Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Política

19 de mayo de 2022

Ana Lya Uriarte, el refuerzo de Siches en Interior: próxima jefa de gabinete de la ministra está citada a declarar por arista del Caso Caval

La abogada socialista estuvo involucrada en una arista del Caso Caval.

Anunciada como la futura jefa de gabinete de Izkia Siches para reforzar sus equipos de asesores, Uriarte deberá declarar en calidad de testigo en una arista por estafa y plagio del Caso Caval, debido a un informe que habría realizado para la empresa que controlaba Sebastián Dávalos -hijo de la ex Presidenta Bachelet- y Natalia Compagnon -nuera de la ex Mandataria-, en el año 2012. La citación está fijada para el 04 de Octubre en el Tribunal Oral en lo Penal de Rancagua.

Por Joaquín Abud y Emmanuel Ganora

Diciembre del año 2016, segundo gobierno de Michelle Bachelet. La entonces nuera de la ex Presidenta, Natalia Compagnon, acudió a una audiencia en el Juzgado de Garantía de Rancagua a propósito de las pesquisas por el Caso Caval, aquel intento de negocio inmobiliario donde participaron Compagnon y su entonces esposo e hijo de la Mandataria, Sebastián Dávalos, donde solicitaron un cuantioso crédito al Banco de Chile -gestionado personalmente ante uno de los controladores de la institución bancaria, Andrónico Luksic-, aprobado al día siguiente de que Bachelet ganara por segunda vez los comicios presidenciales el año 2013.

Para ese entonces, el caso tenía un considerable avance, generando importantes complicaciones al gobierno y su agenda, al tener un caso de presunto “tráfico de influencias” en el seno mismo de la familia presidencial. Por lo mismo, las declaraciones de ese día de Diciembre del 2016 de Compagnon, significaron un misilazo a Palacio pues, entre otras cosas, apuntaron directamente al rol que tuvo Ana Lya Uriarte -abogada PS-, entonces jefa de gabinete de la Presidenta Bachelet, en aquella recordada empresa.

“La Fiscalía se ha negado a recibir formalmente y por los conductos regulares otros informes que también fueron parte de todos los entregados a Vial. Dentro de ellos, figura el realizado por Ana Lya Uriarte”, dijo la ex nuera de la Presidenta.

Así, Compagnon dejaba instalada la duda de por qué el Ministerio Público descartaba incluir entre sus indagatorias, el informe que Uriarte realizó a la empresa. Lo anterior fue uno de los nexos que vincularon a la abogada especializada en materia medioambiental, y que el miércoles 18 de Mayo fuera anunciada por Interior como la próxima jefa de gabinete de la ministra del Interior, Izkia Siches, en el marco del reforzamiento de los equipos de la secretaria de Estado, luego de constantes desaguisados de Siches en las primeras semanas de instalación.

Un nombramiento que llega a reemplazar al ex dirigente del Colegio Médico, Roberto Estay. Uriarte comenzará sus funciones el próximo 23 de Marzo.

El informe

El documento al que hacía referencia Compagnon fue realizado por Ana Lya Uriarte en el año 2012, luego que la profesional formara la oficina de asesorías Sustentabogadas, tras el cambio de gobierno entre la primera administración de Bachelet y el segundo gobierno de Sebastián Piñera. 

El informe fue realizado justamente a pedido de la empresa Caval que comandaban Compagnon y Dávalos, según ha asegurado Uriarte. El motivo: un insumo técnico para la compra de una central termoeléctrica por parte del empresario Gonzalo Vial. Según los registros de la época, Vial había comprado ocho informes a Caval para sustentar su negocio.

De hecho, en enero de ese año, Compagnon ya había aludido a la finalidad que tenía el documento preparado por quien anteriormente había sido ministra de Medio Ambiente. “Contratamos (en 2012) a Ana Lya Uriarte porque Gonzalo Vial estaba interesado en comprar la central termoeléctrica Los Guindos y se necesitaba saber si la plata era efectivamente lo que se ofrecía, y se le pagó a ella desde la cuenta corriente de Mauricio Valero”, dijo Compagnon ante el fiscal Luis Toledo, sobre el insumo de Uriarte por el que cobró $20 millones de pesos. 

Sin embargo, con el tiempo dicha transacción se complejizó luego que Gonzalo Vial se querellara por estafa y plagio contra Caval, acusando que los ocho informes solicitados a esta empresa, por el cuál pagó una suma de $1200 millones de pesos pensados para el desarrollo de negocios de puertos mineros y eléctricos, eran estudios que supuestamente habían sido copiados a la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco) 

“La Fiscalía se ha negado a recibir formalmente y por los conductos regulares otros informes que también fueron parte de todos los entregados a Vial. Dentro de ellos, figura el realizado por Ana Lya Uriarte”, dijo en su momento Natalia Compagnon, ex nuera de la Presidenta.

Cuando esta arista del Caso Caval ya era de dominio público, en Abril de ese año diputados de oposición enviaron un oficio a Ana Lya Uriarte, solicitando información respecto a los servicios prestados por Uriarte. La entonces asesora de la ex Presidenta Michelle Bachelet, respondió al requerimiento de los diputados.

