empleoA1

La desaceleración por la que atraviesa la actividad económica, con reiteradas revisiones a la baja por parte del Banco Central, más la incertidumbre que pueden generar las reformas que impulsa el gobierno, sobre todo por la oposición por parte de la derecha y el empresariado, no han logrado tener efecto sobre la cesantía que sigue en niveles de pleno empleo.

Según la cifra que dio a conocer el INE este martes, la desocupación llegó a 6,1% en el trimestre móvil septiembre-noviembre, la menor cifra desde el periodo febrero-abril de este año.

El indicador muestra una baja en el desempleo respecto del trimestre anterior (agosto-octubre), donde llegó a 6,4%. En el mismo periodo del año pasado, la cesantía llegó a 5,7%.

El Instituto Nacional de Estadísticas explicó que la disminución trimestral es onsecuencia del incremento de Ocupados que subió en 0,9% y de la tercera disminución de Desocupados que bajaron en 5,1%.

“En lo primero incidió el impulso de Asalariados en Agricultura y Actividades Inmobiliarias, Empresariales y de Alquiler, además de los trabajadores por Cuenta Propia en Comercio. La disminución de Desocupados se concentró en cesantes hombres y mujeres con bajas de 5,2% y 4,5%, respectivamente”.

Por otro lado, la Fuerza de Trabajo anotó una expansión anual de 2,1%, como consecuencia de un mayor crecimiento de Ocupados (1,8%) y un menor ritmo de incremento de Desocupados (8,4%).

En Ocupados, incidió el primer aumento en hombres (0,7%) luego de cuatro disminuciones consecutivas, al tiempo que el incremento menor de la desocupación estuvo explicado por una desaceleración de cesantes hombres y mujeres, como ya estaba dicho.

La población Fuera de la Fuerza de Trabajo o Inactiva se incrementó 0,8% anual, incidido por el aumento de Inactivos hombres (2,4%), principalmente Inactivos habituales (3,5%), ya que las mujeres Inactivas anotaron su tercera disminución anual consecutiva (-0,1%).

Desde el peak del desempleo en junio-agosto con un tasa de 6,7%, la tendencia ha sido de una sostenida baja, en medio de la puesta en marcha de la reforma tributaria, y de la caída en la inversión.