El actor canadiense, Jim Carrey, se soltó y habló sobre la ardua lucha que ha dado en contra de la depresión.

En entrevista concedida a I News en el marco de la promoción al documental “Jim & Andy”, el también escritor repasó lo que han sido sus problemas con la salud mental, esos que muchas veces lo obligaron a evitar aparecer en público o realizar más películas.

“A veces soy feliz ahora”, lanza Carrey de entrada.

Añade que “en estos momentos no tengo depresión. No hay una ‘experiencia’ de depresión”.

Aclara que “la tuve por años, pero ahora, cuando la lluvia llega, llueve pero no se queda”.

No se queda lo suficiente para ahogarme ahora”, sentenció.