Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Política

9 de Agosto de 2022

¿Si gana el Apruebo, qué viene después?: Las claves para entender la estrategia de la izquierda para atraer a indecisos

Apruebo

Desde que la Convención entró en su recta final, la idea de impulsar la opción Apruebo, introduciendo futuros cambios a la propuesta, fue tomando fuerza, sobre todo para ir en busca de ese voto indeciso que se inclina por ratificar el borrador del órgano constituyente, pero que tiene dudas de sus contenidos. Aquí, tres expertos electorales abordan las complejidades y consecuencias de los múltiples apellidos que ha tenido la campaña a favor de una nueva Constitución.

Por Joaquín Abud y Felipe González

“Reformar”, “mejorar”, “concretar” y hasta “perfilar”. Esos han sido los diversos apellidos que desde el oficialismo se le ha puesto a la opción Apruebo de cara al Plebiscito del 04 de Septiembre, con el objetivo de atraer a los votantes indecisos hacia la opción que habilita una nueva Carta Fundamental.

La idea de Aprobar para Reformar, acaso el primer concepto en esta línea, comenzó a instalarse cuando aún la Convención no entregaba el borrador; por entonces, se debatía acerca del quórum que sería necesario para eventuales modificaciones al texto. Todo en un contexto en que las encuestas arrojaban una diferencia favorable a la opción Rechazo.

De hecho, en la discusión plenaria sobre las normas transitorias, el entonces convencional Felipe Harboe declaró a mediados de Junio que “se acaba el Aprobar para Reformar”, en referencia a la norma que establecía que el actual Congreso necesitaría de 4/7 de sus integrantes, más un referendum ratificatorio, para así lograr reformas.

Más tarde, cuando la Convención entregó el borrador, el ex Presidente Ricardo Lagos se anotó con una carta donde expresaba que cualquiera fuera el resultado del Plebiscito, se iba a necesitar de un acuerdo político para hacer cambios a la nueva Constitución en caso de aprobarse.

Ahí, el PPD reaccionó rápidamente con un texto elaborado por el partido titulado “Aprobar para Mejorar”, en el que se establece un cambio a la Cámara de las Regiones propuesta por la Convención, que pasaría a llamarse Senado de las Regiones. También proponen revocar la reelección presidencial e reincorporar los Estados de Excepción Constitucional.

Desde Apruebo Dignidad, en tanto, la idea de aprobar la nueva Constitución estableciendo de antemano reformas a la misma, no convencía del todo. Pese a eso, y tras algunas semanas de campaña, en la interna frenteamplista elaboraron un documento bajo el nombre “Aprobar para Concretar”, el que fue liderado por el diputado Gonzalo Winter y el abogado Francisco Arellano.

Aquel documento se centraba en hacerse cargo de las ambigüedades que preocupaban al electorado respecto del borrador de la Convención,. Evitaban introducir grandes reformas al texto, pero siempre estableciendo una acuerdo respecto de las leyes que el actual Congreso debía llevar a cabo respecto de la implementación del nuevo texto, en caso de que gane el Apruebo.

En todo caso, la idea no convenció al Partido Comunista, cuyo presidente, Guillermo Teillier, fue tajante en sentenciar: “No es bueno atribuirse la soberanía popular en este caso”.

De todos modos, el propio presidente del PC este fin de semana agregó un nuevo término respecto de cambios a la nueva Constitución: “El concepto tiene que ser perfilar mejor algunos temas”, dijo el pasado domingo 07 de Julio en radio Nuevo Mundo, emisora ligada al partido.

Sin embargo, Teillier reiteró su negativa a cambiar la propuesta: “Yo no sé qué le podríamos mejorar a la nueva Constitución. Yo creo que es un texto completo. Es muy difícil desmenuzarlo en sus partes, porque es un texto completo (…) muy positivo”, agregó.

