Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Entrevistas

6 de Octubre de 2022

Frank Diana, futurista y conferencista: “Definitivamente vamos a ser más dependientes de la tecnología de lo que somos actualmente”

frank-diana-futurista Mauricio Vega | Innata Media

Expuso el pasado 4 de octubre en la 10° versión del Summit País Digital 2022 como “futurista”. Esta nueva profesión para muchos es algo ya conocido para Frank Diana, con 30 años de carrera en el rubro. Por eso, qué mejor que conversar con este “futurista” para ver a qué desafíos nos enfrentaremos como humanidad frente al acelerado avance de la tecnología.

Por

Adelantarse a la tecnología y a las tendencias que marcarán nuestro mundo en las próximas décadas ya no es una posibilidad, sino que una necesidad para las grandes empresas. El mundo avanza a un ritmo desenfrenado y, para las multinacionales, es esencial trabajar con especialistas para entender las transformaciones que ocurren todos los días.

El pasado 4 de octubre, gracias a la 10° versión del Summit País Digital 2022, el encuentro tecnológico más importante del país, estuvo en Chile uno de los futuristas más importantes del mundo: Frank Diana, Managing Partner for Future of Business de Tata Consultancy Service (TCS).

Desde las finanzas al transporte, el ritmo del cambio se acelera cada vez más. Por ello es que han surgido los denominados “futuristas”. Estos son profesionales en diversos ámbitos que se han especializado en el estudio de datos para identificar tendencias a largo plazo.

Como conferencista habitual y líder de opinión, cuenta con más de 30 años de carrera, la cual hoy desempeña como asesor de TCS. La gran capacidad de Frank Diana de conectar puntos le ha permitido adelantarse e identificar futuros escenarios con precisión y creando una ventaja competitiva.

Sin embargo, la tecnología no es completamente inocua. Existen riesgos y desafíos que todavía tenemos que enfrentar como sociedad. Así, conversamos con Diana para conocer su postura frente a algunos de estos temas.

Más allá de los beneficios que puede entregar este progreso tecnológico, ¿cuáles son los principales problemas que podemos llegar a enfrentar con el avance tan acelerado de la tecnología? ¿Qué desafíos, cree, tendremos que enfrentar?

Lo que tenemos que hacer ahora es que las innovaciones tecnológicas conduzcan a fines constructivos. Y podemos aprender del pasado: tenemos que mirar al pasado antes de mirar al futuro. Hay periodos similares en la historia de los que podemos aprender, uno de ellos es la Segunda Revolución Industrial. Así que debemos mirar a la Historia para evitar cometer los mismos errores. 

Los mayores desafíos relacionados con la tecnología son que se necesitarán comunidades globales que puedan manejarlos de forma constructiva. Actualmente, no veo una respuesta global suficiente para ello. En el pasado tenemos ejemplos como la respuesta global a la Segunda Guerra Mundial y los esfuerzos para evitar que un acontecimiento así se repita. Ese tipo de colaboración es lo que creo que necesitamos hoy, por ejemplo, para dictaminar sobre la ética de la IA

¿En qué pie quedan los consumidores de más bajos recursos -económicos o de conocimientos, como adultos mayores- frente al avance desenfrenado de la tecnología? ¿Cómo podemos hacer para equilibrar la balanza, desde sus conocimientos como futurista?

Sabemos que la desigualdad ha crecido en los últimos años, por lo que preocupa que el avance de la tecnología pueda acelerar la desigualdad que ya vemos en algunas partes del mundo. Pero, por otro lado, hoy también vemos a los abuelos teniendo videollamadas con sus nietos, lo que es un efecto positivo de la tecnología.

Para evitar un impacto negativo de las tecnologías en la desigualdad, los gobiernos y las empresas tienen un papel que desempeñar para tratar de minimizarla. Las empresas deben tratar de explotar estas tecnologías de forma que puedan beneficiar a todos y contribuir a los retos a los que nos enfrentamos como sociedad, como el cambio climático y la pobreza. 

¿Qué desafíos proponen estos temas, además, para la salud mental, pensando en que las personas cada vez están más conectadas? ¿Qué podemos hacer para que la tecnología sea una herramienta y no un problema en este aspecto?

Uno de los desafíos es obviamente la dependencia en algunas de estas herramientas, lo que nos ha puesto en algún grado de aislamiento y eso es algo que sigue creciendo en la medida que usamos cada vez más herramientas como las redes sociales.

Esa es una de las desventajas que se han producido. Sin embargo, pensemos en tecnologías que están ayudando a personas con problemas de salud mental. Por ejemplo, lentes de realidad virtual que permiten que pacientes con estrés post traumático se enfrenten a sus temores en un ambiente controlado. Existen impactos negativos y positivos, no todo es blanco o negro. 

¿Cómo la tecnología, en la visión de Frank Diana, cambiará la forma en que vivimos en los próximos años? ¿Seremos más dependientes de ella? ¿Será un aporte para la humanidad?

Si pensamos en los últimos cinco años y en las innovaciones que han surgido, como Uber en la industria del transporte, o Airbnb en la industria hotelera, son algunos ejemplos de cómo la tecnología hace nuestras vidas más fáciles. Si amplificamos esto a los próximos 20 años, me gusta pensar que vamos a mirar hacia atrás y decir ‘wow ¿vivíamos así antes?’.

Definitivamente vamos a ser más dependientes de la tecnología de lo que somos actualmente, eso tiene algunas desventajas, por ejemplo, qué ocurre si hay un gran apagón de electricidad, o si hay un hackeo. Esas son algunas preocupaciones respecto a cómo lidiamos con estos desafíos. Sin embargo, a pesar de esto, me considero optimista respecto a cómo enfrentaremos los desafíos actuales.

Temas relevantes

#Frank Diana

Notas relacionadas

Deja tu comentario