Luego de los diversos condoros en los nombramientos del próximo gobierno de la Nueva Mayoría, un equipo encabezado por el futuro subsecretario de Interior, Mahmud Aleuy, comenzó un rechequeo de los antecedentes de las autoridades designadas para intentar evitar más problemas políticos para la futura administración.

Esto, porque tras la renuncia de Peirano y los cuestionamientos a los subsecretarios de Bienes Nacionales, Agricultura, y al intendente de Tarapacá, la idea en el bacheletismo es remover de una sola vez a todos los personeros nombrados con antecedentes reprochables, con el objetivo de concentrarse en la designación del resto de las autoridades (jefes de servicio, gobernadores, etc…)

En el contexto de dichas indagaciones, según informa La Segunda trascendió que ya habrían dos nuevas autoridades designadas en la mira: uno por conflictos de interés, y otro por un incidente con Carabineros.

Por su parte, Hugo Lara Torres, – “subse” designado de Agricultura-, ya tendría decidido renunciar al cargo antes de asumir, debido a los cuestionamientos a su probidad por la docena de demandas que enfrenta, y a casos ya cerrados por giro doloso de cheque y apropiación indebida.

El militante DC incluso ya tendría redactada su dimisión, la que todavía no habría anunciado ante la orden expresa del equipo político de la Mandataria electa de esperar un pronunciamiento oficial del futuro Gobierno.

Asimismo, fuentes de la Nueva Mayoría comentan que, por la presión mediática sobre él, es casi segura la renuncia del subsecretario de Bienes Nacionales designado, Miguel Moreno, aunque éste sólo ha señalado a sus cercanos que todavía se encuentra evaluando dicha decisión.