Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Entrevistas

7 de Agosto de 2022

Gael Yeomans (CS): “Si gana el Apruebo no se puede cambiar la Constitución completamente, menos por un acuerdo entre partidos”

Gael Yeomans

La diputada aborda las tratativas para un acuerdo oficialista sobre eventuales reformas al proyecto de nueva Constitución, previniendo que este pacto no exceda "la voluntad de la ciudadanía". La ex presidenta de Convergencia Social -el partido del Presidente Boric- también reflexiona ante los dichos del ministro Giorgio Jackson y su “escala de valores y principios” que lo diferencian de las generaciones predecesoras, lo que tensionó las relaciones de La Moneda con el Socialismo Democrático. “Una frase puede enlodar el trabajo que yo veo que se realiza”, profundiza.

Por

Esta no fue una semana fácil para el oficialismo. Bastó que el ministro de la Segpres, Giorgio Jackson, declarara en un programa de Twitch que “nuestra escala de valores y principios dista frente a una generación que nos antecedió”, para que el senador José Miguel Insulza (PS) descartara la posibilidad de formar una sola coalición, y que su colega de comité, Gastón Saavedra, le pidiera al ministro dar un paso al costado del gabinete, tensionando en plena campaña por el Apruebo.

Una tensión que llega en un momento en que los partidos de gobierno buscan llegar a un acuerdo sobre puntos que se comprometerán a cambiar en caso de que gane el Apruebo el 04 de Septiembre. Y también a sólo un mes de que los ciudadanos deban acudir a las urnas a expresar su opinión en el Plebiscito.

Ante este escenario, luego de recorrer su distrito (13) y sostener reuniones con dirigentes del oficialismo, Gael Yeomans, diputada y representante de Convergencia Social -partido del Presidente Boric- en las reuniones del comité político de La Moneda, atiende la llamada de The Clinic para abordar la coyuntura oficialista en la previa de un eventual acuerdo sobre reformas a la propuesta de la nueva Constitución.

-¿Qué le parece que a menos de 6 meses de gobierno, el senador Insulza sepulte la idea de una sola coalición por los dichos de Jackson?

-Este gobierno se arma con una composición que es plural, que es de dos coaliciones que son distintas y que vienen con trayectorias y experiencias distintas, y que nos estamos encontrando bajo propósitos comunes que tienen que ver en este caso con el Apruebo del Plebiscito que para nosotros es fundamental, como también con que al gobierno le vaya bien.

Entonces, lo importante es que se logre generar esa relación como dinámica entre los partidos, que se vaya construyendo una relación política distinta al alero de los objetivos políticos que compartimos.

“Espero que no sea solamente en base a los dichos que uno defina tan drástica y categóricamente las relaciones políticas”.

-¿Se apuró el senador Insulza en este caso?

-Sí. O sea, creo que al alero de lo que va sucediendo, uno también va tomando posturas y en eso cada uno puede hacer sus propios juicios, pero me quedo más bien con que el proceso es más largo. De hecho, si vamos a tener una nueva Constitución, el proceso de transformaciones se inicia también con esa nueva Constitución.

Por lo mismo, más bien velaría porque el entendimiento entre esos partidos se vaya construyendo y consolidando al alero de sus objetivos. Eso es lo que nos importa, además, más allá de si se conforme o no una forma política nueva.

-Insulza le atribuye a los dichos de Jackson la dificultad de formar una sola coalición, pero antes de eso no se veía un avance concreto en esa línea. ¿Es verdad que ese impasse haya sepultado la posibilidad, o eso venía de antes?

-Yo espero que no sea solamente en base a los dichos que uno defina tan drástica y categóricamente las relaciones políticas. Creo que hay que cuidarse y cuidar a nuestro gobierno y para eso hay que poner disposición.
He visto disposición de parlamentarios del Partido Socialista en la Cámara, con lealtad cuando hay dificultades y también defendiendo a quienes hoy día encabezan las carteras importantes. Esos gestos también se consideran y se valoran cuando estamos construyendo en común. Además, el gabinete es amplio, hay incluso ministros independientes.

En particular, el ministro Jackson es una figura de peso político importante para nosotros como Frente Amplio, encabeza un ministerio que está lleno de dificultades porque le toca el diálogo parlamentario y eso requiere templanza y tenacidad y yo veo reflejado también en su acción la voluntad de empujar el carro con todas y todos.

