Los concejales de Ñuñoa, Paula Mendoza (PS), Jaime Castillo (DC), Alejandra Quevedo (PS), Alejandra Placencia (PC), y Eduardo Topelberg (PRSD), reclamaron esta mañana por la desigualdad que se estaría produciendo en la aplicación de la Ley sobre Propaganda Electoral por parte del municipio, en favor de la hija del alcalde y candidata a diputada RN, Marcel Sabat.

“Estamos aburridos del intervencionismo desatado de este señor. Ya no le basta con intervenir la comuna en favor de los intereses de las inmobiliarias, sino que ahora tiene miedo de que nuestros candidatos ganen. La Ley de propaganda electoral debe aplicarse bien y en Ñuñoa eso no pasa: aquí hay manga ancha para las ‘candidaturas Sabat’, mientras que a los candidatos de la Nueva Mayoría se les saca todo en pocas horas. Eso no es democracia”, señaló Paula Mendoza.

En tanto, el concejal DC, Jaime Castillo, dijo que se denunciaba discriminación y “aplicación unilateral” de la Ley de Propaganda Electoral por parte del alcalde Pedro Sabat “y sus funcionarios que con apreciaciones antojadizas hacen retirar los elementos publicitarios de nuestros candidatos, los que misteriosamente no llegan a las bodegas municipales y los que llegan lo hacen destruidos”.