Una multa de $1.697 millones deberá pagar el Administrador Financiero del Transantiago (AFT) por meterle la mano a los usuarios tras la falla en el sistema de recargas de Tarjetas BIP que afectó el 1 de marzo a más de 56 mil personas.

Tras 33 días de investigación, el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones decidió multar al Administrador Financiero del Transantiago (AFT) con $1.697 millones de pesos por los problemas en la recarga de tarjetas BIP producidos el viernes 1 de marzo en los centros vinculados a la red Transbank y CMR.

La caída del sistema provocó que más de 56 mil usuarios perdieran las cargas que efectuaron ese día, dinero que fue devuelto posteriormente por el AFT, integrado por BancoEstado, BCI, Banco Santander, Banco de Chile, Falabella y Sonda.

El ministro de Transportes, Pedro Pablo Errázuriz, se mostró conforme con la multa aplicada. “Nos interesa que estas situaciones no vuelvan a ocurrir. No es posible que una empresa falle en sus obligaciones generando daños a los usuarios. Eso no puede volver a pasar” afirmó el titular del MTT.

La multa al AFT es una de las más altas aplicadas a una organización vinculada al Transantiago, pero puede ser apelada a través de un mecanismo en el cual la empresa puede efectuar sus descargos sobre la falla.