iquique?

-Ehhh, si no me equivoco, creo que fue como una batalla naval, donde se enfrentaron Chile con Perú, y Arturo Prat y como su… Su ‘equipo’, por decirle así, falleció en combate. Lo que tengo entendido es que Chile salió ganando. 

-¿Qué significa o representa para ti Arturo Prat?

-Lo primero que se me viene es como la típica estatua de Prat, con la espada. (Se ríe). Pero más que eso, lo único que me queda de cómo me lo enseñaron en el colegio es una imagen de Prat, cayéndose al agua, desde la Esmeralda. 

Andrés declara, sin hacerse problemas, “que no lo conozco tanto”. 

-¿Celebras de una manera especial, hoy por hoy, el Día de las Glorias Navales?

-Ehhh. Bueno, la verdad es que no. O sea, me doy el feriado, y descanso y no hago nada. Pero mucho más que eso… No es como que conmemore a Prat. 

-Y más de cabro chico, ¿Te acuerdas de celebraciones en el colegio, o algo así?

-Sí, en el colegio hacíamos actividades. Típico el hacer un barquito, o nombrar los tres barcos. La Esmeralda, y… Ehhh. 

De súbito, el joven pone fin a la lista de las embarcaciones. 

“Cosas de ese estilo. Pero siempre he visto ese feriado como un feriado más para descansar. Para no hacer nada”. 

-Este feriado, ¿Carga ningún simbolismo especial para ti?

-En verdad, algunas veces se me pueden dar instancias de conversación con mis amigos, para echar la talla sobre el tema. Pero más que eso, nada muy simbólico. 

Notas relacionadas

Deja tu comentario