A raíz de esta discusión, en la que han surgido la amplia gama de matices ante los eventuales cambios a la nueva Constitución en caso de que gane el Apruebo, The Clinic contactó a distintos expertos en materia político-electoral para abordar sus consecuencias: Sebastián Izquierdo, coordinador académico del Centro de Estudios Públicos (CEP); Axel Callís, director de la encuesta Tú Influyes; y Victoria León, directora de asuntos públicos de Pulso Ciudadano.

1) ¿Por qué hay tantos matices en el oficialismo?

Sebastián Izquierdo. “Por una parte uno tiene más bien la socialdemocracia, donde hemos visto acuerdos bien explícitos como los puntos que puso el PPD para Mejorar. Por otra parte, uno tiene la mirada de Apruebo Dignidad, donde lo que dicen es ‘pongámonos de acuerdo en cómo acotamos las ambigüedades del texto constitucional para cuando nos toque legislar la implementación’.

“Esa postura es diametralmente distinta de hacer reformas al texto, que es el ala en el que está el Socialismo Democrático”, agregó.

Axel Callís. “Es una constatación del producto que salió, que no convence a la gran mayoría de chilenos y chilenas. Entonces, es una forma de bajarse electoralmente para impedir que se rechace. Es una relación pragmática”.

“Tanto en el Apruebo como en el Rechazo podemos ver matices de la posición original. Ambos sectores se dieron cuenta que una posición tan dura no iba a lograr capturar todos los votos”, dice Victoria León.

Victoria León. “Tanto en el Apruebo como en el Rechazo podemos ver matices de la posición original. Ambos sectores se dieron cuenta que una posición tan dura no iba a lograr capturar todos los votos que necesitan”.

“Un factor que destacaría es apuntar a un electorado más amplio que, quizás, no tiene una posición tan dura respecto de texto final, pero que ven en estas opciones una alternativa válida que entrega estabilidad política y que avanza hacia las personas que votarían eventualmente Apruebo, que les parece que corresponde, pero sin arrastrar posibles errores”, agregó.

2) ¿Evidencia de las dos almas en el oficialismo?

Victoria León. “No creo que tenga que ver con la capacidad que tenga el gobierno de propiciar una sola coalición. Desde hace un tiempo el Presidente está viendo la posibilidad de enfrentar un posible triunfo del Rechazo, tanto como un posible triunfo del Apruebo”.

“Ahí se han puesto más como gobierno y menos como liderazgo de la coalición. Me parece que no es una carencia, sino que es una decisión política”, agregó.

Sebastián izquierdo. “Desde el momento en que el Presidente quiso tener un rol más activo en la campaña por el Apruebo, esto se tradujo en emplazar a las dos almas del gobierno. Como contraparte salen a la luz todas las tensiones y, justamente, el talón de Aquiles; ponerse de acuerdo en si reformar el texto o acotar la implementación”.

“A mi juicio, cuando uno ve al PC con una postura más rígida, se ve complejo el proceso de negociación interno”, añadió.

Axel Callís. “No tiene nada que ver, el gobierno está afuera de esto. Los apellidos del Apruebo, como los del Rechazo, son distintas formas de llegar donde mismo, nomás. Son para bajarle un poco la intensidad y para decir que esta es una labor que está incompleta”.

3) Impacto en el Plebiscito para el Apruebo

Axel Callís. “Sí, porque el Apruebo y el Rechazo con apellidos lo que hacen es generar gradualidades. Lo que pasa es que a la hora de votar es binario, pero a la hora de concebir el voto, hay diez votos en la cabeza de las personas”.

“El Apruebo y el Rechazo con apellidos lo que hacen es generar gradualidades. A la hora de votar es binario, pero a la hora de concebir el voto, hay diez votos en la cabeza de las personas”, comenta Axel Callís.

Victoria León. “Puede afectar en el Plebiscito, porque puede haber posturas que tengan más fuerza que otras y eso puede ir debilitando la opción Apruebo en general. Más allá del borrador, tiene que ver con que el Apruebo con ciertos apellidos pueda convencer a más gente que otra, pero nada nos asegura que ese Apruebo con apellidos, o Rechazo con apellidos, vaya a ser la ganadora”.