Es algo que se ha ido construyendo en el tiempo, porque también hay que decirlo; nosotros no teníamos experiencia en gobierno como a lo mejor lo tenían otros partidos, pero sí tenemos la voluntad de hacer las cosas bien para que al país le vaya bien.

-El senador Gastón Saavedra incluso le pidió al ministro que de un paso al costado. ¿Amerita una renuncia por sus dichos?

-No, en lo absoluto. El ministro recibió el apoyo del mismo Presidente, así que con eso queda despejada cualquier duda al respecto. Y nosotros como coalición también respaldamos a nuestro ministro en el trabajo que tiene por delante y sé que hay otros parlamentarios que también lo han respaldado. Yo quiero valorar esos gestos, porque también representan una voluntad de trabajo colectiva.

-A raíz de los dichos del ministro Jackson, el senador Alfonso De Urresti (PS) planteó que “la tesis del reemplazo sigue gozando de buena salud”. ¿Existe realmente una “tesis del reemplazo” en el Frente Amplio?

-Somos partidos que tienen historias distintas y que representan mundos que son diferentes. En el caso nuestro de Convergencia Social, compartimos una matriz socialista, nos sentimos parte de la tradición histórica de esa visión política, tanto desde la historia de nuestro mismo país como por el socialismo chileno. Por eso, la pluralidad de voces que existe tras el mismo gobierno, suma.

Nosotros queremos mantener esa articulación por lo mismo, porque tenemos desafíos de país que son comunes y nos mantenemos conviviendo en ese espacio.

“Que el entendimiento se logre es responsabilidad de los partidos y también, lógicamente, los parlamentarios debemos ser parte de esa conversación”.

-¿En qué pie queda el ministro Jackson para cumplir el rol de articulador de las propuestas para un acuerdo de cambios a la nueva Constitución, tal como lo mandató el propio Presidente Boric?

-El Presidente hace un llamado al diálogo y el entendimiento entre los partidos políticos, por lo tanto, los partidos también deben generar esa conversación y poner esos pisos comunes en la interlocución que logren respecto a cómo se va a dar bajada legislativa al tener una nueva Constitución. En eso se está trabajando.

Lo quiero decir porque efectivamente la Segpres tiene un rol de interlocución con los parlamentarios y nosotros nos tenemos que relacionar lógicamente con ese organismo. Pero también hay un llamado que el Presidente hace a los partidos como tal. La responsabilidad también está allá.

Que el entendimiento se logre es responsabilidad de los partidos y también, lógicamente, los parlamentarios debemos ser parte de esa conversación y del acuerdo que se logre, porque van a ser quienes redacten. En esto hay que valorar que no todos son militantes, dentro de nuestras bancadas hay independientes y es importante escuchar sus voces para llegar a ese tipo de compromiso.

La Segpres va a seguir funcionando institucionalmente, pero me parece que la responsabilidad va más allá del gobierno para llegar a un entendimiento.

“Más allá de que haya un pronunciamiento en particular de alguna que otra voz sobre los dichos del ministro, creo que es importante dar vuelta la página y seguir adelante”.

-¿La declaración del senador Insulza entorpece la posibilidad de los partidos de llegar a un acuerdo?

-Lo importante es no perdernos del objetivo, que es que ganemos. Y si para ganar tenemos que llegar a generar acuerdos que despejen dudas ciudadanas, qué es lo que nosotros al menos hemos estado mirando como necesario, hay que hacerlo y hay que sentarse a conversar, hay que poner los puntos sobre la mesa.

A lo mejor algunos estarán más de acuerdo con un tema, otros con otro y así llegaremos a entendimiento. Más allá de que haya un pronunciamiento en particular de alguna que otra voz sobre los dichos del ministro, creo que es importante dar vuelta la página y seguir adelante como lo estábamos haciendo.

-Respecto a este eventual acuerdo, el Frente Amplio ha planteado una tesis más cercana a aprobar para implementar que para reformar. ¿Qué cambios necesita la nueva Constitución para ampliar su base de apoyo y captar a los indecisos?

-Creo que es importante relevar la esencia de este nuevo texto, que es pasar a tener un Estado de Derecho que garantice Salud, Pensión, Educación, Vivienda. No tener un Estado que toma palco frente a los problemas de la gente, sino que se hace cargo con obligación. En ese sentido, también es relevante que podamos mostrar por qué estamos aprobando.

