carlos ominami A1

“Yo quería decir, a propósito de la discusión de la audiencia, no he entregado ninguna boleta. Segundo, no he emitido ni facilitado la entrega de ninguna factura. No soy contribuyente de IVA. No me he concertado maliciosamente con nadie. Y de los dineros que aquí están en cuestión no ha entrado ni el más mínimo peso a mi cuenta”.

Así comenzó sus descargos el ex senador PS, Carlos Ominami, tras salir de la audiencia de formalización en torno a la investigación por el caso SQM, que lo dejó con arraigo nacional en medio de los 5 meses que se fijaron como plazo para indagar en el tema.

Ante una multitud de periodistas que lo esperaban a la salida, Ominami precisó que “esos 150 millones de pesos (que expusieron en la sala) entraron a la cuenta de Alerce y serán ellos quienes tendrán que explicar qué sucedió con esos dineros (…) Aquí se ha afectado mi honra, mi familia y mi desempeño profesional”.

Al ser consultado por qué no habló al momento de ser citado por la Fiscalía, el padre adoptivo de MEO contestó que básicamente “hice uso de mi derecho de guardar silencio ante el Ministerio Público porque no estaban todos los antecedentes. Si los hubiese tenido yo podría haberle dicho que aquí se mintió y se mintió de manera grosera en la segunda declaración de Milton Lee”.

En otros pasajes de su conversación con la prensa, el ex parlamentario explicó que “solicitar contribuciones a las empresas no solo es legal es la forma a través de la cual de acuerdo a la ley se financia una gran parte de las campañas”.

Por todo lo expuesto anteriormente, dijo Ominami, es que “nosotros vamos a defender mi inocencia hasta el final y no estamos dispuestos a ningún tipo de salida alternativa porque sentimos, sabemos, que somos inocentes”.

En este punto de sus comentarios, el abogado defensor de Ominami, Pelayo Vial, le quitó culpas al ex senador indicando que “el dinero ingresó a la cuenta corriente de Alerce. Tributariamente Alerce justifica 38 millones de SQM, la diferencia entre 150 millones y 38, no está aclarada”.

En esa línea el otro jurista encargado de defender a Ominami, Carlos Mora, tomó la palabra para afirmar que su cliente nunca tuvo conocimiento “cómo eran las formas de recaudar los dineros, el señor Ominami no tenía ninguna posibilidad de conocer esas facturas”, indicó, al mismo tiempo que sostuvo que Milton Lee era el administrador electoral del padre adoptivo de MEO.

Por otra parte vale decir que previo a esta audiencia, ayer el Servicio de Impuestos Internos decidió querellarse contra el padre adoptivo de MEO, acción que se adhiere a la presentada el día 30 de octubre del año pasado.

Pues bien, en la querella de este martes se apuntó a su presunto actuar en contra de la Ley de Donaciones. La arremetida del SII surge por las facturas que emitieron por Alerce Talleres Gráficos, y que SQM ya rectificó durante el año pasado.

De las 8 facturas emitidas, seis fueron por montos entre 19 a 23 palos, mientras que las dos restantes fueron por 23 palos 800 mil pesos.

El pasado 2 de julio el ex senador Carlos Ominami admitió al SII que el ex gerente general de Soquimich, Patricio Contesse, comprometió aportes a su campaña senatorial.

Consultado por los antecedentes que se tenían de que Ominami le pidió a Milton Lee, representante legal de la Sociedad Alerce Talleres Gráficos, y ex tesorero del Partido Socialista, que emitiera facturas pos un total de $150 millones a SQM, por servicios que en realidad le habría prestado a Ominami, el ex senador respondió que “en mayo o junio de 2009 concurrí a las oficinas de SQM y me entrevisté con el gerente general Patricio Contesse, quien comprometió un aporte a mi campaña senatorial de 2009 en torno a $60.000.000 que podrían ser ampliables, creo que ese monto fue ampliado en algunas condiciones que fueron convenidas con mi administrador electoral Milton Lee”.

Ominami detalló que fue Lee, quien se encargó de todo el asunto de los aportes por parte de la minera no metálica. “Desde esa reunión todos los aportes y la forma de materialización fueron resueltas por Milton Lee. Parto de la base que SQM hacía aportes de acuerdo a la legislación vigente”.

“No tomé conocimiento” de las facturas emitidas por la empresa de Lee a SQM y “en ningún momento pensé que la concreción de estos aportes pudiera hacerse de manera maliciosa”, sostuvo.

El ex senador y padre adoptivo de Marco Eríquez-Ominami, quien también se ha visto vinculado al caso, agregó que “de estos aportes no recibí ningún peso y no emití ningún tipo de boletas o facturas”. Dijo no recordar qué otras empresas “ayudaron con aportes a mi campaña, creo que una de ellas fue Enersis (…) y se hizo de acuerdo a la modalidad legalmente establecida”.

Por su parte Milton Lee arremetió en La Segunda para aclarar que “Carlos Ominami fue quien me pidió facturar a SQM”.

En esa línea el ex tesorero del PS precisó que “cada cual tiene que asumir su responsabilidad. Todos somos adultos y sabemos lo que hacemos”.

Lee se dio el tiempo de precisar además que “a Carlos le hice propaganda (senatorial 2009) y él me pagó… me pidió que yo facturara a SQM para que me pagaran esos trabajos. Punto, no hay más que eso”.