París EFE 13

En conferencia de prensa durante la tarde de este sábado el fiscal de París, Francois Molins, entregó los primeros datos oficiales sobre la investigación de los atentados terroristas que sacudieron a París la noche de ayer.

El persecutor aseguró, según consigna The Guardian, que hasta ahora hay 129 muertos y 352 personas heridas, de las que al menos 99 siguen en estado crítico. Según confirmó a los medios locales, siete terroristas han muerto tras los ataques.

Sobre las pruebas con las que cuenta hasta ahora, Molins dijo que en relación al ataque ocurrido en el Stade de France, donde la noche de este viernes se celebraba un partido amistoso entre Francia y Alemania, que la primera explosión fue en la puerta “D” del recinto. A esto agregó que en el lugar dos cuerpos fueron encontrados, uno de ellos corresponde a uno de los atacantes que llevaba un cinturón con explosivos y el otro a un transeúnte.

En un bar del distrito 11 en el que se dio uno de los cuatro tiroteos que se registraron, el fiscal, detalló que los hombres armados llegaron en un auto Seat al lugar atacando a más de 30 personas. En el lugar murieron 15 y 10 resultaron heridas.

La autoridad confirmó que la mayor cantidad de muertes se produjo en la sala de conciertos Bataclan. Según la cifra oficial fallecieron 89 personas y aún no se ha determinado el número de heridos. En el mismo lugar, perdieron la vida tres terroristas, uno en manos de las fuerzas especiales y otros dos producto de la explosión de sus chalecos.

El fiscal, aseguró que de los siete terroristas muertos durante la jornada de horror en París, todos eran Kamikazes. Asimismo sostuvo que al menos se pudo detectar la coordinación de tres grupos operando para cometer los ataques.

Hasta ahora parte de la investigación se centra en Bélgica, lugar en el que se habría arrendado uno de los vehículos que utilizaron los terroristas para cometer los ataques.

Recordemos que el Estado Islámico, se adjudicó los hechos. “Que sepa Francia y los que van en su camino que van a estar a la cabeza de los objetivos del (grupo) Estado Islámico y que el olor a muerte no va a abandonar sus narices mientras que lideren la campaña cruzada” contra los yihadistas en Siria e Irak, amenazaron en un comunicado.