Juan González 01

El ex presidente de la Fundación 11 de Septiembre, Juan González, blindó y defendió hasta con los dientes el trabajo que hizo Manuel “Mamo” Contreras mientras fue director de la DINA.

En conversación con CNN Chile, el lider pinochetista afirmó que a pesar de todo el repudio que la gente siente hacia la figura del “Mamo” y pese a la condena por más de 500 años que el general en retiro quedó sin cumplir en la cárcel tras ser condenado por diferentes crímenes y violaciones a los derechos humanos, al final “Manuel Contreras se la jugó por Chile”.

En esa línea además desestimó todas las acusaciones que recibió el brazo derecho de Pinochet por torturas, detenidos desaparecidos, secuestros e infinitos asesinatos.

“Yo creo que con esto hay una venganza disfrazada de justicia. Estoy seguro que los que defienden los Derechos Humanos lo único que hacen es defender el terrorismo”, lanzó sin pelos en la lengua González, a su vez que señaló que hechos como el denominado caso Quemados, sólo servían para atacar a su general Pinochet.

Se fue como prometió

Otro que alzó la voz tras la muerte de Contreras anoche en el Hospital Militar fue el ex presidente de la Fundación Pinochet, Luis Cortés Villa, quien pidió a todos quienes celebran o se alegran por la muerte del ex director de la DINA, un poco de respeto, caridad y humildad ante la situación. Por otra parte aseguró que al final el “Mamo” se salió con la suya y cumplió con lo que dijo siempre: “Contreras murió como general les guste o no les guste a algunos, y falleció como dijo, no en la cárcel, sino que en una unidad militar.

En conversación con radio Cooperativa, Cortés Villa admitió que “la verdad de las cosas es que pasa a ser sumamente desagradable el hecho de que en el caso nuestro, de militares que han pagado sus culpas o no sus culpas, cuando una persona está falleciendo yo creo que uno debe guardar un cierto respeto”.

La ex cabeza de la fundación Pinochet indicó que el “Mamo” ya había sufrido bastante en primer lugar estando en una cárcel, y luego de eso siendo trasladado en varias oportunidades hasta el Hospital Militar recibiendo toda la ira de la gente que golpeaba su auto, etcétera.