GIORGIO MARTELLI

Finalmente llegó la hora. El recaudador de platas de campaña y dueño de la empresa Asesorías y Negocios, Giorgio Martelli, llegó a declarar en calidad de imputado al Ministerio Público por la investigación de la arista SQM del caso Penta.

El testimonio del geógrafo se extendió por espacio de cinco horas y se produjo después de que sus abogados entregaron a la Fiscalía información contable de AyN, hecho que arrojó que además de los informes comprados a principios de 2012, hubo otros pagos de la firma al exministro del Interior, Rodrigo Peñailillo.

El fiscal nacional, Sabas Chahuán, calificó de positiva la diligencia, al tiempo que confirmó que se sigue mañana en la tarde e incluso el día viernes si es necesario. Asimismo, no descartó citar a nadie a declarar, como podría ser Peñailillo o el ex director del SII, Miche Jorratt.

Entre los pagos que Martelli hizo a Peñailillo hay al menos 10 pasajes comprados por la empresa, algunos de los cuales fueron ocupados por el ex jefe de gabinete y algunos de sus colaboradores.

Por ejemplo, uno de estos boletos fue usado por Peñailillo en noviembre de 2012 para viajar a Nueva York y de esa manera reunirse con Michelle Bachelet, quien por ese entonces se desempeñaba como Jefa de ONU Mujeres. Además, anoche una información de CNN Chile reveló que Martelli pagó las cuentas de telefonía móvil de Peñailillo algunos meses de 2012 y 2013.

En paralelo a estos antecedentes, The Clinic Online reveló ayer que el exministro y miembros del G90 compraron un terreno en Peñalolén en 2012.

De acuerdo a lo que pudo recoger este medio, la escritura que registra el Conservador de Bienes Raices sostiene que el 30 de noviembre de 2012, Peñailillo junto al actual administrador de La Moneda, Cristián Riquelme, y Flavio Candia, ex asesor de la cartera de Interior, adquirieron un predio en la zona precordillerana de la mencionada comuna.

El terreno en cuestión se encuentra en un callejón llamado Nido de Águila, mismo nombre de la Inmobiliaria que formaron dos de los compradores, y se trata de un proyecto personal que no tiene fines comerciales, según comentaron a este medio cercanos al ex jefe de gabinete.

Para la compra, los amigos pidieron un crédito conjunto por cerca de $300 millones y entregaron $87 millones en efectivo. En la época, trabajaban en la pre campaña de la Presidenta Bachelet.

Cercanos al ex jefe de gabinete de Bachelet confirmaron a The Clinic Online que el predio se trata de un proyecto personal de Peñailillo y sus amigos del G90 y que cada uno, aportó con aproximadamente $100 millones a través de sus responsabilidades en el crédito común.

Qué debe responder Martelli

Martelli, que mañana por la tarde debe volver a la fiscalía, debía responder por haber facturado a SQM Salar, a través de su empresa Asesorías y Negocios, por un monto total de $223 millones entre 2012 y 2013. Asimismo, por el hecho de haber pagado en ese mismo periodo por boletas de honorarios emitidas por una veintena de personas que colaboraron con Bachelet en la campaña y que luego llegaron al gobierno. Entre ellos, el exministro Peñailillo, y el director del SII, Michel Jorratt (ver nota adjunta “La lista de Martelli”).

Además, Martelli debió responder por los pagos recibidos desde el grupo Angelini, hecho que destapó en exclusiva The Clinic Online el pasado 9 de mayo. 

Según la investigación de este medio, el grupo Angelini a través de sus empresas Copec S.A, Celulosa Arauco y Constitución S.A y Cruz del Sur S.A (en el 2012, antes de que fuera adquirida por el grupo Security), le pagaron un total de 208 millones de pesos por “asesorías profesionales”.

Cabe recordar que el Servicio de Impuestos Internos (SII) se querelló en contra de Martelli por delitos tributarios y evasión de impuestos.

Pese a que desde un principio el gobierno trató de bajar el perfil al rol que cumplió Martelli en la última campaña, el geógrafo deberá aclarar la coincidencia de los años en que recibió pagos por asesorías de los mencionados grupos económicos y él hizo lo propio con personas que le emitieron boletas.

La estrategia del gobierno

Desde que se produjo el cambio de gabinete hace dos semanas atrás, la estrategia del gobierno ha apuntado a blindar la figura de la Mandataria de la supuesta precampaña y desentenderse de lo que pudo haber hecho, tanto Peñailillo como Martelli. El vocero Marcelo Díaz ha reiterado que la Jefa de Estado no autorizó ni pidió movimientos de precamapaña antes de que ella anunciara que sería candidata, exactamente el pasado 28 de marzo de 2013.

Ayer, además, la mesa del PPD también se desmarcó de Peñailillo, y aseguró que el partido no puede responder por el actuar de cada uno de sus militantes.