Poco le duró el entusiasmo presidencial al locutor radial y exconductor de CQC, Nicolás Larraín. Esta mañana decidió bajar su carrera a La Moneda y sumarse al equipo de campaña del candidato de Evópoli, Felipe Kast.

A inicios de años, bajo el lema “El día del Nico cambia Chile”, Larraín comenzó el proceso de recolección de firmas para presentarse como candidato del partido Todos.

“Muy agradecido de ver como esta campaña va creciendo y sigue sumando apoyos transversales de personas que tal vez tradicionalmente no se habían involucrado en la política. Creo que que es una demostración de que estamos creciendo, de que somos una alternativa que rompe con los esquemas tradicionales y que permite acoger a ese mundo independiente que no veía cabida en la política tradicional”, dijo Felipe Kast sobre la llegada de Larraín a su comando.

Los tuiteros se dieron un festín con la bajada del candidato que no calentó nunca a nadie.