A_UNO_561083

El Caso Basura ha llevado al Ministerio Público a investigar otras licitaciones que no tienen relación directa con la que se realizó entre el municipio de Maipú y KDM por el manejo de residuos que dio origen a la causa.

Una arista que se está indagando, como publicó ayer The Clinic Online, son los múltiples contratos por más de $6.500 millones con 28 municipios y ocho instituciones públicas del empresario Lorenzo Pérez a través de Infraestructuras Deportivas y Recreacionales Chile Spa (IDR) y Multiservicios Ingeniería y Construcción (MIC), ambas controladas por Inversiones Puertas Verdes.

Pérez se encuentra formalizado por asociación ilícita, fraude al fisco y lavado de activos por su participación en la presunta red de corrupción que habría operado en Maipú y Cerro Navia. Como constató este medio, tras la medida obtuvo 16 licitaciones, por más de $570 millones a través de IDR para la construcción de canchas deportivas.

Pero este no es el único flanco que complica a Pérez. En la causa se abrió una puerta hacia otra compañía de la que formó parte el empresario: Ahimco Ingeniería y Construcción, creada en el año 1999 y dedicada a la ingeniería eléctrica, que se vinculó con la internacional Citeluz cuando ésta se instaló en Chile en el año 2007. Así consta en la foja 6119 número 4606 del Conservador de Bienes Raíces del año 2007 que consigna que ambas compañías formaron una sociedad. Según explica la actual administración de Ahimco, de la que Pérez ya no forma parte, el trato fue para ese proyecto en específico.

Pues bien. En el año 2011, Citeluz se adjudicó un contrato de “Servicios integral para la mantención, reposición y mejoramiento del alumbrado público” en Cerro Navia.

Clave en su triunfo fue que se le asignó, en cuanto a experiencia, una ponderación de 40%. Chilectra, por ejemplo, sólo obtuvo un 14% en este ítem. La explicación, según han declarado concejales de Cerro Navia ante Fiscalía, es que el administrador municipal Marcelo Torres y Marcela Morales de Secpla, les dijeron que las bases consideraba experiencia nacional e internacional. En este ítem Citeluz tenía ventaja, pero lo cierto es que tal requisito no figuraba en las bases.

Esta licitación de $579 millones en cuatro años -adjudicada a Citeluz-, fue el hilo porque el que se comenzó a preguntar por Ahimco, una empresa que se relaciona con múltiples municipios y que es la que más dinero ha traído a las arcas de Pérez. Entre el año 2006  y enero de 2012, cuando Pérez se desvinculó definitivamente de la compañía -la  promesa compraventa de acciones fue en diciembre de 2011-, figuran en Mercado Público cerca de 50 licitaciones por alrededor de $11 mil millones.

En el expediente, por ejemplo, consta que el 10 de diciembre de 2015, y en relación con licitación de Cerro Navia, la fiscalía consultó al gerente general de Citeluz, Gerardo Ramírez Badilla, “¿qué relación comercial ha tenido o tiene la empresa Citeluz con la empresa Ahimco?”. Y este responde: “en el año 2007 cuando asumo el cargo de gerente de administración y finanzas de la empresa Citeluz Chile, se encontraba constituido un consorcio entre la empresa Ahimco y Citeluz, a fin de ejecutar un proyecto específico en la comuna de La Granja, el cual consistía en instalación de luminarias y redes eléctricas, asimismo, existía una subcontratación de Ahimco para la ejecución de un contrato con el Transantiago a través del Serviu, el cual consistía en instalación de luminarias en los paraderos del Transantiago”.

Relata, además, que el trato consistía en que Citeluz financiara el proyecto y Ahimco llevara a cabo la parte operativa con miras a repartirse el 50% de las utilidades. “En cuanto a la relación o con quién me entendía comercialmente en la empresa Ahimco, este era el contador Ilabaca, no recuerdo nombre exacto, sin embargo en algunas reuniones me entendía con Lorenzo Pérez, quien se presentaba como gerente general y socio de la empresa”, declaró.

Posteriormente, fueron consultados concejales de Cerro Navia por esta licitación. Y Pérez fue interrogado por todas las empresas donde tuvo participación Puertas Verdes, incluida Ahimco.

NUEVA ADMINISTRACIÓN

El actual gerente general, Iván Gatica,  explicó que en julio de 2011, el directorio pidió la renuncia de Pérez como gerente general,  esto tras descubrir que el exejecutivo había montado una empresa paralela en las instalaciones de Ahimco y que operaba con su base de datos.  Se trata de la empresa Multiservicios Ingeniería y Construcción (MIC), controlada por Pérez y también investigada por la fiscalía.

Posteriormente,  la administración le solicitó a Pérez vender su participación del 30%, que se concretó a través de una venta privada en enero de 2012.

A su vez, Gatica aseguró que todas las licitaciones se encuentras en regla y que siempre resguardaron el buen manejo de la entidad.

