Este lunes, la Corte Suprema ratificó la pena de 18 años contra el machi Celestino Córdova por el delito de incendio con resultado de muerte en el caso del matrimonio de Luchsinger-Mackay, ocurrido el 4 de enero del año 2013 en la comuna de Vilcún, Región de La Araucanía.

Esta confirmación llegó luego de que los jueces, en fallo unánime, desestimaran la petición de nulidad realizada por la defensa de Córdova. Karina Riquelme, abogada defensora, aseguró en su momento que “mi representado fue acusado por distintos hechos, ninguno de ellos comprobado, para luego ser condenado por otro tipo de actividades”.

Para establecer la pena de 18 años, los magistrados consideraron la intachable conducta anterior del machi, pero esta decisión también se vio afectada por la agravante de que el delito se cometió de noche o en un lugar despoblado.

“La vida humana constituye el derecho primordial, básico y esencial sobre el que se erigen los demás derechos fundamentales. Bien jurídico que en el caso de marras resultó destruido, lo que justifica la alta penalidad con que nuestro ordenamiento jurídico penal, sanciona la conducta concurrente al caso”, justificaron los jueces.

Jorge Luchsinger, hijo de la pareja fallecida en el incidente, aseguró al conocer esta ratificación que “nosotros siempre hemos querido saber como familia la verdad de todo lo que pasó esa noche y eso significa que no solamente hubo una persona que actuó, que fue Celestino Córdova, sino que fueron varios más y entablar más allá de las tesis que manifestó la Fiscalía parte de la verdad de lo que dice Córdova es conocer a los demás participantes”.

Luego afirmó que no le extrañaba la decisión de Córdova de realizar una huelga de hambre una vez en conocimiento de esta resolución, añadiendo posteriormente que la tensión en La Araucanía. “Sin duda que eso va a ser un pretexto para estos grupos sigan actuando y sigan recibiendo más financiamiento desde el extranjero, pero tampoco puede ser esa la causal de que la justicia actúe como tiene que ser”, afirmó Luchsinger.

Finalmente, el diputado de Renovación Nacional José Manuel Edwards, agregó que le “parece lógico que se ratifique esta condena contra una persona acusada de carbonizar vivos a una pareja de adultos mayores, por lo que estamos satisfechos con esta decisión, y esperamos que este tipo de resoluciones sirvan también para que las autoridades entiendan los efectos de eliminar la Ley Antiterrorista”.

También comentó que “si vemos un aumento en la violencia en los próximos días, esa sería información suficiente para demostrar que estas personas no son delincuentes comunes, que son grupos organizados terroristas y que lo que corresponde es la aplicación de la Ley Antiterrorista en todos estos casos”.

Finalmente, Edwards aseveró no querer “más hechos de violencia que perjudiquen la paz social en nuestra región” por lo que llamó al gobierno a dar “una señal de que aquí se van a defender a las víctimas y no a los victimarios”.