burgos

El ministro del Interior, Jorge Burgos, desmarcó al gobierno del presunto trabajo de precampaña que habrían encabezado el ex ministro Rodrigo Peñailillo y el operador político Giorgio Martelli, todo esto luego de que la semana pasada el ex director del SII, Michel Jorratt, acusara en entrevista con Qué Pasa que había recibido presiones de la secretaría que liderada Peñailillo para no meterse en SQM, a instancias de que precisamente la firma de Martelli pagó por servicios del ex secretario de Estado y otras personas que aterrizaron en la campaña y en el gobierno durante los años 2012 y 2013, mismo periodo en que facturó para la fililal de la minera no metálica, Salar.

“La Presidenta de la República asumió su decisión de ser candidata, sin mal no recuerdo, a mediados de marzo de 2013, hasta antes de eso, ella más bien no había tomado la decisión”, dijo Burgos en Tolerancia Cero, quien precisó que después de esa fecha y hasta antes de la elección se usaron lo métodos habituales de recaudaciones y donaciones que utilizan todos los candidatos; sin embargo, el jefe de gabinete, precisó que lo “complicado es sostener el periodo previo”, a saber, antes del momento en que la actual Jefa de Estado decide volver a postular a la primera magistratura del país.

Según Burgos, lo delicado de ese momento, es que “todo indica que en ese periodo aparentemente algunas personas, usando el nombre de la presidenta de la República, establecieron fórmulas de recaudatoria, y esa es una cuestión que a mi juicio van a tener que demoatrar, tendrán derecho a la defensa”, sostuvo el ministro, quien además agregó que Bachelet “me ha instruido que en materia de investigación tenemos que colaborar y es no hacer ninguna actuación que evite que algo se investigue”.

Al ser consultado por el hecho de las boletas que el propio Peñailillo y otros colabores de la campaña y el posterior gobierno emitieron a Martelli, Burgos no quiso confirmar que efectivamente se tratase de un asunto de precampaña. “No tengo constancia”, precisó.

“Lo que sí digo es que hay un hecho cierto, me resulta complejo que antes de esa fecha haya habido una instancia recaudatoria”, puntualizó Burgos, quien respondió que de confirmarse, “si me dan cuenta de un ilícito tengo incluso la obligación de denunciar”.

Si bien tanto Peñailillo como el propio Jorratt aseguraron que los trabajos a Martelli fueron efectivamente realizados, las fechas en que se emitieron boletas y el operador político facturó a Salar, y al grupo Angelini son coincidentes.

La semana pasada los abogados en la empresa de Martelli, Asesorías y Negocios, entregaron información contable a la Fiscalía y esta semana se espera que el geógrafo cuente su verdad cuando concurra a declarar en calidad de imputado.