A veces, dentro de todo lo que se ha ido discutiendo de algunos aspectos dentro de un texto que es largo, en donde hubo un debate de 154 personas, no todo te va a gustar y van a haber matices más, matices menos. Pero el contenido sustancial es lo que nos une y es nuestro principal motivo para llevar a cabo una campaña por el Apruebo.

Si hay que clarificar algunos temas que han quedado en duda, por ejemplo, en materia de competencia del sistema judicial el indígena y cómo se relaciona con el sistema de justicia ordinario, lógicamente que hay que hacerlo y hay que buscar formas en que podamos también clarificar cuál va a ser la postura que vamos a asumir desde el Parlamento para hacernos cargo de entregar esas certezas a la ciudadanía.

-Pero eso tiene más que ver con implementar la nueva Constitución que con reformarla…

-En realidad, frente a un proceso de diálogo y conversación entre actores, más que en el titular me quedaría con el objetivo que es ganar. Y si para ganar tenemos que poner puntos de entendimiento entre quienes piensan que hay que clarificar, por ejemplo, aspectos de los sistemas de justicia, y otros a lo mejor pensarán que es importante hacer un cambio de nombre y volver a llamarse Poder Judicial, bueno, nos pondremos de acuerdo sobre ese tema. Lo sustantivo de la nueva Constitución es lo que ponemos por delante y es lo que nos une.

Además, es relevante para la ciudadanía y tiene que ver con el Estado Social y Democrático de Derecho, con la paridad, con el reconocimiento de los bienes comunes y también de la necesidad de protección del Medio Ambiente, por ejemplo.

-En esa línea, ¿Qué puntos estarían dispuestos a ceder? ¿Repondrían el nombre del Senado o acotarían la Plurinacionalidad, por ejemplo?

-En esto quiero ser súper respetuosa también, no sólo de la posición que tenemos como partidos, sino también de la voluntad de la ciudadanía que va a ir a votar el 04 de Septiembre y esa voluntad tiene que ser respetada.

Si gana el Apruebo, no se puede cambiar la Constitución completamente y menos por un acuerdo entre los partidos. Y en ese cuidado nosotros estamos pensando en la conversación, en el diálogo político con los partidos que creemos que es importante para ganar el Apruebo ampliar la capacidad de voto, teniendo en consideración que ese es el objetivo, y no tratar de resolver todos los problemas que tenemos con la nueva Constitución o las diferencias que tenemos con el texto.

Ahora, para llegar a un acuerdo hay que poner los puntos que tiene uno y otro sobre la mesa y, a lo mejor, en eso hay que tener también capacidad de asumir que no todo se va a ganar. Eso va de lado y lado.

-¿Cómo proyecta ese diálogo, considerando que queda menos de un mes de campaña para el Plebiscito?

-Lo importante es que se está pensando, y así lo dijo también el ministro Jackson, que la búsqueda es de mínimos comunes. A lo mejor no vamos a estar de acuerdo en todas las cosas que se quieran cambiar, pero sí compartir algunos temas que nos interesa clarificar. En ese sentido, si uno tiene en el fondo esa forma de lograr acuerdo, creo que es bien viable que eso se logre. Espero, además, que sea en el corto tiempo y que salgamos a hacer campaña.

Lo importante es que la clarificación que logremos nos permita ir a la ciudadanía a entregarle certezas, porque ya estamos a un mes de que tengamos el Plebiscito y, por lo mismo, nuestra principal tarea es estar desplegados en el territorio, hablando con la gente.

-¿Tiene algún plazo en mente para lograr ese consenso?

-Las conversaciones se van a ir dando también, si es que se va a requerir o no establecer un plazo. A mi juicio, esto debería resolverse pronto, porque creo que lo importante es ganar con el Apruebo y también ser respetuoso de la voluntad de la ciudadanía. Porque no se trata de reescribir el texto de la Constitución, se trata de dar certeza y tranquilidad, y que el objetivo sea ganar. Para eso estamos llegando a un entendimiento.

Campaña por el Apruebo: “De tú a tú porque hay muchas dudas”

-Pese a que las encuestas muestran un leve crecimiento de Apruebo, sigue teniendo una diferencia de cerca de 10 puntos con el Rechazo. ¿A qué se debe esta dificultad de pasar a la delantera?

