profe

La semana pasada quedó en libertad la profe Caroline Berriman (30) quien confesó que tuvo relaciones sexuales con un alumno de quince años durante dos meses.

La mujer escapó de la cana tras admitir los hechos que se le acusaban, por lo que ahora sólo debe pagar 250 horas de trabajo comunicario y una multa de poco más de 100 lucas.

Pues bien, según consigna La Cuarta, el muchacho más que estar feliz y creyéndose ante sus compañeros relató que todo ese tiempo vivió una completa “pesadilla”.

En conversación con The Sun el adolescente aseguró que tuvo sexo con su profesora unas 50 veces en dos meses y que quedó siempre muerto de susto porque lo hacían “sin protección.

En ese sentido el joven del colegio Abraham Moss Community School reveló que su maestra lo pilló por Facebook y le pidió el teléfono. Comenzaron a hablar y de a poco las conversaciones fueron cambiando de tono.

A juicio del menor, su profe instaló un tipo de relación anormal, de hecho le decía que su hija lo llamara papá.

“Nos enviábamos mensajes y llamábamos todo el tiempo. Se volvió en un tipo de relación cada vez más y más seria. Después me llamaba los fines de semana y me pedía que las pasara a buscar. Lentamente se volvió más serio, hasta el punto de que su hija me llamó papá”.

A su vez precisó que la mujer lo tenía en una especie de amenaza argumentándole que si terminaban iba a romperle el corazón a la hija.