“La relación con Caval se desarrolló entre los meses de mayo y julio del año 2012, está debidamente rendida, y durante su desarrollo imperó un trato estrictamente profesional y apegado, también estrictamente a los términos en que la asesoría legal de carácter exclusivamente ambiental nos fue solicitada”, dijo Uriarte en el escrito a los parlamentarios de Chile Vamos. 

“No he hecho más que prestar servicios profesionales dentro del ámbito de mi especialidad, dentro del marco ético y legal, sin más pretensión que ejercer legítimamente mi profesión, sin que haya existido conflicto de ninguna especie en tal actuación”, agregó. 

Sin embargo, para mayor lío, el abogado de Vial, Luis Hermosilla, aseguró que su defendido desconocía la existencia de dicho trabajo. “Ese informe, de existir, no fue encargado, solicitado, ni pagado por el señor Vial”, afirmó a T13, añadiendo que “jamás” hubo una propuesta de Caval para que la empresa de Vial, Graneles de Chile, comprara el documento realizado por Uriarte. 

En ese contexto, Ana Lya Uriarte tuvo que declarar en calidad de testigo ante la Fiscalía Regional de O´higgins el 27 de Diciembre del 2016. En la cita, Uriarte aseguró desconocer en su minuto que su trabajo estaría dirigido a Gonzalo Vial, pues “Caval nunca mencionaron el nombre de ningún cliente tras el proyecto de la termoeléctrica, siempre hablaron que era para ellos, y ofrecerlo a terceros», indicó, asegurando además que Caval había acudido sus servicios a través de referencias que habían encontrado en internet.

Al respecto, el abogado querellante de la causa, Eduardo Riquelme, dijo a Cooperativa: “insulta la inteligencia y el sentido común de todas las personas creer de que es una mera coincidencia que Caval haya buscado en internet una empresa de abogados y justo haya estado dirigida o integrada por Ana Lya Uriarte, que es una persona del círculo de confianza de la Presidenta Bachelet”,, dijo sobre Uriarte, ministra de Medio Ambiente entre el 2007 y el 2010. 

Arista pendiente

En todo caso, esta arista de estafa en el Caso Caval sigue abierta, donde la ahora jefa de gabinete de Izkia Siches nuevamente estará en la palestra mediática judicial. 

Es así que el próximo 04 de Octubre, Ana Lya Uriarte está citada a declarar en calidad de testigo en el Tribunal Oral en lo Penal de Rancagua, junto a quienes fueron los controladores del extinto emprendimiento que tanto dolor de cabeza trajo al segundo gobierno de Michelle Bachelet: Mauricio Valero, Natalia Compagnon y Sebastián Dávalos, según informa el sitio web del Poder Judicial. 

The Clinic no pudo obtener la versión de Ana Lya Uriarte respecto a esta citación.

Un negocio Caval

Así fue el título del golpe periodístico publicado por la revista Qué Pasa publicado en febrero del 2015, dando cuenta de la intención de compra de un terreno en Machalí por parte de Compagnon y Dávalos, con la finalidad de revenderlo para negocios inmobiliarios.

Lo anterior significó una tormenta perfecta para el gobierno de la época, pues estaban en juego los debates sobre probidad y transparencia a partir del surgimiento del Caso Penta el año anterior, el tráfico de influencias donde el hijo de la Mandataria y su esposa gestionaban directamente con el vicepresidente del Banco Chile un millonario crédito, aprobado al día siguiente de la elección de la ex Presidenta Bachelet. Un escándalo que, además, se instalaba justamente en La Moneda: por entonces, Dávalos fungía como Director Sociocultural de La Moneda.

«(En) Caval nunca mencionaron el nombre de ningún cliente tras el proyecto de la termoeléctrica, siempre hablaron que era para ellos, y ofrecerlo a terceros», declaró Ana Lya Uriarte, a fines del 2016, en la Fiscalía Regional de Rancagua.

Por entonces, Bachelet convocó un comité llamado a proponer una legislación que regulara esa sensible relación entre los negocios y la política. La instancia fue conocida como la “Comisión Engel”, en relación al economista y académico Eduardo Engel, quien presidió la instancia. Sus propuestas fueron sintetizadas en un informe de más de 200 páginas, entregados al gobierno a fines de Abril. Esas medidas posteriormente se convirtieron en proyectos de ley.

Pese a los esfuerzos del gobierno, Caval significó un golpe a la popularidad del gobierno. De hecho, este fenómeno, acompañado a una ralentización de la actividad económica, hizo que el Ejecutivo perdiera el impulso transformador que prometieron cuando ganaron las elecciones presidenciales de fines del 2013. Así las cosas, se definió otorgarle mayor gradualidad a los compromisos que había adquirido el gobierno en su programa.

Así, por ejemplo, nunca se pudo impulsar el Proceso Constituyente prometido por Bachelet, firmando y enviando al Congreso la iniciativa de nueva Constitución el 06 de marzo del 2018, cinco días antes de expirar su mandato. En tanto, su sucesor, Sebastián Piñera, dejó en los archivos ese proyecto, descartando persistir con el tema. De forma trágica, el tema volvería a colación a partir del Estallido Social del 18 de Octubre de 2019. Ya no había escapatoria.

Notas relacionadas

Deja tu comentario