-Porque la Convención Constitucional tuvo que abordar muchos temas que están recogidos en el nuevo texto y durante un tiempo reducido, y la forma de comunicar eso también algunos la tergiversan, hay que decirlo así. Hubo una campaña llena de mentiras y desde el primer día que empezó la Convención Constitucional algunos han estado haciendo una contra campaña.

Por lo mismo creo que no han sido sinceros frente a la ciudadanía con la posición que tienen, porque algunos no quieren que esto cambie. Quieren mantener la Constitución actual y, a pesar de que se vistan de que quieren reformar las cosas, eso no es así.

-¿A quiénes se refiere?

-Exacto. A Chile Vamos y a quienes han sostenido también un modelo económico que no lo quieren cambiar, si esa es la verdad. O sea, ellos no quieren terminar con el Estado Subsidiario, están en contra del Estado Social y Democrático de Derecho, y esa es una diferencia de fondo con el texto de la nueva Constitución. Que no lo quieran decir es otra cosa.

-¿Cuál es la clave para que el Apruebo gane el Plebiscito? ¿Qué se debe destacar de la propuesta constitucional?

-Los puntos más fuertes tienen que ver con el Estado Social y Democrático de Derecho, pero en lo concreto, ¿en qué se traduce? En Salud, Pensiones, Educación, y también en el reconocimiento de quienes han dedicado su vida al trabajo doméstico y que ahora puedan tener una mejor pensión en este sistema nuevo que va a generar la nueva Constitución con el reconocimiento a la Seguridad Social y el reconocimiento al derecho a una vivienda digna para la población. Eso es lo sustantivo.

Todo esto tiene que ver en cómo le va a cambiar la vida a la población un país estructurado en base a estos derechos sociales. Eso es lo importante de hacer relevante, porque va a influir en sectores que hoy en día están dudosos respecto de la nueva Constitución, que son los sectores más precarizados.

Es el proceso de transformaciones que han levantado las movilizaciones sociales lo que está en juego. En eso creo importante que no perdamos la calle, que la campaña se realice en el tú a tú porque ahí es donde también nos hemos ido dando cuenta de que conversando con la ciudadanía y explicando, uno puede ir convenciendo de que la mejor opción es el Apruebo. Pero para eso hay que estar casi uno a uno porque hay muchas dudas.

“A veces una frase puede enlodar el trabajo que yo veo que se realiza. Por eso a veces resulta muy injusto juzgar solamente por una frase a los ministros o ministras”.

-Usted destacaba que al ministro Jackson el propio Presidente le dio su respaldo. ¿No se desgasta la figura presidencial cuando tiene que darle piso político a sus ministros constantemente?

-Bueno, el Presidente no sólo es el principal liderazgo del país, sino que también es nuestro principal liderazgo político. Y cuando hablamos de la seguridad y la migración, esos son temas de Estado y adjudicarle a veces la responsabilidad a una sola persona me parece bien injusto. Eso no quita que también hay que reducir los errores y en eso el Presidente también ha dado las señales a todo su gabinete de que es importante que la ciudadanía también tenga tranquilidad, de que estamos gobernando bien para todos y todas.

A veces una frase puede enlodar el trabajo que yo veo que se realiza. Por eso a veces resulta muy injusto juzgar solamente por una frase a los ministros o ministras, pero sí creo que, por lo mismo, hay que ser cuidadosos

-En el contexto del Plebiscito, ¿No debilita a la campaña del Apruebo estos errores que se toman la agenda mediática, evidenciando divisiones en el oficialismo?

-Sí, sobre todo si tiene repercusión en lo mediático, sin reflejar el trabajo detrás; lo importante es no desviarnos del proceso del país. Vamos a estar en una campaña de un mes para el Plebiscito, y el Gobierno tiene su propio trabajo que es gobernar, hacerse cargo de cada uno de los temas que tienen que ver con las carteras. Y por otro lado, nosotros vamos a estar desplegados en la campaña como tal.

Lo importante es que seamos todos cuidadosos de nuestro gobierno. Creo que en ello tenemos que poner todo de nuestra parte y se puede poner más, tanto en el Parlamento como también en las vocerías de quienes asumimos cargos de representación pública, como también de quienes forman parte del gobierno.


Temas relevantes

#gael Yeomans

Notas relacionadas

Deja tu comentario