Pasadas las 17:00 hrs el hijo del ex ministro Pablo Longueira, Juan Pablo, anunció en la sede de la UDI que su padre se bajaba de la carrera presidencial. Según detalló en su breve conferencia de prensa, el ex senador lo hacía por razones de salud: “su salud se fue deteriorando producto de un cuadro de depresión médicamente diagnosticado”, dijo desatando un terremoto político en su partido y en el resto de las coaliciones políticas.

De hecho, desde Laurence Golborne, a quien bajaron para instalar a Longueira como presidenciable, a la candidata de la Nueva Mayoría Michelle Bachelet, opinaron de su renuncia.

Su hijo Juan Pablo explicó que “hay momentos en la vida en que el hombre propone y dios dispone. Frente a ello hay que tener la voluntad y el corazón para reconocer que hay dificultades que superan nuestra fuerza, y la responsabilidad y generosidad con un país, para entender que sobre las personas deben estar los ideales a los cuales queremos servir”, expresó.

Longueira hijo remató aseverando que “nos vemos enfrentados a este doloroso e ineludible momento. Por su responsabilidad con Chile, con su alianza político y su partido político, nuestro padre ha presentado hoy su renuncia a su candidatura presidencial”.

Luego de las palabras de Juan Pablo, su jefe de comando el ex candidato y ex ministro Joaquín Lavín dijo que le había comunicado hacía pocos minutos al presidente Piñera: “le he informado minutos atrás de la decisión de Pablo Longueira al Presidente de la República, al presidente de la UDI, y al presidente de Renovación Nacional, manifestándoles, al mismo tiempo, a nombre de Pablo Longueira, su profundo agradecimiento por todo el apoyo que recibió y su decisión de dejarlos desde ahora en adelante en libertad de acción”.

“Para los que hemos trabajado en estos últimos meses con Pablo Longueira, este es un momento especialmente triste, sabemos que se va a recuperar, pero para eso necesita tiempo y tranquilidad”, dijo Lavín.

Lavín dijo además que “e nombre de todos los que trabajamos en su campaña, queremos decirle a Pablo, a la Chichi y a sus hijos, que apreciamos todo el esfuerzo familiar que han hecho en estos meses y en estos días tan duros que les ha tocado vivir”, expresó.

LOS NOMBRES QUE SUENAN

El artículo nº38 de la Ley de Primarias dice que “si un candidato nominado fallece o renuncia a su candidatura por medio de una declaración efectuada ante notario y presentada al Servicio Electoral (…) se procederá como sigue: si se trata de un candidato Presidencial o a Alcalde, el partido político, el pacto electoral y los partidos que lo integran, quedarán liberados para designar sus candidatos, en forma individual o en pacto electoral, de acuerdo a sus estatutos y a lo dispuesto en las leyes Nos 18.603, 18.700 y 18.695, pudiendo en tal caso nominar a cualquiera de los candidatos que participaron en la elección primaria, o a otra persona si así lo deciden”.

Es decir, Andrés Allamand podría ser candidato presidencial tanto de la Alianza o solo de Renovación Nacional, en el caso de que se presenten dos candidatos presidenciales, tema sobre el cual han evitado referirse los dirigentes políticos de los dos partidos que conforman la coalición de derecha. Allamand aceptó recientemente la candidatura senatorial por Santiago Poniente bajando a Catalina Parot, quien había sido la generalísima durante su campaña. El ex ministro de defensa no ha salido a hablar públicamente sobre la renuncia de Longueira y se militó a enviar un breve comunicado de prensa expresando su apoyo al ex ministro de Economía.

En la vereda contraria, se especulan con dos nombres en la Unión Demócrata Independiente: la actual ministra del Trabajo, Evelyn Matthei, y el ex ministro de Obras Públicas, Laurence Golborne. Matthei comentó en el Congreso que se está volviendo a “fojas cero” en vistas a las elecciones de noviembre. Cuando le preguntaron por su opción de ser la nueva candidata, dijo que “no es el momento de andar negándose ni de andar ofreciéndose”, aclarando que de llegar a hablar del tema será en privado y no con la prensa.

Golborne, quien era el candidato presidencial de la UDI antes de Pablo Longueira, afirmó que la enfermedad del ex secretario de Estado es algo “tremendamente triste” y que “lo que corresponde es ayudarlo a que ojalá se recupere prontamente”. Sobre la oportunidad de volver a ser el abanderado de la UDI, dijo que “no corresponde ni es el momento” de hablar del tema, sin cerrar aquella opción.

El futuro de este puesto será definido en los próximos días, donde la UDI anunció que llevará a cabo una comisión política para determinar quien ocupará la plaza dejada por Pablo Longueira.

SEBASTIÁN PIÑERA: “ESTOY SEGURO QUE LO HIZO PENSANDO EN EL BIEN DE CHILE Y LA ALIANZA”

La sorpresiva baja de Longueira provocó también que el presidente, Sebastián Piñera, realizara una conferencia de prensa para referirse al tema. En ella mostró su apoyo al ex candidato y a su familia.

Piñera aseguró estar seguro que “para Pablo Longueira esta situación no ha sido fácil pero estoy seguro que lo hizo pensando en el bien de Chile y la Alianza”. “Conozco a Pablo Longueira desde hace más de treinta años. Conozco su labor como dirigente político, como diputado, como senador, y en los últimos años, como ministro de Estado. Si hay algo que caracteriza a Pablo Longueira es la forma en que enfrenta y asume los desafíos de la vida. Siempre con nobleza, con lealtad, coraje, pasión y una vocación de servicio público que ha sido la compañera de toda su vida”, comentó Piñera.

Finalmente, llamó a la Alianza a buscar unidad en la discusión sobre quién será el representante en miras a las elecciones de noviembre: “hoy no es tiempo de pequeñeces ni de divisiones. Todo lo contrario. Es tiempo de unidad, de grandeza, de generosidad. Y quiero pedirles a todos los dirigentes, simpatizantes y partidarios de la Alianza por Chile, que sepamos actuar como Chile espera de nosotros”.

La ex presidenta y actual candidata por la Nueva Mayoría, Michelle Bachelet, también se refirió al tema desde su comando ubicado en el Barrio Italia, donde le deseó a Pablo Longueira una pronta recuperación para que pueda “continuar con lo que es su pasión, la labor social”.

“Esperamos que Pablo y su familia puedan pronto superar este momento tan doloroso” dijo la candidata, para luego decir que la decisión de declinar con su candidatura la dejó “impactada”. “Por lo que ha sido toda su carrera política, me imagino lo duro y difícil de la decisión”, aseguró Bachelet.