Sebastián Izquierdo. “Estos apellidos son eslogan de campaña, son maneras de disfrazar aquellas mejoras que se le quieren hacer al texto y tienen el objetivo de captar a un electorado indeciso. Lo que muestran es que se está intentando converger para captar votos. Estamos viendo una carrera que todavía no ha terminado”.

4) ¿Cuál “apellido” tiene mayor viabilidad política?

Sebastián Izquierdo. “Creo que todos los apellidos tienen dificultades. Por una parte el ‘Aprobar para Implementar’ requiere acuerdos amplios en el actual Congreso, con una configuración que no depende de quienes están proponiendo esa versión”.

“Por otra parte, el ‘Aprobar para Reformar’ requiere de quórums exigentes de reformas junto con plebiscitos, y no es tan claro que un referéndum sea una barrera fácil de sortear”, agrega.

“Si una opción gana 60% – 40%, los apellidos van a tender a extinguirse o ralentizarse, pero si hay una elección donde hay menos de diez puntos de diferencia entre las alternativas, se va a avanzar en algo distinto”, dice Callís.

Axel Callís. “Los apellidos van a pasar por la magnitud entre la opción ganadora y perdedora. No hay que verlos en el aire, dependen de los números que haya. Si una opción gana 60% – 40%, los apellidos van a tender a extinguirse o ralentizarse, pero si hay una elección donde hay menos de diez puntos de diferencia entre las alternativas, se va a avanzar en algo distinto”.

“Mientras más estrecho los apellidos se tornan más viables. El ‘Aprobar para Implementar’, que no es otra cosa que ‘Aprobemos a secas’, es viable con mínimo 60% o 65%, que es algo absolutamente impensado”, añade.

5) Funcionalidad a la crítica del Rechazo: ¿es malo el borrador?

Victoria León. “Decir que el hecho de que el Apruebo tenga tantos apellidos habla de un mal borrador es un salto arriesgado. De lo que sí habla es de distintas formas de implementar lo que hay. En el fondo, todos estos grupos van por la opción de hacer un cambio que se base en la propuesta que ya está escrita”.

Axel Callís. “Aquí opera mucho la historia electoral de las personas, lo que hay es que genera menos culpa. Personas que tienen dudas prefieren votar con la esperanza de que es un Apruebo o un Rechazo con apellidos, en vez de decir sí o no, como fue en el Plebiscito del 88. Como han aparecido mundos después del 04 de Septiembre, yo diría que del 100% de las personas que tienen decidido su voto, por lo menos la mitad es con apellido”.

“No necesariamente se refuerza la idea de que el texto quedó malo, porque lo que uno ve es que hay un sector importante que no quiere reformar, sino que quiere acotar las ambigüedades”, comenta Sebastián Izquierdo.

Sebastián Izquierdo. “Esto fue producto de que una gran cantidad de figuras de la centro izquierda tradicional hicieron críticas profundas al texto y decidieron ir por el Rechazo. Y la manera de contener esa migración fue haciéndole un guiño llamando a hacer cambios desde el Apruebo”.

“No necesariamente se refuerza la idea de que el texto quedó malo, porque lo que uno ve es que hay un sector importante que no quiere reformar, sino que quiere acotar las ambigüedades”, agrega.

6) Efectos en el capital político de Boric

Sebastián Izquierdo. “El gobierno tomó la decisión de ser más activo y eso va a tener impacto una vez que se conozcan los resultados del Plebiscito, que van a afectar para bien o para mal la propia evaluación del gobierno. Si gana el Rechazo va a quedar disminuido el capital político de Gabriel Boric”.

Axel Callís. “Lo que hay de parte de Boric es un pragmatismo tremendo de entender que las posibilidades del Apruebo son bajas y, por lo tanto, es mejor asegurar y comprar barato, antes que comprar más caro después del 04 de Septiembre”.

“Lo que está diciendo es ‘negociemos ahora, porque la posibilidad de perder es alta’. Y cuando alguien dice que la posibilidad de perder es alta, normalmente pierde”, finaliza.


Notas relacionadas

Deja tu comentario