Consultamos a los municipios que han tenido relación con la empresa, pero no fue posible obtener una respuesta de cómo se llevo a cabo los procesos licitatorios. Sólo la Municipalidad de Rancagua, que  público  la licitación cuando Pérez aún era parte de la compañía, pero la adjudicó con posterioridad, explicó que Ahimco obtuvo la mejor ponderación y oferta económica, por lo tanto, se adjudico el contrato. Sin embargo, la segunda licitación de mantenimiento,  N° 2402-141-LP13, se dio término anticipado al contrato por desacuerdo entre las partes.

En tanto, el director de la Agencia de Eficiencia Energética, Diego Lizana, explicó que la licitación en San Clemente, del año pasado -con Pérez ya fuera de la empresa- se enmarca en la agenda de recambio tecnológico impulsado por el Ministerio de Energía que incluye un total de 85 comunas. La primera etapa se llevó adelante el año pasado y se adjudicaron 11 licitaciones, una de ellas a Ahimco.

Según dijo Lizana, la empresa cumple con los requisitos y concretó bien el proyecto. “El proyecto de San Clemente a cargo de la empresa Ahimco ha sido realizado incluso antes de lo presupuestado según los plazos establecidos”. Al mismo tiempo, indicó que todos los procesos son públicos y transparentes.  Y apuntó a que desconocía el rol del cuestionado empresario en la empresa, lo que se condice con que éste ya no es parte de Ahimco.


EL IMPERIO DE PÉREZ

El empresario Lorenzo Pérez, investigado por el Ministerio Público por su presunta participación en la red de corrupción de Maipú y Cerro Navia, para arreglar licitaciones, defraudar al fisco y lavar activos en el marco del Caso Basura, ha tenido negocios con el Estado que van desde la construcción de canchas de fútbol a la instalación de alumbrado público. Sus empresas participan en millonarias licitaciones públicas por todo el país.

El ilícito por el que Pérez está imputado consistía en coludirse para “arreglar las licitaciones” a través de sobornos. Posteriormente, según el Ministerio Público, el dinero defraudado al fisco era lavado.

El caso estalló en Maipú por la millonaria licitación para recolección y disposición final de residuos adjudicada a KDM.

La arista que llevó la investigación hacia Cerro Navia, fue el rol de Marcelo Torres, quien era concejal en Maipú y administrador municipal de la comuna dirigida por el RN Luis Plaza. El Ministerio Público, siguendo esta hebra, determinó que había contratos cruzados entre ambos municipios por servicios que no habrían sido prestados.

Torres abrió además otra caja de Pandora: Lorenzo Pérez, cercano a Torres, quien está con prisión preventiva, habría sido uno de los empresarios favorecido con las licitaciones truchas en Cerro Navia.
En específico, al ingeniero eléctrico la fiscalía le levantó cargos por un contrato ficticio para arrendar vehículos municipales. El delito habría generando un perjuicio fiscal de $447 millones.

Según el Consejo de Defensa del Estado y la Fiscalía, dos de sus empresas, la sociedad Inversiones e Inmobiliaria Puertas Verdes y Multiservicios Ingeniería y Construcción (MIC), controlada por la primera, fueron utilizadas por Pérez y Marcelo Torres, sindicado como líder de la asociación ilícita, para lavar los dineros irregulares obtenidos en la licitación de recolección y disposición final de residuos adjudicada a KDM en Maipú. Con Puertas Verdes estuvo en Ahimco hasta el año 2012.

LA DEFENSA

En diálogo con The Clinic Online, la abogada de Lorenzo Pérez, Diana Correa, sostuvo que las acusaciones de la Fiscalía son falsas y que su cliente es “absolutamente inocente”.

“Las imputaciones que hace la Fiscalía se basan en hechos que jamás han ocurrido. Esta afirmación no la hago yo, sino que fue lo indicado en la resolución de 27 de agosto donde no se tuvo por acreditado ninguno de los hechos imputados a mi representado, lo que fue ratificado por la Corte de Apelaciones de Santiago”, afirmó Correa.

Además, la abogada explicó que “Pérez ha colaborado incansablemente en la investigación prestando declaración en más de 8 jornadas. Respecto a los delitos de asociación ilícita por ser un supuesto testaferro de Marcelo Torres y por lavar activos del mismo, demostramos en audiencia con documentos públicos y privados que todo el patrimonio de mi representado es fruto de su trabajo y éxito empresarial. Se demostró de donde salió hasta el último centavo por lo que esas imputaciones son irreales”, sostuvo, y agregó que están confiados en que no habrá sentencia alguna.

En cuanto a las licitaciones adjudicas a Pérez, Correa sostuvo que “son públicas, transparentes y se han realizado en el marco de la absoluta legalidad. Es impensable que esas adjudicaciones se hayan producido por influencias de terceros”, también afirmó que Pérez seguirá participando de estos procesos porque son parte de su giro comercial y a eso se dedica.

*Nota de la Redacción: Esta nota fue modificada con fecha 7 de marzo del año en curso, luego de que desde Ahimco se precisara que la relación con Pérez culminó en enero del año 2012. Hasta mediados del año 2011 fue Gerente General.

Vea también:
Caso Basura: Tras ser formalizado por lavado de activos y fraude al Fisco, Lorenzo Pérez ganó 16 licitaciones por $570 millones – The Clinic Online